Querido amigo.

Querido amigo:

Me siento delante de mi escritorio, esperando que me surjan las palabras, esperando inspiración, esperando algo que no llega… En los momentos cruciales nunca he sabido que decir o hacer, o como actuar ante una situación diferente a la de mi vida diaria, aburrida y monótona, lo que me hace preguntarme que podría significar para mi lo importante que es escribir. Intento buscar mil maneras de explicar en este mismo instante que siento al escribir esto, pero pienso y pienso, mientras las horas le dan la vuelta al reloj. Busco otras formas paralelas de mi escritura habitual, pero twitter y sus 140 caracteres se me quedan demasiado cortos; una vez que empiezo a escribir soy como una tormenta que no puede parar así como así y menos cuando me ponen unos limites tan reducidos. Porque yo, con una hoja y un lápiz las palaras se me quedan cortas para expresar lo infinita que me siento. Cuando escribo pienso que mis pensamientos no pueden ser solo eso, que no pueden quedarse ahí, ocupando espacio; que es bueno despejarse de algo. Porque el papel siempre mudo, será fiel y todo callara. No hay mejor amigo que eso. Por eso ya escrito esto, me levanto de mi silla de pensadora, mi ilusión ya ha acabado, apago la luz de la habitación y sigo con mi vida, como si nada hubiese pasado.

                                 De una amiga,

con amor.

One Response to Querido amigo.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.