El Cocotortuga

Un domingo por la tarde, el animal tan conocido como es el cocotortuga. Tenía el morro de cocodrilo, patas pequeñas y caparazón de tortuga. Este animal era carnívoro y herbívoro; prácticamente se comía todo lo que encontraba, pero a la vez era divertido y tranquilo.

Deseaba salir de un pantano cubierto de tierra mojada y pegajosa para alimentarse de plantas, setas y algunos bichos muertos esparcidos por el suelo. El cocotortuga intentaba salir pero no podía, seguía atrapado sobre esa tierra molesta. No avanzaba con esas patas pequeñas de cocodrilo y ese enorme caparazón de tortuga. Tras haberlo intentado logró salir del pantano y llegó hasta unas piedras grandes y se arrimó donde había sombra. Siguió caminando hasta encontrarse en una especie de selva rodeado de raros bichos de tamaño exagerado. Probó una araña amarilla, luego un escarabajo verde y por último una pata de tigre de color violeta y con un sabor agrio. Al fin decidió quedarse en esa selva extraña y pobre para el resto de su vida.

2 Responses to El Cocotortuga
  1. Julio

    El microrrelato está bien. Tiene sentido, el animal es interesante, pero le falta una pizca de algo para que la historia sea más sugerente. No sabría decirte el qué. Me gusta para el libro, así que recuérdame en clase la historia para decirte mi punto de vista y ver si podemos darle ese poquito que le veo que le hace falta. Por lo demás, me gusta. Wink

  2. Julio

    ¡Hola! ¿Te acuerdas que lo revisamos en la biblioteca? Bueno, te lo pongo aquí para que sepas que cuento con él para el libro, pero cuando lo corrijas ya lo miraré tranquilamente y te echaré un cable con la ortografía. Dale duro que escribes bien y va a salirte genial. Un abrazo Grin

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.