La sencillez de un único ser.

Un frío sepulcral asolaba el nevado bosque, a lo lejos, se podía contemplar unas huellas que a la par de profundas, majestuosas, se abrían paso hacia un sendero sin fin.
Una huellas no tan comunes, mas describían a la perfección el animal que había caminado por ahí.
Un cuerpo voluminoso cuyo pilar para mantenerse de pie, eran unas patas de felino, rígidas y solidas, rápidas y ágiles capaces de abrirse paso por el inexorable bosque de Wincop; un cuerpo robusto como el de un toro, un pelaje oscuro como el mismo tártano recubría su cuerpo, en su lomo; fácil de cabalgar; una gran mecha de pelo claro se abría paso hacia la larga cola que otorga el equilibrio necesario para cazar, comer la carne de cualquier animal; que era, su único deber; y así poder sobrevivir, la gran y tosca mandíbula, de la cual salían radiantes unos desgarradores colmillos; que le facilitaba el poder matar; hacia que su cabeza soportara el fuerte peso de sus dos grandes cuernos que se tornaban hacia dentro. Haciendo de este animal, un ser fuerte, hermoso y feroz.

One Response to La sencillez de un único ser.
  1. Julio

    Muy bueno. Este me parece una descripción poderosa, pero el final es un poquito mejorable desde mi punto de vista -lo que no significa que tenga razón, porque es mi gusto personal-. Lo hablaremos en clase porque por aquí es muy largo de explicar y seguro que en persona lo explico más fácil. Pero me gusta mucho ese uso del lenguaje literario, está conseguido y es difícil. ¡Genial! Wink

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.