Monthly Archives: febrero 2014

Electrones a montones

Michael era estudiante de microbiología en la Universidad de Wonderland y con sus compañeros realizaban un trabajo de investigación acerca del agua, accedieron a la embotelladora de Kitzune Industries. Todo era normal, una excursión más. En una repentina llamada de la naturaleza busca el baño rápidamente, se confundió de puerta y accedió a un laboratorio dirigido por Lucy la jefa de laboratorio. Michael confuso por el aspecto de la chica, le preguntó que ocurría, pero no obtuvo respuesta, solo una mirada perdida, era como si no tuviera alma. Cuando vio los documentos en la mesa en seguida se dio cuenta, una toxina capaz de controlar a la gente. Ahora todo encajaba, los actos vandálicos en las embotelladoras de las otras empresas. Kitzune quería quitar de en medio a toda la competencia para controlar al 100% a la población de Wonderland, solo había que ver como había quedado la pobre Lucy. Kitzune aparece en una pantalla gigante.

– Veo que me has descubierto Electus, no pareces muy listo metiéndote en una planta de embotellamiento, es casi el equivalente a un baño en la playa. – explicaba el malvado magnate mientras reía de una forma burlesca.-  En cualquier caso, ya es un poco tarde, puede que consigas parar la producción, pero el producto está fuera. Ah, una cosa más, si yo fuera tu no me acercaría a los muelles, puede que Lucy te lo agradezca. – Amenazaba mientras reía maléficamente antes de cortar la emisión.

Al ver esto Michael se da la vuelta y ¡Lucy ya no está ahí! Entonces, Michael deja salir su fuerza interior y se convierte en Electus, el héroe con el poder de manejar los electrodos. Paró la producción en el momento y salió volando formando electricidad estática bajo sus pies hacía la torre de radio de la emisora WL 46.7 la única emisora de radio de Wonderland, y transmitió el mensaje a los de la emisora: “El agua de Kitzune Industries envenenada”. Una vez transmitido el mensaje fue raudo a los muelles. Menudo sitio, el agua, su mayor debilidad y el allí, dispuesto a detener a Kitzune cuando un centenar de matones salieron del interior de un edificio. Electus les lanzó una bomba aturdidora, les dejó inconscientes el tiempo suficiente a que llegara la policía. Cuando se encontró cara a cara con Kitzune que le apuntaba con una pistola de agua, un juguete para niños, y para Electus un arma mortal.

– Si te acercas un poco más “Chispitas” no solo te mataré a ti, haré que la toxina que tiene Lucy en la sangre se vuelva corrosiva y la mate, solo tiene que ingerir unas gotas de zumo de manzana y ¡Puf! Adiós Lucy. – Le advirtió Kitzune.

Electus con un calculado movimiento, lanzó un pequeño rayo que rebotó en varias estanterías, en un espejo y acabo acertando a Kitzune en la nuca.

Ahora Kitzune está entre rejas y Wonderland estuvo segura durante mucho tiempo, Michael tuvo una gran amistad con Lucy y acabaron saliendo, todo era tranquilo y perfecto, hasta ahora…

Autores: Sonia Becerra y Raúl Villarraso

Los altos mares de Terra

El viento soplaba con fuerza, la tripulación del Starlight trabajaba duramente contra el violento temporal de aquel día, sobrevolaban las Llanuras del vencedor y aquel viento no era normal. El Starlight no era un barco como el resto, era un barco en el cual la tripulación era el capitán. La unión de todos, mantenía el barco volador sobre las nubes. Cuando llegaron al Bosque de Hildagar el tiempo mejoró, el violento vendaval paso a ser una suave brisa, y la tripulación fue a tomar un merecido descanso después de tanto trabajo.  Todo muy tranquilo, demasiado quizás.

Un tripulante del Starlight que hacía guardia en cubierta comenzó a gritar: “¡Barco sin bandera a babor!” Cuando todos asomaron a ver este barco, se vieron casi arrollados por piratas. El barco pirata pasó por la popa del Starlight y un disparo certero dio en el motor de dirección, es decir, el Starlight seguía a flote, pero sin control. Los piratas amarraron el Starlight con un ancla improvisada con sacos de arena. Los piratas abordaron el Starlight en busca del capitán.  Un momento, no hay capitán, eso hacía la tarea de los piratas mas fácil, se llevaron todos los suministros del Starlight y volvieron a montar en su barco. Los tripulantes del Starlight aprovecharon ese momento para coger las armas escondidas en un falso suelo en la proa del barco. Se armaron todos, espada en una mano y pistolas en la otra, irrumpieron todos en el barco pirata. Los piratas estaban contando las riquezas que habían saqueado ese día y en el momento del contraataque se vieron defendiendo sus propios botines. Los tripulantes del Starlight tenían la ventaja de que lo único que les importaba, era no perder a ningún compañero, si uno resultaba herido se le protegía a muerte y si uno moría al acabar la batalla se le rendía homenaje. No fueron en busca de sus arrebatadas posesiones, fueron a defenderse de su futura muerte. El vapor del Starlight se convirtió en humo negro, habían puesto pólvora en la caldera esos piratas. Mientras algunos seguían luchando en el barco pirata, otro grupo fue a manejar el barco. Eliminaron al capitán entre los 5 que formaban ese grupo y robaron el barco.

