Una carta al futuro

Para: Mi yo del futuro

Las cosas como son, sé como eres y sé que la escritura es algo que te encanta. Te escribo esto con la intención de decirte que no olvides nunca la magia de escribir. Recordarte lo bien que te sentías al plasmar tus sentimientos en el papel. Para mi y para ti, la escritura es nuestro canal interior. Puedes seguir con tu vida, haz todo lo que te guste ahora, es decir, en tu tiempo, pero por favor, no abandones el escribir historias poniéndote a ti como un personaje de fantasía y hacer tu propia realidad, manejar ese mundo ficticio a tu antojo, como si fueras un dios. Tampoco olvides aquello que sentiste al escribir tu primer libro. Y con esto me despido, saludos del pasado.

Tú.

3 Responses to Una carta al futuro
  1. Julio

    ¡Hola Raúl! Nada, en principio te escribí un comentario porque me despistó el texto y pensé que era una carta del futuro al pasado, pero es una carta de tu yo pasadoal futuro, lo que no me encajaba era que el del pasado sabe lo que hará o quiere hacer el del futuro, ¿sería al revés? En clase -o en un comentario- me cuentas. Me gusta que arriesgues, porque lo de los planos temporales en un relato siempre es jugártela y hay que atreverse con todo. La parte emocional me parece una bella forma de comunicar lo que es para ti la escritura.

    • Julio

      Me faltó regalarte un poema -no sé si eres poeta también, pero la poesía es una gran herramienta para el escritor de prosa-. Aquí va La tierra baldía, un poema estremecedor, una de las cumbres de la poesía universal…:

      La Tierra Baldía (1922), T.S. Eliot.

      Para Ezra Pound
      il miglior fabbro.

      I. El Entierro de los Muertos

      Abril es el mes más cruel: hace brotar
      lilas en la tierra muerta, mezcla
      memoria y deseo, remueve
      lentas raíces con lluvia primaveral.
      El invierno nos tuvo cobijados, cubriendo
      la tierra de nieve olvidadiza, alimentando
      una pequeña vida con tubérculos secos.
      Nos sorprendió el verano a la altura del Starnbergersee
      con una fina lluvia; nos detuvimos en los soportales
      y ya con sol, continuamos, por el Hofgarten,
      y tomamos café conversando un buen rato.
      Bin gar keine Russin, stamm’ aus Litauen, echt deutsch.
      Y cuándo éramos niños, en casa de mi primo el archiduque,
      él mismo me paseó en trineo.
      Yo estaba asustada. Él dijo: Marie,
      Marie, sujétate fuerte. Y cuesta abajo nos lanzamos.
      Uno se siente libre en las montañas.
      Leo, buena parte de la noche, y en invierno voy al Sur.

  2. yazminazm@gmail.com'

    Nymeria

    Demasiadas veces son las que sobreponemos las obligaciones u otras aficiones más «viables» o que consideramos de mayor importancia a lo que disfrutamos inmensamente haciendo como puede ser la escritura. Esta carta deberías leértela cada año. Las personas evolucionamos pero hay cosas que nos hacen feliz durante toda la vida y debemos recordar cuáles son de vez en cuando. Me has hecho sentir muy identificada Smile

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.