Daily Archives: 29 enero, 2014

Reflexión sobre la escritura

Yo en verdad no sabría decir si me gusta o no escribir, más bien depende del día, de mi estado de ánimo o simplemente, si escribo porque quiero y me apetece, o por obligación. Parece un poco irónico que una persona, a la que quizás no le guste mucho escribir, se apunte a un taller de escritura, pero quién sabe, si esta es la forma de darme cuenta de lo mucho que me gusta escribir o lo que lo detesto, aunque creo que más bien voy por el camino de la primera opción. Pero si hay algo que sé con seguridad, es que la escritura, es la forma insconsciente de expresar tus sentimientos, que quedan reflejados en el papel e  interpretados por los personajes de la historia, que tu mente, con ayuda de tu imaginación, acaba de inventar. A veces escribir parece la cosa más difícil del mundo, pero para nada lo es, simplemente se basa en escribir lo que realmente quieres y sientes, y no por lo que creas que más va a gustar, porque además escribir de esa forma, es un poco estúpido y una gran pérdida de tiempo, ya que cada persona tiene sus gustos, y tus historias le gustaran a muchas personas, al igual que otras las detestarán. Por todo esto, que creo que más que un relato o comentario parece una reflexión que me atrevo a acabar, escribiendo lo mucho que me gusta escribir.

Аппетит приходит во время еды

Edward-Hopper

Eran las 6 de la tarde y Sophie como siempre estaba tomando un café en el Petit Champignon de París, de repente mientras estaba inmersa en sus pensamientos el  sonido del tritono de su iPhone la desconcentró. 1 mensaje nuevo. Abrió el mensaje sin remitente y lo leyó, sólo había una frase: sal corriendo ahora mismo de ahí. Pagó la cuenta con disimulo y salió, cruzó la calle con el rostro fruncido; no tenía miedo, estaba acostumbrada a esto pues era espía, pero no tenía ni idea de quien le había enviado el mensaje ni qué estaba pasando. Cogió el metro hasta su casa, allí llamó a Jaime, su novio y compañero de trabajo, es decir, su amante espía; le dijo que viniese lo antes posible. Jaime como siempre en menos de lo esperado estaba allí, cuando llegó Sophie le explicó lo ocurrido, para su sorpresa Jaime le contestó: ya lo sabía. Sophie se quedó estupefacta, cuando le pidió una explicación Jaime le dijo porque fui yo quien te envió ese mensaje, no aguantaba más tiempo sin ti, quiero que dejemos esto y tengamos una vida estable llena de esos niños que tanto soñamos tener, ¿quieres casarte conmigo?. Antes de que Sophie pudiese responder algo, se despertó encima del portátil, Sophie no era espía, era escritora que ahora gracias a un sueño podría continuar su historia.

 

 Scroll to top