Para cuando habían llegado al Lago de las Almas Perdidas, la batalla había acabado a favor de la tripulación de aquel barco conocido como Starlight. Ahora con barco nuevo, se dirigen a alguna ciudad para comerciar. Decidieron renombrar el barco con el nombre La Unión. Cuando llegaron al puerto de la ciudad flotante de Cloud, fueron todos a la taberna a contarles esta historia, y es por eso por lo que ningún barco volador de Terra tiene capitán a día de hoy. El capitán es la tripulación y La Unión siguió en busca de nuevas tierras, las metas no se cumplen sin ninguna buena historia de por medio.

Superhéroes en la vida real

¿Qué sería de nosotros si no tubiéramos a alguien, que nos protegiese y luchara por la igualdad de nuestros derechos? , aunque parezca una historia de ciencia ficción, no es nada más lejos que la pura realidad. En todas las ciudades hay alguna persona que tiene el poder, de hacer una pequeña acción, que acabará cambiando el detino del mundo. Todo esto voy a demostrarlo con un ejemplo: uno de esos barrios marginales, de cualquier ciudad del mundo, en los que algo de lo más normal, es el consumo de drogas entre menores. ¿ Pero que pasaría si apareciese una persona que creara algún lugar, a dónde pudieran acudir los jóvenes, a pasar el rato y por tanto no cayerán en el concumo de las drogas?, esa persona sería un superhéroe, ya que tendría el poder de cambiar el destino del mundo, y su punto débil, que él solo no puede cambiar el mundo. Necesita de la ayuda de más superhéroes, para poder cambiar el destino de más jóvenes y por tanto de hacer algo realmente significativo. Y por último y no menos importante de una historía de superhéroes, el malo-malísimo, que en este ejemplo, sería la sociedad en la que vivimos, ya que esta cree que simplemente por el hecho de que una persona, viva en uno de estos barrios, ya le combierte en un drogadicto, y no solo no ayude a los jóvenes a salir de ahí, sino que lo que busca es separar a la gente que vive ahí del resto de la población, undiendo a sus habitantes en un consumo cada vez mayor e imposibilitando la acción de estos superhéroes.

Todavía no se ha descubierto la brújula para navegar en la alta mar del matrimonio.

Érase una vez un barco llamado Casito, el cual perdió el rumbo y a bordo iba una pareja. Después de varias horas sin saber dónde estaban el barco llegó a una isla desierta. En la isla no había nadie, pero no era una isla virgen pues en ella habían restos de estancia humana. Carlos y María empezaron a investigar los restos y encontraron un mapa de la isla en el cual había marcada con rojo una cruz. Estaban perdidos a saber en donde así que decidieron ir de aventura en busca de lo que fuese que indicase esa cruz roja.

Primero tuvieron que atravesar una serie de montañas abruptas, después siguieron el curso de un río marrón por las turbulencias de la arena del fondo, y al final llegaron a un bosque. Lo atravesaron corriendo intentando huir del ruido áspero de las ramas y del canto amargo de los pájaros. Finalmente llegaron al punto que indicaba la cruz roja pero no había nada, ningún tesoro ni otra indicación, nada, absolutamente nada, solo tierra.

Estaban exhaustos y se sentaron bajo la sombra de un gran árbol al lado de un pequeño charco. Sin darse cuenta, se quedaron dormidos. Al cabo de un tiempo, los despertó el ruido mas espantoso que habían oído nunca, miraron hacia arriba y vieron a dos tucanes gigantes con picos del tamaño de una puerta y miradas asesinas. Huir, solo pensaban en huir y eso hicieron, corrieron, corrieron y corrieron hasta llegar al Casito, habían conseguido despistar a los tucanes y ahí estarían a salvo. Todavía tenían combustible así que partieron rumbo a lo desconocido, en la travesía encontraron un yate que les indicó el camino de vuelta a casa, la pareja se hizo amiga del dueño del yate, un hombre tan gordo, tan gordo, tan gordo como rico, que necesitaba dos sillas para sentarse y otra para poner su dinero. Cuando llegaron a la costa de la que habían zarpado, le contaron a otros navegantes lo que les había ocurrido y estos les dijeron que la cruz del mapa indicaba un lugar llamado: las narices del Diablo, por los extensos picos de los tucanes. Carlos y María nunca olvidarán su aventura en aquella isla, habían visto cosas inimaginables y se habían jugado la vida. Pensaron que esa experiencia mejoraría su relación, uniendolos más, pero no, todo lo contrario, empezaron a echarse la culpa de su extravío en alta mar. Carlos dejó a María y conoció a otra chica encantadora, la misma que haría que Carlos navegase por primera vez en su vida en el mar del amor, cosa que ni aun teniendo barco había logrado nunca con ninguna chica.

