Donde se mezclan los colores.

Me encontraba en el bosque, rodeada de rojas rosas y verdes ramas. Él estaba allí. Le miré.  Poco a poco mis cachetes iban poniéndose cada vez mas rojos. No lo había visto nunca antes pero su dorado cabello junto a sus ojos como agua cristalina, me hicieron saber que iba a ser especial. Se me acercó:

– Parece  que somos los únicos aquí.

– Sí, eso parece. Me han hablado mucho de este sitio. He venido a relajarme ya que me han dicho que en este sitio se ve un precioso atardecer en el que se pueden distinguir perfectamente la mezcla de colores ;naranja, marron y azul del cielo y el verde, rojo y marron del campo.

– Es muy bonito el efecto que hace, por eso mismo me paso todas las tardes por aquí. Vivo a unos minutos de aquí. Alomejor podriamos coincidir otro día, te apetece?

– Me parece una buena idea, mañana por la tarde, cuando el cielo empiece a oscurecer nos vemos aquí?

-Hasta entonces.

Pasaron los días. Y cada uno de ellos me pasaba las tardes desde que el cielo estaba celeste, hasta que el azul añil pasando por la mezcla de colores del atardecer. Él no apareció.

Pasadas ya dos semanas viendo las noticias, me enteré de que había fallecido. Estaba cazando multicolores mariposas cuando calló por un acantilado.

Lo seguiré esperando en el lugar donde se mezclan los colores.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.