Es tarde

Querido Tomás:

He recibido tu carta y sinceramente llegas tarde. Sabías perfectamente lo que yo sentía por ti hace unos meses, y ahora me vienes con que estás enamorado de mi, que no puedes dejar de pensar en mi y cada vez que ves a una chica le ponen mi cara. Ahora estoy con alguien y lo sabes perfectamente. No puedes venir ahora y decirme lo que sientes. ¿Qué pasa, que por que ya no me puedes tenerme te  han dado ganas de que esté a tu lado? ¿Qué te crees que con una llamadita y un te echo de menos voy a ir corriendo a tu brazos? Tuviste la oportunidad en su tiempo, y me destrozó cuando me dijiste que me veías solo como una amiga. Por favor solo te pido que te alejes de mi, si me gustaste una ves, sé perfectamente que me puedes gustar en un futuro, y no le quiero hacer daño a Lucas. Por favor si no lo haces por mi, hazlo por él. Es tu mejor amigo y no creo que se merezca esto. Lo siento.

PD: no me llames, no voy a coger el teléfono.

Paula.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.