Maldito Bob.

Nada más sentarme me vibró el móvil. Un mensaje de un desconocido. En él solo venía adjunta una imagen. La abrí.
Edward-Hopper-4
Alguien estaba fuera espiándome… Me volví para ver si podía ver algo, pero como me temía no pude visualizar nada. Después de un minuto volvió a vibrarme el móvil. Esta vez era un mensaje de texto que decía “Solo queremos una cosa, tranquilo. Queremos matarte”. Por más que quise impedirlo, mi corazón empezó a latir rápidamente. Sabía que no debía de haber hecho caso a Bob. Maldito Bob. Ahora iban a por mi. Dejé un billete de 50 encima de la barra, cogí mi chaqueta, me puse el sombrero y me fui. Solo había consumido un café pero me daba igual, no tenía tiempo para esperar el cambio. Fui corriendo hasta mi coche y me dirigí a mi casa. Nadie me perseguía, menos mal. Tras un cuarto de hora llegué a mi destino. Me bajé del coche y fui directamente al ascensor. Cuando estaba casi llegando, pensé que sería mejor ir por las escaleras. No quería correr el riesgo de que cuando se abrieran las puertas me llevara una desagradable sorpresa… Aunque estaba prácticamente seguro de que no estarían allí, cómo iban a saber dónde vivía. Subí rápidamente los 10 pisos que se encontraban antes de mi casa por las escaleras y cuando llegué arriba fui hacia mi piso. Pensé “Uf, ya estoy a salvo”. Abrí la puerta. Acto seguido se me cayeron las llaves al suelo. De lo último que me acuerdo es del sonido de un disparo.

Amnesia

03:46 am – Apartamento del detective Thomas Maverick.

Tom se encontraba durmiendo en su cama, bueno, quien dice cama dice un colchón en el suelo. La vida de detective privado no era como él imaginaba de niño. Soñaba con investigar casos de asesinato, robos de bancos, secuestros… Y ahora tiene que conformarse con casos de animales desaparecidos y fraudes a las aseguradoras. Aquella madrugada se despertó bruscamente, había tenido otra pesadilla, se sienta en el colchón, da un trago de la botella de whiskey que tiene en la mesilla junto al colchón, y cuando ya está mas tranquilo va al baño a lavarse la cara. Cuando intenta recordar lo que había hecho el día anterior, es incapaz, no tenía ningún recuerdo del día anterior, ni cómo se levantó, ni cómo se fue a dormir. *Ding* un correo llegó a su bandeja de entrada, cuando entra en su ordenador, no podía creerlo, normalmente solo le llegan correos del banco diciéndole la deuda que tiene su cuenta, o simplemente correos de publicidad, pero cuando lo mira, es un correo con remitente oculto. En el correo se ve una imagen inquietante acompañada de una frase:

Edward Hopper (3)

“Tus recuerdos son míos”

Un correo escalofriante, al ver la imagen, a Tom le vienen flashes a la cabeza de recuerdos con esta imagen y las frases, ¿tienes fuego? ¿Para cuándo lo quieres? 

Todo era muy confuso, y Tom lo estaba aún más. La cabeza le daba vueltas y finalmente decidió volver a dormir.

13:46 pm – Bar de McKoy

Tom se encontraba en la barra del bar, con un vaso medio vacío de whiskey barato mientras de fondo sonaba Piano Man de Billy Joel. No paraba de pensar en el correo que recibió a la madrugada, y estaba muy aturdido, debida a que el correo decía “Tus recuerdos son míos”, cuando no recordaba nada del día anterior. Bill, el barman interrumpió sus reflexiones exclamando con su voz áspera:

– ¡Tom! Tú eres detective ¿no? Si eres capaz de encontrar el cuadro que robaron ayer del bar, el cuadro no es mío, se lo estoy guardando a unos grandes magnates, y como se enteren de que me lo han robado, me fusilan, no puedo denunciarlo a la policía, se lo dirían a los dueños, solo puedo acudir a ti, te recompensaré bien.

– Un momento Bill, ¿qué cuadro? – Preguntó Tom confuso

– El cuadro que había encima de la vieja gramola, ¿no lo recuerdas?

