Temo el día en que la tecnología sobrepase nuestra humanidad. El mundo solo tendrá una generación de idiotas. Albert Einstein.

Ya no hay abrazos ni besos. Ya no hay sexo. Por no haber no hay ni contacto físico. Todo empezó hace uno siglo cuando los jóvenes ya no se escribían cartas de amor, ni los chicos esperaban a sus novias en las puertas de sus casas. Era la era “tecnológica. Pasaban todo el día hablando por el móvil, chateando por What’s App, si se querían ver usaban el Face Time. Cuando quedaban, era para sexo; cuando no podían quedar, tiraban de porno en Internet, webcams y sexo telefónico.

Estúpidos. Gracias a ellos estamos como estamos hoy, en peligro de extinción. Ahora solo existe una forma de romanticismo: ir a la biblioteca digital y leer libros de Stephanie Meyer u Oscar Wilde. Si dejas solos a una mujer y a un hombre en una habitación, hablarán de teorías cuánticas. Desde que el campo magnético de la Tierra cambió hace unos años y por consecuencia todos los aparatos dejaron de funcionar, los humanos de hoy en día han olvidado como relacionarse entre ellos sin necesidad de una maquinucha llena de chips. Triste pero cierto. ¡Si no saben ni ligar cómo van a procrear! Estamos condenados a morir por nuestros propios inventos.

Los humanos de otros planetas han venido para saber que había pasado ya que no recibían respuesta terrestre desde hace mucho. Van a intentar recuperar nuestro sistema tecnológico, pero van a tardar mucho. Han propuesto que vengan humanos de los demás planetas para intentar “humanizar” a los nuestros. Necesitarán mi ayuda, soy humana pero tengo el poder de Alfa11, el robot que ha guardado toda la información de nuestros antepasados.

A cambio de Alfa11 pediré un viaje en el tiempo, iré al pasado a sentirme humana y a impedir que se vuelvan adictos a esas absurdas máquinas. Va a ser difícil pero no imposible. Allá voy planeta azul de hace 120 años.

5 Responses to Temo el día en que la tecnología sobrepase nuestra humanidad. El mundo solo tendrá una generación de idiotas. Albert Einstein.
  1. francisco.camposlezcano@gmail.com'

    Francl

    Muy buena historia, realmente original y completamente futurista.
    Espero tu siguiente relato jeje

  2. Julio

    Esta historia es muy buena, a mí me encanta.

    Por poner un apunte, en “Ya no hay abrazos ni besos. Ya no hay sexo. Por no haber no hay ni contacto físico.”, la frase del principio. Ahí veo que hay una repetición de información que es redundante. Si no hay besos ni abrazos, y no hay sexo, entonces no hay contacto físico, por lo que la última frase, aunque es un matiz, lo que hace repetir lo anterior.

    Podría ser: “Ya no hay abrazos ni besos. Ningún tipo de contacto físico.” o “Ya no hay contacto físico, ni besos, ni abrazos… ni mucho menos sexo”. Otra: “Ya no hay abrazos ni besos. Ya no hay sexo”.

    No digo que esté mal, ojo. Solo por ser perfeccionista, que lo soy, diría que en esas 3 frases hay algo que no me encaja, es sutil, no es muy importante, pero … quizás podría trabajarse. Solo lo pongo como sugerencia y NO como obligación para el creador.

    En lo demás, hay matices. La voz del autor suena categórica pero luego pone maquinuchas, lo que la convierte en un narrador con opinión, no neutral.

    A mí me parece que el narrador puede serlo o no, es opinión del autor. Pero me pregunto si es intencionado o un despiste. Si es intencionado, genial.

    Lo que sí quitaría es lo de “jodidos” por “malditas” o “absurdas” u otro que te guste, incluso estúpidas -aunque ese lo usaste antes-, no por mí, sino porque lo va a leer más gente y les va a chocar. Piensa en un lector neutro que no te conoce. Lo hablaremos en clase, a ver si mañana me acuerdo o me lo recuerdas, ¿ok?

    Esto son solo sugerencias. También puedes hablarlo con Araceli para que te dé su punto de vista, solo si quieres, no voy a controlar si lo haces o no, ¿de acuerdo? Grin

    ¡Saludos!

  3. icortescrane@hotmail.com'

    issac97c

    Oh muchas gracias Fran. Ya cambié “jodidas” por “absurdas”, la frase del principio está así porque en mi opinión es un epíteto para que quede bien claro que no hay ningún tipo de contacto.

    • Julio

      Sí, yo no digo que no sea un epíteto. Voy a lo que hablamos hoy en clase: que es un instituto de educación secundaria y que normalmente a los profesores no les gusta mucho que los alumnos usen palabras malsonantes o tacos. A mí me parece que forma parte de la literatura y pongo como ejemplo el “realismo sucio”, una corriente estadounidense de literatura que utiliza una realidad dura con personajes que tienen vidas conflictivas: bebedores, fumadores, casi siempre medio depresivos, con novelas que tratan de temas de novela negra o policíaca, aunque hay de todo. Autores como Bukowski o John Fante tienen novelas duras y usan palabrotas, pero yo no me asusto, ni nadie debería, porque se sabe que es un contexto literario.

      Pero aunque el cambio me parece bueno y sirve para lo mismo, de todas formas, como yo defiendo al creador por encima de todas las cosas y tú tienes la última palabra. Como debe ser. Saludos y buen finde (y gracias por responderme, le pongo comentarios a casi todo el mundo y nadie me dice nada, soy un crítico literario sin éxito, jajaja). Grin

  4. icortescrane@hotmail.com'

    issac97c

    jajajajajaja, las críticas (nótese como buenas, malas y neutras) siempre son bienvenidas. La verdad es que intento escribir de una manera que choque al lector y utilizar el lenguaje que hablamos todos, el de la calle. En mi opinión impacta más hablar sin tapujos y ser claro y conciso. Buen fin de semana.

Deja un comentario