Sociedad tecnológica

En cuanto al imparable desarrollo de una sociedad tecnificada apruebo dos puntos de vista opuestos.

El que está en contra de ella depende del camino que nos lleve y como aceptemos los humanos esta nueva forma de vida. Puede ocurrir que debido a las modernas formas de comunicación las personas dejemos de interactuar entre nosotros y dejemos de realizar acciones tan sencillas como dar un abrazo o regalar una sonrisa. Que por llamarlo de alguna forma, la población corriente, deje de aprender y desarrollarse intelectualmente, y su cerebro, refiriéndome a la razón, pase a basarse en el sistema informático de un robot.

Por otro lado, al menos actualmente y desde mi opinión, las nuevas tecnologías han mejorado y agilizado la comunicación. Por ejemplo, si no fuese por un programa específico llamado «skype», no podría ver a mi familia más de una vez al año debido a la lejanía de las ciudades donde residimos.

En resumen, como cualquier situación en la vida, depende de muchos aspectos tanto negativos como positivos, además de cómo aceptemos las novedades que se vallan incorporando.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.