Daily Archives: 1 abril, 2013

Y sin más, fui la detective

Tenía hambre, algo no muy raro en mí, y por ese motivo decidí entrar al bazar que queda justo al lado de mi casa para comprarme algo para comer.  Cuando entré no había nadie, algo verdaderamente extraño, ya que era el único bazar de mi barrio. Fui algo asustada hacia la caja registradora, pero no había nadie. Miré para los lados. Nadie. En eso en que me volteo pare ver si hay alguien y detrás me encuentro con el cajero. Menudo susto que me dio el muy… Pues en eso que él entró en la caja, yo cogí una palmera de chocolate para pagarla. Le noté raro, distante, y lo más raro es que llevaba un delantal lleno de sangre, lo cual ya era verdaderamente extraño porque él no tenía carnicería y, por las dudas, le pregunté.

-¿Yeso, Juanjo? -un amigo que conocía desde que tengo uso de razón-. ¿Ya pusiste una carnicería? -pregunté indecisa.

-Emmm si…- me respondió algo dudoso.

-Y ¿Por qué no me lo comentaste? – pregunté cada vez mas asustada.

-Niña, métete en tus asuntos -me dijo de mala manera.

-Joder, que carácter tienes hoy, ¿eh?  -respondí.

Cuando le dije eso, pagué y a punto de irme pude ver la pantalla de la cámara de seguridad, y lo que vi no fue exactamente una carnicería. Para estar segura y no llamar directamente a la policía, decidí ir esa noche a investigar. Cuando ya las luces de las casas estaban apagadas, salí a por mi “misión”. Entré al bazar por una puerta trasera y empecé a buscar pistas. En uno de los pasillos encontré en un esquina un poco de sangre; ya ahí me empecé a asustar, y cuando ya me iba a ir, escuché a alguien entrar y solo se me ocurrió salir corriendo, y así hice.

Cuando llegué a mi casa, directamente llamé a la policía y les comenté lo ocurrido. Ellos vinieron rápidamente y se llevaron a Juanjo. Tras pasar unas horas, un policía me contó que Juanjo estaba en búsqueda y captura y que había cometido grandes delito. Quién diría que iba a actuar durante una noche como detective. Increíble.

El cangrinejo

Un mañana estaba en la playa de un islote al que me había ido de vacaciones. Allí vi a un animal muy extraño con cuerpo de cangrejo y  las patas y orejas de conejo. Le asusté y desapareció entre los árboles.

Esa noche volví a la playa para volver a ver aquel peculiar animal. Y así fué, lo vi. Pero esa vez me llamó la atención que no se fuera despavorido entre los árboles: se metió entre las olas del mar.

La ravaca

Pastando por el césped comienza a saltar y a atrapar moscas con la boca; nada más divertido que observar a la ravaca, mitad rana mitad vaca.

Antes de los 137 días

Ahora mismo estoy sentada en un coche, cuyo destino no tengo ni idea de cuál es. No sé ni quiénes son las personas que me acompañan. Por no saber, no se ni quién soy. Todo lo que deseo recordar, lo he olvidado y lo que quiero olvidar, es lo único que recuerdo de mi vida.

Esa noche estaba de fiesta, supongo que con unos amigos. Sé que no podía haber bebido lo bastante como para imaginarme lo que me sucedió.
A la salida de esa fiesta yo iba conduciendo un coche. Pasé por una rotonda por la que no había que pasar para llegar a mi destino. Creo que fui por ahí para comprobar si lo que se decía era verdad. Al llegar a la rotonda sentí que el coche no respondía y dejé de controlarlo.
Cuando conseguí estabilizarlo, suspiré y levanté la mirada. Vi en el borde de la rotonda a una niña de pelo castaño cobrizo, ojos grandes y estaba vestida con una especie de bata de hospital. Me acuerdo exactamente de cómo era. De repente desaparece y posteriormente la veo dentro de mi coche.
Ese fue el momento exacto antes de que abriera los ojos y me encontrara en la cama de un hospital. Los que dicen ser mis padres me han diche que llevo 137 días en un coma etílico por un accidente de coche.
 

He necesitado escribirlo, porque sé que si le digo a alguien lo que verdaderamente me sucedió, me darían por loca.

Diálogo

M: ¿qué hora es? este hombre siempre igual
H: ¡ Eyy ! perdona estaba entretenido con mi vieja…
M: ¿ CÓMO? Siempre me haces lo mismo, siempre tú y tu madre, tu vieja.. ¡ vieja fea y gorda es lo que es !
(PALIZA)
M: Y ahora vas a pasar de tu vieja, ¡ Hombre ya !
( Llorando se abrazan y se perdonan)

Fayna Marrero Guerra

Carta de Amor:

No te conozco, tan solo te he visto una vez, se que tu tampoco me conoces y que te estraña que te haya enviado esta carta, pero aun así quiero que sepas que el día que te vi, me enamore de ti y nunca te olvidare. Si quieres conocerme te estare esperando, pero recuerda la espera no es eterna.

La historia de Amy

Esta es la historia de una naranja, pero no de una naranja cualquiera, sino de una naranja de oro que todo el mundo deseaba. El 4 de abril de 1957, una mujer llamada Carla, de 25 años aproximadamente, empezó a vender semillas para formar el árbol que se supone que iba a nacer esa naranja. Tenía miles y miles de semillas y mucha gente iba a comprarla. Las semillas eran muy caras, costaban 50 euros cada una , y en esa época solo podían comprarlas gente de mucho dinero.

