Daily Archives: 22 abril, 2013

Un ángel

Nos quedamos boquiabiertos al ver aquella luz blanca que venía del cielo. Apuntaba toda la avenida. ¿Qué podría ser?. Nadie lo sabía. Solamente vimos como algo descendía poco a poco hasta llegar al suelo. Era un chico, de aproximadamente dieciocho años. Tenía un trapo blanco encima. ¿Era un ángel?. Era una pregunta estúpida que no paraba de hacerme. Pero, ¿y si lo era?. Ahí estaba observándonos, como si fuera uno más de nosotros. No nos dirigió palabra alguna. Al ver que la gente se iba alejando, dándole la menor importancia, yo aún seguía preguntándome cómo había llegado ese chico aquí. Por lo que me acerqué cuidadosamente, aunque sabía que no me iba a hacer ningún daño, simplemente me recaté. Me acerqué y le toqué la espalda, a lo que se giró. Me dirigió una mirada extraña, se la devolví. No se me ocurrió otra cosa que preguntarle directamente quién era, qué hacía aquí y cómo había llegado. Fui tan directa que no supo qué contestarme primero. Lo único que me dijo fue que le habían enviado aquí para acabar con sus opuestos, los demonios. Me reí ante tal respuesta, y le dije ¿demonios?. Igual no estaba bromeando. Lo dejé marchar.

Adiós.

Corazón partido, sentimientos muertos y tiempo perdido con la persona incorrecta. Todo es pensamiento del pasado que está abandonado y superado.

Mi único sueño.

Poco a poco me fui despertando. Mis cinco sentidos comenzaron a captar las señales de mi alrededor. Podía oir el mar, de hecho podía notar su brisa sobre mi piel pálida de aquel momento, y también podía sentir los minúsculos y blancos granos de arena que parecían copos de nieve, exceptuando que estos estaban calientes.

Tras lograr mantener el equilibrio sin marearme, me di cuenta que me encontraba en una isla abandonada de pequeño tamaño, con escasas plantas, pero eso sí, con preciosas flores color vino. Tras esas flores, pude ver a un hombre canoso que se acercaba a mí, cuando lo tuve delante pude apreciar sus ojos, parecían una mezcla entre el fuego y la sangre, definitivamente todo era muy extraño.

El señor me cogió la mano y me dijo:

-Bienvenida a la isla de los sueños. Soy un brujo y me han mandado para cumplir todos tus deseos.

– ¿Cómo he llegado hasta aquí?- Dije con voz temblorosa e insegura.

– No te preocupes, eso es lo menos importante en estos momentos.

– Entonces, ¿qué se supone que es lo más importante ahora mismo?- Por un momento dudé si debía hablar con él, pero era la única persona que había en la isla exceptuándome, así que tuve que hacerlo.

– Lo más importante es que has sido elegida entre un millón de chicos de tu edad para cumplir tus sueños, por lo que debes aprovecharlo al máximo.

En ese momento se me pasaron un montón de deseos`por la mente, como comprarme la casa más grande del mundo o convertirme en una famosa multimillonaria, pero tras eso me di cuenta que mi único deseo y lo que más me importaba era estar con mi familia, pues no cambiaría una simple tarde con ellos por nada. Al contarle todo esto al brujo sin pensarlo dos veces cumplió mi deseo y me llevó de vuelta a mi hogar junto a ellos.

El móvil, un problema.

La tecnología nos está invadiendo de tal manera que ahora no sólo todos tenemos teléfonos móviles con aplicaciones a través de las cuales chateamos con nuestros amigos de forma gratuita, sino que todos estamos siendo abducidos por esos minúsculos aparatitos cuya única función era facilitarnos la comunicación.

A través de estas máquinas la gente dice que muestra sus sentimientos, puesto que no esta bajo la presión de hablar en persona, pero debido a que todos se han acostumbrado a esto, ahora nadie es capaz de decirse las cosas a la cara y de expresarse en persona. Estos aparatos que en un principio eran todo ventajas, han pasado a convertirse en un gran problema para la sociedad, aunque no todo el mundo opina lo mismo sobre este asunto.

Aún así, te quiero.

Nunca pensé que llegaría tu cumpleaños y no me encontraría ahí, a tu lado con los brazos abiertos dispuesto a darte lo mejor de mi en un día tan especial. Han pasado 3 meses desde que todo acabó. Han pasado 3 meses desde que sentí que parte de mi vida ya no seguía conmigo.

Siempre le había dado gracias al destino por dejarme llegar hasta ti, pero ahora me doy cuenta de que también es capaz de  arrebatarte en cualquier instante lo que mas amas.

