Temo el día (Relato futurista)

Aquel momento nunca lo olvidare, me levante sin saber bien donde estaba era una sensacion extraña. Nada mas pisar el suelo de mi casa salio un robot y una pared digital de la nada. No sabia exactamente que pasaba. Rapidamente asustado corri a mi madre en busca de ayuda. Cuando la vi estaba tumbada leyendo un papel raro, un papel electronico flotante no entendia nada. El desayuno se estaba prepadando solo por una especie de robot que cocinaba. Mi madre me miro extrañada estaba perplejo de lo que veía. Coji mis cosas para ir al colegio y al salir de mi casa no era mi ciudad. Mi antigua ciudad habia cambiado en su totalidad, era como si me hubiera transportado a otro planeta avanzado tecnologicamente. Llegue al colegio y no habian profesores todo era tecnologia pura y dura donde no teniamos libros sino tabletas electronicas, no utilizabamos bolis sino nuestros dedos. No me podia creer lo que estaba viendo. Cuando volvi a mi casa para comer alli estaba el robot cocinando y mi madre viendo las noticias en una pared en 3D, aquello era anormal. No me lo podia creer, era como si hubiera estado durmiendo durante 100 años. Me encerré en mi habitacion a reflexionar en mi cama de lo que estaba pasando. Pensando y pensando me quede dormido en mi cama. A la mañana siguiente abri los ojos y todo era normal. Habria sido un sueño? Una vision? Una señal del futuro de nuestro mundo? No lo se pero si se que nunca olvidare ese dia.

«Temo el día en que la tecnologia sobrepase la humanidad»

One Response to Temo el día (Relato futurista)
  1. Julio

    ¡Hola! No sé si fue despiste, pero si proteges la entrada con contraseña ni yo ni tus compañeros podemos comentarla. El título te lo cambié por dos motivos: uno, que los relatos tienen que llevar un título acorde a su contenido. Y dos, que ya al leerse se sabe que es un relato futurista, no hace falta ponerlo. Ya le desactivé la contraseña. Un saludo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.