Una vez apareció por el lugar una chica llamada Amy, que era pobre. Cuando tuvo 16 años se quedó embarazada de un niño llamado Agoney y su madre la echó de casa y empezó a hacer su vida sola. Por desgracia, como no terminó los estudios tuvo que empezar a vivir en la calle. Al lado del descampado donde ella dormía había un pequeño jardín con una gran casa  en la que vivía un chico bastante guapo, rubio, alto, ojos azules, y ella estaba enamorada de él .

Una día Amy iba por la calle con su niño, que por cierto tenía ya 3 añitos, buscando trabajo y de repente vio en el suelo un anillo. Ella, que era una chica muy buena y muy bondadosa, y ese anillo parecía muy caro, lo cojió y lo llevo a la comisaría para que la policía investigar de quién era, porque era muy bonito .

Los policías no lograron encontrar de quién era el anillo y a ella se lo cambiaron por 300 euros. La verdad es que le sirvió para mucho porque pudo darle de comer a su hijo y comprarse ropa nueva.

Unos días después, Amy pasó por el mercado donde estaban vendiendo las semillas y como se vio con dinero dijo: «quien no arriesga no gana», y se arriesgó. Esas semillas no a todo el mundo le tocaban y ella las compró a ver si le salía la naranja de oro para poder venderla, ya que todas las familias ricas de ese lugar la querían. A continuación llegó al lugar donde dormía, con las semillas, por supuesto, y habló con el chico que vivía en la casa de al lado a ver si la podía plantar. Y así fue , la plantó. El chico era muy simpático con ella y la ayudaba siempre que podía .

Al cabo de un tiempo, se enamoraron y tuvieron hijos.

Años después, Amy se acordó de la naranja y de las semillas, y cuando salió al jardín de detrás de la casa vio un árbol enorme con muchísimas naranjas. De repente, vio en el centro una grande y preciosa naranja de oro.

 

Para ti:

Hoy te he echado de menos, más de menos que nunca, y es que cada día que pasa esas ganas de verte y de conocerte, aumentan. Nunca nos hemos conocido, y puede que nunca lo hagamos, pero a pesar de eso, te amo. Te amo tanto que me duele. Y es que solo quiero estar a tu lado, ¿Es tanto pedir? El hecho de que no nos conozcamos, me mata, pero dicen que la esperanza es lo último que se pierde. Yo te voy a conocer, lo sé, aunque tenga que cruzar tierra, agua, viento y fuego para conseguirlo. También querría ser esa persona que provoca tu sonrisa cada día, ver en persona esos hoyuelos que me matan, esos ojos verdes que me son irresistibles, esos rizos que me derriten, total, que te necesito para ser feliz. No puedo vivir sin ti, y no exagero, es la verdad, la pura verdad. Cada foto, vídeo, canción o  la más mínima cosa, me recuerdan a ti.  Cuando te veo o te escucho hablando, no siento mariposas en mi estómago, siento un zoológico entero. Sinceramente, no sabría como darte las gracias por todo lo que has hecho por mi. Si pudiera pedir un deseo ahora mismo, pediría que mi sueño de que estuvieses ahora mismo aquí, a mi lado, se cumpliera. Hay veces, que me pongo a pensar, en que puede que mi amor no sea correspondido. Espero que no, pero si se diera el caso algún día, solo quiero decirte que espero que aprendas a amar tanto como yo te he amado y te amo a ti. Te amaré por siempre y jamás. 

Con amor Irene.

dialogo

carolina lleva esperando 45 minutos a juan , y juan que no llega .

– caro siento tardar tanto , perdí las llaves de mi casa y la verdad que no podía cerrar , y es un grabe problema , siento haberte echo esperar tanto …

+ como que lo sientes ? esto ya no tiene perdón , no es la primera vez que me haces esperar tanto , primero que si tu pelo , después que si tu ropa ,y ahora esto? pierdes las llaves y esperas que te perdone?  ( carolina se volvió loca y comienza  a pegarle , lo tira contra un árbol , luego le pega patadas , lo tira contra la torre , pero el es fuerte y puede , y se aguanta por haber echo esperar tanto tiempo ) estoy cansada de que me hagas esperar tanto siempre por tu tonterias , quiero que termine todo aquí . ( carolina llora)

– Caro ( con una voz muy bajita)

+ ¿que ?( responde llorando)

– lo siento , te prometo que no volverá a pasar , que no te dejare esperar nunca mas , ni 5 , ni 10 , ni 30 minutos ni nada nunca mas , el que te va a esperar soy yo , te lo prometo . Dame la mano , arreglemos esto que nosotros somos mas fuertes que todo esto ,

+ vale , lo siento por todo yo también. te quiero .

-y yo.

 

 

Una carta de amor.

Ahora mismo yo creo que de esta forma podré decirte todo lo que siento por ti. Sé que cerca tuya no te demuestro nada pero por dentro pienso que algún día podré demostrarte todo lo que siento. No sé si fue tu mirada o tu sonrisa de lo que me enamoré, pero si sé que desde que te conocí no paro de pensarte. Escribiéndote esta carta espero que entiendas y sepas todo lo que he sentido y sigo sintiendo es verdad,que todo lo que hago por ti es con todo mi cariño y lo seguiré haciendo aunque nuestra amistad se pierda y no se recupere. Cada día es un día más para levantarme y pensar que te podré decir todo lo que siento,que tus miradas y tus sonrisas me gustan,que tu colonia me encanta y tu forma de ser me enamora. Decirte que cuando te veo y me saludas con un beso,mi corazón acelera y mis manos empiezan a temblar al abrazarte seguidamente en ese momento. Sé que no tenemos nada,pero prometo luchar cada día para  que el día de mañana estés a mi lado y así demostrarte que a pesar de todo te quiero,te apoyaré y estaré contigo en lo que necesites.

1 2 3 4  Scroll to top