Querida Eli

No sé dónde estarás ni en qué momento leerás esto. Solo espero que estas palabras te hayan encontrado.

No hace mucho tiempo estabas besándome y diciéndome que jamás me olvidarías. Bien, no lo hagas. Pero sigue adelante, sé que puedes. Te estaré viendo desde aquí arriba todo el tiempo.

No tengas miedo a tener nuevas ilusiones, a volverte a enamorar. Quiero que seas feliz al lado de quien merezcas serlo.

Gracias por todos los años de felicidad que me has regalado.Te estaré eternamente agradecido. Ha sido todo un placer ser tu compañero todo este tiempo y compartir contigo momentos que jamás se esfumarán. Lo has sido todo para mí , amor.

Quiero que sepas que siempre estaré contigo cuando lo necesites. Bastará con que pienses en mi.

Sé feliz , vida.

Tu marido

John

One Response to Querida Eli
  1. Julio

    Me recuerda a una película. Está original, desde el cielo, supongo, el marido ha muerto y le habla. Buena idea.

Deja un comentario