Llorar no siempre es malo

Capitulo 1

Soy Jazmín , una chica de 15 años, normal y corriente y os voy a contar mi historia:
Nací en una familia humilde, de 5 miembros ,mis padres ,mis hermanos pequeños y yo. Cuando nací, mis padres decidieron que lo mejor para nosotros era irnos a otro país, a Irlanda. Desde entonces hemos vivido aquí. Para mí no fue duro dejar nuestro país, ya que yo era muy pequeña , pero para mis padres fue duro ,ya que dejaron familia y amigos para adentrarse en un país desconocido.
Una vez llegados a este nuevo país, enseguida me matricularon en el colegio, donde conocí muchos amigos, y meses después nació mi hermano Sebastián.
Antes de nacer Sebas yo era la mimada y al nacer él, me sentí marginada, por lo cual en un principio no acepte muy bien su llegada. Pasado un año, me di cuenta de que la mejor convivencia con aquel «usurpador de atenciones» era llevarme bien con él, y me fue bien, ya que nos llevamos bien ,aunque como todos los hermanos nos peleamos.
Cinco años después del nacimiento de Sebas, nació Alejandro, el último miembro de nuestra familia. Su llegada me hizo tanta ilusión ,que en sus primeros años fui yo la encargada de cuidarlo, y en ese tiempo me di cuenta de que también Ale había encendido un lado cariñoso de Sebas ya que él también ayudó en su cuidado.
En el colegio fui una de las alumnas más listas de mi clase hasta el tercer curso de primaria, desde entonces mis notas descendieron de sobresalientes a suficientes. ¿Cúal fue el motivo? Mi primer novio.
Al principio todo fue muy romántico, regalos,palabras dulces,besos y abrazos, todo iba muy bien hasta que un día me dijeron que lo habían visto con otra chica. Cuando lo volví a ver le pedí excusas y me lo confirmo , rompí con él y llore en silencio durante varios días. Aquel fue mi primer amor y mi primera desilusión.Desde entonces me prometí que no volvería a llorar por un chico, que equivocada que estaba…

One Response to Llorar no siempre es malo
  1. Julio

    Qué bien narras esta historia. Un detalle: no se lee bien en color rosado, así que cuando tengas un hueco usa el negro, o un rosado más fuerte al menos.

    Me gustaría leer más y este relato, si lo acabas con un par de capítulos más -porque vamos a ver a dónde va esta historia, todavía no hemos llegado al conflicto-, es candidata al libro seguro. Enhorabuena. Wink

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.