Deseo con toda mi alma volver atrás. No solamente para revivir todos nuestros momentos, sino para cambiar todo lo que hice, todo lo que hice para perderte. Comprendo que me guardes rencor, que no quieras volver a mirarme a los ojos, pero no puedo pensar que ahora eres de otra persona, no puedo. Quisiera volver a ser la persona mas importante de tu vida como solías decirme, aunque para mi nunca hayas dejado de serlo. Quisiera que todos tus besos acabasen en mi. Quisiera que tus brazos solo me rodearan a mi. No mentía cuando decía que quería pasar el resto de mi vida contigo, que eras la persona que me hacía feliz. No me cansaba de decirte te amo.

Pero lo estropeé, algo de lo que me arrepentiré hasta el día en que me muera. Lo último  que quería era hacerte daño y perderte, pero lo  hice. Perderte ha sido la peor pesadilla después del mejor sueño. Ojala fuese como antes. 

No olvido ni un pequeño detalle de los años que pase contigo; todas las frases, las canciones, los regalos, las noches, tu olor, los abrazos, los mejores momentos de mi vida. Nadie me había hecho sentir lo que contigo sentía. No pensaba que un para siempre podía ser verdadero hasta que te conocí. Que el verdadero amor eres tú.  Me enseñaste que la distancia no siempre tiene que dañar la pareja. Me enseñaste como un pestañeo y una mirada puede hacer que quieras a alguien. Me enseñaste a disfrutar de las noches, de las mañanas, que cada instante puede ser especial si quieres que lo sea. 

Nunca dejaré de amarte , feliz cumpleaños.

 

El problema no es el problema. El problema es tu actitud frente al problema.

Él era blanco como la nieve, ella morena como el café. Él era rubio como el oro, ella tenía el pelo negro como el carbón. Él tenía los ojos azules como el cielo, ella los tenía de color miel intenso. Él era inocente como un bebé, ella astuta como el demonio (quizás porque era él). El corazón de él era enorme como un vagón de un tren, ella simplemente no conocía esa palabra.

Los dos pasaban todo el día mirando a través de dos grandes cristales redondos, escuchando mediante dos grandes cuevas y así intentando convencerle. Él le aconsejaba actuar con honestidad y bondad; ella aconsejaba todo lo contrario, actuar con maldad y venganza. Los dos intentaban convencer al inquilino, pero este nunca hacía caso solo porque él y ella discutian todo el día. Él se llamaba Horosho, ella Zlo. Él era un ángel caído del cielo, cuya misión era que David actuase con humildad; ella era un demonio subido del inframundo, cuya misión era que David hiciese el mal y poder dañar a mucha gente.

David estaba perdido en su día a día sin saber muy bien que hacer, pedía consejo pero Horosho y Zlo pero solo se contradecían y gritaban tan alto dentro de su cabeza que lo único que conseguian era que le doliese. Zlo veía a través del cristal, pero no era un cristal claro, era rojo como la sangre, su nombre era Maldad. Horosho tampoco veía todo claro, lo veía todo a través de un cristal rosa como una alejandrita, se llamaba Benevolencia.

Los dos tenían como misión hacer que David tomase la desisión más adecuada, claro, cada uno defendiendo su ideología. Era la típica batalla entre el bien y el mal, y como no, en el medio los humanos. La verdad es que David hace mucho tiempo no estaba bien, había hecho caso a Zlo y ahora iba mal en los estudios; pero eso no fue el detonante de su desesperación. Todo empezó hace 1 semana cuando Magda le dejó, él le echo la culpa a Horosho y Zlo, lo que hizo que entre ellos dos las peleas aumentasen.

En la cabeza de David solo habían gritos, y así no se podía tomar una desisión, ¿volver o no volver?, ¿qué hacer?. Estaba bastante mal y esos dos solo peleaban y peleaban. Hasta que un día David gritó delante del espejo: «o os callais o os hecho fuera de mi mente porque vuestro cometido es ayudar no empeorarlo todo».

Fue entonces cuando comprendieron que habían olvidado el motivo por el que estaban en un inquilino, convencer. Pero los dos dieron ideas tan contrarias que David no pudo elegir ninguna así que les volvió a amenazar con echarlos. Entonces Zlo y Horosho hicieron un pacto, decirle una idea ni tan buena ni tan mala para que estuviese contento, solucionase sus problemas y no les echase. Increíble, era la primera vez que el bien y el mal se aliaban en el terreno de juego, las cosas habían cambiado, el mundo no era el mismo.

1 2 3 Scroll to top