64297

Y llegó el momento en el que me di cuenta de todo el tiempo que he perdido. De que todos los pasos que he dado para llegar a donde estoy no han servido para nada. Los caminos se separan y quizás sea hora de poner un punto final. Probablemente acabe todo aquí, en silencio, susurrando un te quiero cada noche a la almohada que lleva tu nombre, escuchando tu canción hasta quedarme dormida en el minuto 32.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.