Remitente mi mente

Para algunos es el arte, para otros es la música pero para mi, la escritura es la forma más bonita de expresarme. Claro, hay que aprender a hacerlo. Ya lo dicen algunos autores, la escritura no sirve con un esquema, hay que sentirla y escribirla. Tienen razón. Querida mente, la escritura es algo que ayuda a enamorar con sus palabras, desahoga de malos momentos y mejora las sensaciones. Es tan fácil gritar al cielo como gritar en papel. Ya sea por carta, por email o con sencillos versos de poesía improvisados, escribir es la pasión que tengo desde que puedo usar el lápiz. No es algo que a todo el mundo le guste, requiere dedicación. Es difícil de explicar lo que es el arte para cada uno aunque, sin duda, este es mi arte. Y estoy encontrando mi voz.

Hay mucha gente que todavía se atreve a juzgar, yo digo una cosa muy sencilla, si me preguntas por qué escribo, pregúntate por qué respiras. Ambas cosas son esenciales para los dos ¿no?

One Response to Remitente mi mente
  1. Julio

    Podría hacer algunas de esas frases mías: no puedo separar la escritura de quién soy, de quiénes somos. Ha sido un texto directo, concreto y lleno de pasión.Y, en parte, posee tu carta la misma pasión que, aunque parezca hablar de otra cosa, nos dice este poema de Par Lagerkvist: ¿qué has querido hacer conmigo, emoción, sentimiento, palabra?

    COMO LA NUBE

    Como la nube,
    como la mariposa,
    como el leve aliento sobre un espejo.

    Fortuito,
    mudable,
    desvanecido en un breve instante.

    Oh, Señor de los cielos, de los mundos, de todos los destinos,
    ¿qué has pretendido hacer conmigo?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.