Llorar no siempre es malo (Capítulo 2)

Capitulo 2   «Seguir con mi vida»

Tras mi ruptura con Edgar, mi primer desamor, no hacía otra cosa aparte de suspirar y llorar. En clase dejé de atender ,por pensar en lo que había sucedido con Edgar, de lo bien que estábamos ,hasta que me decepcionó traicionandome con otra.

Mis notas no tardaron mucho en alarmar a mis profesores, pero… ¿Qué les iba a decir? ¿Acaso ellos entenderían que mi falta de atención y mi alegría en clase se habían desvanecido por un simple desamor? No, seguramente no me comprenderían, ni ellos, ni mis padres.

Menos mal, que tuve el gran apoyo de mis mejores amigas. Melody,la más mayor de todas, y aún así la más loca del grupo. René ,la guapa y buena consejera ,y Celeste ,la más tímida y la más joven. Nosotras formábamos un grupo, nos ayudábamos entre nosotras, nos ´dábamos consejos, nos apoyábamos en los momentos dificiles, guardábamos nuestros secretos más íntimos ,hacíamos locuras juntas, nos cubríamos las espaldas cuando nos metíamos en algún lío… Ellas eran como unas hermanas para mí.

Ellas me ayudaron a superar la tristeza en los que estuve sumida en ese tiempo,y cuando por fin creí que el tema de Edgar ya no me afectaba apareció en mi taquilla una carta de él, en la que se disculpaba y me rogaba una segunda oportunidad.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.