Daily Archives: 25 marzo, 2013

Un misterioso asesinato con un único testigo

Era una tarde de otoño cuando me encontré un móvil debajo de unas hojas secas. Inmediatamente, al ver el contenido, fui directa a la comisaría.

-¡Hay una persona muerta! -exclamé.

-¿Qué le ocurre? -preguntó el agente.

-Estaba paseando por el parque cuando me encontré este movil -dije.

-Está bien, deme el móvil, y muchas gracias. Nosotros nos ocupamos.

-De acuerdo.

Pasaron los días y por más que lo intentaba no podía dejar de pensar en aquel móvil, en aquella foto y en aquella chica asesinada, algo me decía que tenía que investigar este caso, pero necesitaré ayuda, pensé de camino al volver a casa visitar a un viejo conocido que me podría ayudar y facilitarme información.

-¿Entonces, me ayudarás?

-Por supuesto, una experiencia más.

Al ponerle al corriente de la noticia se interesó por ella y nos ayudamos mutuamente facilitándole pistas a la policía sabiendo que sería difícil y peligroso.

Un mes después la policía descubrió que era un asunto de drogas en el que Boyle Mariotte ( la víctima), que le debía dinero a unos tíos, había sido fotografiada por Stephanie Meyer, que al ser descubierta en el acto por los mismos asesinos fueron a por ella, y sin suerte acabó muerta con un balazo en la cabeza por estar en el sitio y en el momento equivocados. Los asesinos eran unos puertorriqueños a los que la policía ya había investigado sin suerte. Por fin, después de tanto tiempo, consiguieron atraparlos. Desgraciadamente tuve que quedarme al margen, ya que esto me venía grande. ¡¡Doble asesinato!! Es algo que nunca olvidaré.

 

 

 

 

Llorar no siempre es malo (Capítulo 2)

Capitulo 2   “Seguir con mi vida”

Tras mi ruptura con Edgar, mi primer desamor, no hacía otra cosa aparte de suspirar y llorar. En clase dejé de atender ,por pensar en lo que había sucedido con Edgar, de lo bien que estábamos ,hasta que me decepcionó traicionandome con otra.

Mis notas no tardaron mucho en alarmar a mis profesores, pero… ¿Qué les iba a decir? ¿Acaso ellos entenderían que mi falta de atención y mi alegría en clase se habían desvanecido por un simple desamor? No, seguramente no me comprenderían, ni ellos, ni mis padres.

Menos mal, que tuve el gran apoyo de mis mejores amigas. Melody,la más mayor de todas, y aún así la más loca del grupo. René ,la guapa y buena consejera ,y Celeste ,la más tímida y la más joven. Nosotras formábamos un grupo, nos ayudábamos entre nosotras, nos ´dábamos consejos, nos apoyábamos en los momentos dificiles, guardábamos nuestros secretos más íntimos ,hacíamos locuras juntas, nos cubríamos las espaldas cuando nos metíamos en algún lío… Ellas eran como unas hermanas para mí.

Ellas me ayudaron a superar la tristeza en los que estuve sumida en ese tiempo,y cuando por fin creí que el tema de Edgar ya no me afectaba apareció en mi taquilla una carta de él, en la que se disculpaba y me rogaba una segunda oportunidad.

un secreto inconfesable con un final poco agradable

Años atrás la CIA estaba preparando una misión muy relevante y confidencial, con años de investigación. Para ello se pusieron en marcha y eligieron a dos espías profesionales para llevar a cabo esta misión.
Tres años después..
-Quedamos en el parque de siempre en 30 minutos. Le comunicó por teléfono charles
-Vale. Le contestó Cosette muy seria
30 minutos después en el parque
-¿ Alguna novedad ?
– He de comunicarte que me han descubierto
– ¿Qué quieres decir?
– He tenido un desliz y han descubierto toda la misión
– ¿Te das cuenta de lo que se nos cae encima?, 3 años de misión Charles, no nos lo perdonarán jamás, esto también me incumbe a mi
– Lose, y losiento debería haber tenido mas cautela, debemos uir, tengo dos pasajes a francia para mañana
– JAJAJAJAJAAJA ¿dos pasajes? , VEN AQUÍ . BUMMMMMMM, PUMMMM , PUMMMMMM !!!!!! Te arrepentirás de esto .
Hoy en día han pasado dos meses desde el accidente de la agresiva Cosette y el pobre Charles sigue en el hospital.

divertida y extraña criatura

Era 24 de diciembre en navidad y mi hermana que es muy fantaseosa imaginó ser una especie de masa gelatinosa que se adataba a las aredes cambiando de color, que se alimentaba de polvo y vivía en las paredes. A la mañana siguiente ella desapareció , algo extraño en ella, ya que siempre estaba en todo. Toda la familia la estaba buscando. Mientras, ella después de darse cuenta en lo que se había transformado, el ser que ella misma había creado en su cabeza, asique decidió aprovechar lo que le quedaba de tiempo en disfrutar y descubrir las cosas que podía hacer su ”regalo” de navidad, desde trasasar paredes, hasta poder imitar figuras como una simple lámara. Al final de la noche encontré a mi hermana en su cuarto. Cuando me contó su pequeña aventura no me lo podía creer

Cabeza de tomate

Ahí está él, tan perfecto, de pie, con una flor en la mano, ¿lo podéis creer? ¡Una flor para mí! Me hace tan feliz, me estoy sonrojando, espero él que no lo note, ojalá que no pase lo de siempre. Seguro que no pasará. No, no, no la cabeza no, ya está, otra vez, crece y crece. Seguro que parezco un tomate gigante.

-Eres perfecta –dijo-.
-¿Yo? Pero mira mi cabeza… -dije-.

Se giró, me miró y me dijo:

-No me importa, para mi eres perf… *Boom*

Quedada en el campanario

Una mañana una pareja queda cerca del campanario a 13:00 del mediodía. La chica desesperada mira la hora en el reloj que indica 13:30 y su chico aún no llega. De pronto aparece en el lugar indicado muy cansado y jadeando.
– Siento la tardanza Julia, la guagua ha tenido un imprevisto y no he llegado a tiempo.
– ¿Cómo? ¡Pero siempre me haces lo mismo! ¡Llegas tarde y siempre tienes una buena excusa! ¡Estoy harta y cansada de tiiiii(grita)!
– ¡Pluf¡ ¡boom¡
Empiezan a pelear sin parar, dándose golpes con todo lo que pillan a su alrededor. Pero de repente:
– ¡Boooooommmmmmm! El campanario se desploma cayendo encima de Raúl.
– ¡Ooooohhhh! dice Julia angustiada. No quería que sucediese esto.
¡ Mi amorrrr!
– ¡Estoy aquí Julia! Milagrosamente estoy bien.
– ¡Raúl! Te quiero
– ¡Y yo!
Se abrazan efusivamente y se perdonan. Y no volvió a llegar tarde nunca más.

 Scroll to top