La aventura en busca del tesoro

Por los mares perdidos del caribe, navegaba un barco sin rumbo. En el barco había una tripulación de unos veinte piratas, perdidos por los mares. Estaban hambrientos y cansados, y buscaban, con las pocas fuerzas que les quedaba, una isla donde embarcar. Tras siete meses navegando por los mares perdidos del caribe, sus deseos se hicieron realidad, habían encontrado una pequeña isla que se veía a lo lejos. Rápidamente el capitán de la tripulación pirata,  Joe  Brok II, mando a embarcar el barco en una playa de la isla. Cuando los piratas se bajaron del barco, corrieron a las palmeras y al río, en busca de comida. Mientras tanto Joe, miraba fijamente la selva que había tras la playa, y se fijaba en las montañas que habían en medio de la selva. A la tarde, una vez los piratas ya volvían a sentirse con fuerza, buscaron cerca de la playa, algún rastro de alguna persona, pero no encontaron a nadie, aunque a la vuelta, Jack Brok, el hijo del capitán Joe Brok II, encontró enterrado debajo de una piedra, una especie de mapa de un tesoro. Jack pensó que si le enseñaba el mapa a su padre, él se sentiría orgulloso de él, pero sabía que no vería ni una moneda del tesoro. Pero en cambio si no decía nada, se haría rico, pero nunca se perdonaría, no habérselo contado. Por esto decidió decírselo a su padre, ya que para él era más importante la admiración de su padre, que todo el dinero del mundo. Cuando Joe, vio el mapa quedó sorprendido y mando a comenzar la aventura en busca del tesoro. Al atravesar la selva, tuvieron que luchar contra más de treinta serpientes y demás animales. Y cuando por fin llegaron a los montes de Los Dioses, se dirigierón, a la pequeña montaña, donde se encontraba enterrado el tesoro. Al llegar, todos con muchísimas ganas y ilusión, comenzarón a cabar, en el lugar señalado en el mapa y tras tres hoas escabando, encontraron una pequeña caja cubiera de arena. Los piratas le dieron la caja a Joe, que este abrió en unos segundos. En el interior de la caja se encontraba una carta que decía, «No hay mayor tesoro, que haber sido uno de los afrotunados, de haber encontado esta isla». Al leer la carta Joe se enfadó con Jack porque creía que le había hecho perder su tiempo, pero más tarde se dio cuenta del significado de la carta y decidió que esta sería la isla que representaría a su navegación de piratas.

3 Responses to La aventura en busca del tesoro
  1. Julio

    El final es muy creativo, le das un giro al típico final y eso está muy bien. Además, inventar a Joe Brok y su hijo le da un matiz interesante a la historia. Me gusta el uso de la psicología del personaje, que se siente culpable de no contarle lo que encontró, así que decide hacerlo. Y me alegro muchísimo de que al final encontraras la inspiración.

  2. yamileymoralestavio@gmail.com'

    yamii morales

    Me gusta la manera en la que enfocas la historia, algo un poco clásico al principio pero luego diferente al final, me gustaa! Kiss

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.