HASTA NUNCA

Gracias por tu carta, pero que me vengas de romántico y pidiéndome perdón a estas altura cuando todo ha acabado y parece que no encontraremos el remedio a nuestros problemas. Lo único que puedo decirte es que:

Aunque tu te arrepientas ahora, es tarde para solucionar las cosa sucedidas durante unos tres años… yo te quiero y hasta hace varias semanas pensaba que eras mi droga de la cual no podía prescindir, pero me equivocaba, no te necesito. No me haces ningún bien, para nada.  No voy a sufrir más por alguien que no me valora, que no aprecia a la persona que le entregó los mejores años de su vida, sus mejores sonrisas, miradas, besos… esos besos que no cesaban, aquellos de los que nunca me cansé de darte. Aunque me duela decirte todo esto y con el corazón destrozado, no puedo callarme ni un segundo más. Es difícil y sera aun más duro el seguir adelante sin ti, pero se que es lo mejor para mi, por fin voy a ser un poco egoísta y pensar que hay algo mejor que tú, yo. Y aunque me encanten, perdón, encantasen tus ojos azabache que me penetraban hasta lo más profundo de mis adentros y provocaban en mi los escalofríos mas intensos, no voy a seguir con todo esto a lo que tu solías llamar «nuestro». Tranquilo, podré sobrevivir sin tu suave forma de decirme al oído que me querías…que era lo mejor que te había pasado en la vida…que era las niña de tus ojos…que no te podías ver con otra que no fuese yo… ¿En serio? Entonces lo que quiero no es una carta de amor, sino una que me explique por qué te fuiste con esa sin pensar en mis sentimientos y en las consecuencias.

Nunca me gustó que me frenaras cuando intentaba ser yo misma, todas esas veces que me dijiste que me veías más gorda y luego lo «arreglabas» con un -bueno así hay donde agarrar-… sabes eso que dice ‘las palabras solo duelen cuando las dice una persona que te importa’  pues es muy cierto. Solo por tus comentarios, que aunque tu nunca le diste importancia por más que te dijera que me molestaban, hicieron que ahora esté en esta situación. Intento ser fuerte y seguir adelante, ya he conseguido coger dos kilos… el medico dice que estoy progresando.

Ahora solo me queda volver a ser yo misma, la que no le importaba lo que pensaran lo demás, que no se dejaba manejar y manipular, aquella que solo se preocupaba de ser feliz. Lo que tengo claro y he aprendido la lección es que nunca debo anteponer a una persona que jamás dará por mi ni la mitad que yo a ella, por eso y por mil razones de las que no te guardo rencor he decidido definitivamente que lo nuestro ha acabado para siempre.  HASTA NUNCA, TOMÁS.

Paula Ortega

One Response to HASTA NUNCA
  1. Julio

    Una preciosa historia de superación. Me gusta para el libro, no sé si quieres ponerla o levantaste la mano. Puedes decirme por contactar o bien me cuentas el viernes -pero tienes que decirme quién eres en clase-.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.