2345 palabras y un corazón.

Hoy, hoy quiero decirte que dueles y que dolerás algún tiempo, pero luego sólo serás un recuerdo, un capítulo más de la historia, un capítulo que llevará tu nombre, en una historia que lleva el mío. Que sí que es cierto, solo te extraño cuando respiro, que estás en mi cabeza dando vueltas todo el día, que no hay día que no sueñe contigo y me despierte a 11 metros bajo tierra con una angustia en el pecho como si me clavaran agujas poco a poco, cada aguja un recuerdo, un momento de los nuestros. Esto, esto no es más que una muestra de una herida abierta del dolor, y no, no estoy sufriendo ni sin ti no vivo, duele porque te quiero y como te quiero sólo quiero que seas feliz conmigo o sin mi, pero joder si que duele; duele saber que nada será como antes, duele echar de menos tus «te quiero». Y mientras dejo que pase el tiempo para curarme, yo estoy aquí en mi cama haciéndole el amor a tu recuerdo con la ayuda de tu olor que se quedó tatuado en mi cuerpo y tu nombre marcado en el corazón. Issa.

12 Responses to 2345 palabras y un corazón.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.