– Si al menos recordara algo de ayer… – Susurró Tom para sí mismo – Para nada, enséñame una foto y veré si te puedo ayudar.

Cuando Bill le dio una foto en la que salía el cuadro, Tom no daba crédito, ¡es la misma imagen que la del correo!

– Va… Vale Bill, te ayudaré en lo que pueda. – Le dijo Tom con una voz temblorosa.

En el momento que Tom volvió a mirar al lugar donde antes estaba el cuadro, mas flashes atacaron a su mente. Lo haremos en los almacenes del muelle. Solos tú, yo y el cuadro.

Al tener estos recuerdos fragmentados, Tom da un último trago y va corriendo al muelle.

14:46 pm – Almacenes costeros Galio & sons.

Cuando Tom entró al almacén, esperaba encontrarse estanterías gigantes con cajas llenas de pescado y mariscos, en su lugar encuentra un edificio vacío con tan solo una mesa en el centro iluminada por un flexo. Tom va hacia la mesa, y encuentra una nota que ponía: Detrás tuya. ¡¿Qué?! Tom se da la vuelta rápidamente y algo le golpea en la cabeza con fuerza. Al recobrar la consciencia, ve a Bill con una pistola en la mano derecha y el cuadro bajo el brazo izquierdo.

– Gracias Thomas, sin ayuda nada habría ido bien, te preguntarás que ha pasado, te lo contaré:

Ayer noche, viniste al bar como siempre, y me contaste que estabas a dos día de que te desahuciaran,  por lo que te propuse un trato, robabas el cuadro por valor de 500.000 $ y te daba la mitad del dinero. Me preguntaste para cuando y fue para esa misma noche. Al llegar a los almacenes disfrutamos del cuadro fumando unos puros cubanos, solo que el tuyo, llevaba una droga de diseño muy potente, la puse para borrarte la memoria. Y aquí estamos, te preguntaras, ¿Por qué me has traído aquí Bill? Sencillamente pensé que querrías conocer la historia antes de morir, ¿por qué te voy a matar? Es un seguro de que no vas a decir nada a la policía acerca de esto. Adiós amigo.

 

 

La ambulante mente de Manhattan.

Esa mañana era fría, me temblaban los dedos de las manos, mis pequeños dientes blanquecinos cascareaban, mi cuerpo se balanceaba a son del viento mientras que veía la gente pasar desde una vieja silla de aquel añejo lugar.

Mi mente se paraba a pensar de si esa triste tarde se iba a convertir en algo más si el día, mejoraría o si una vez más me encontraría como vagabundo de mis sueños en el mismo lugar, me sentía pequeña en aquel grande mundo de aquella pequeño ciudad, digo mundo porque para mí, un indigente de la calle mi ciudad se me queda grande, así como a los ricos les da igual. La gente me miraba con maldad y ya mis sentimientos a flor de piel requerían de cariño, todas esas lágrimas derramadas en mi soledad no se reflejaban en mi rosto sino cuando el Sol caía y la noche cubría la ciudad.

Manhattan y sus luces se quedaban sin estrellas, el cielo se convertía en un misterio y la gente no sabía el porqué,  no se dan cuenta que hasta un ‘’ pobre miserable’’ como yo, me doy cuenta de que la vida se nos va y nuestra tecnología no nos sirve para avanzar. Donde se han quedado esas sonrisas en rostros de niños por el hecho de tener unas alpargatas nuevas o por un simple balón de trapo, ¿Dónde?.. Mi triste alma en esta ciudad se ve sola ante la oscuridad, si es que hasta un simple día ya se convierte en muchedumbre, la gente camina sin cesar y no se paran a mirar ya, los ricos mueven el mundo  y los pobres les dan igual.

En vista de que la tarde se disponía como una rutina más, yo mohíno, ávido y afanado ambulante, me dispuse a caminar para encontrar una pequeña grieta de luz que gritan mis entrañas. Caminando sin cesar me reparé en que mis enlodadas alpargatas estaban desatadas por lo que me dispuse a agacharme para atarlas cuando, un pequeño niño, se agacho y me ayudó a atármelas, fue la primera vez en diez años, que alguien me dirigía una ‘’dulce’’ mirada, era un niño con apariencia tímida, ojos castaños y pelo rizado rubio cuyos pequeños pies  y manos se, movían con agilidad entre los cordones de mis abarcas.

Ese niño fue mi esperanza, me hizo pensar en qué puedo hacer con mi vida, en cómo estoy vagabundeando sin rumbo ante la ciudad, a cómo dejo que me miren con superioridad el resto sin saber mi historia pues hoy en día el mundo lo mueven los ricos y cada vez, somos mas los que nos quedamos sin hogares, no solamente me refiero a un hogar físico (refugio) sino como un hogar interno (sentimiento, alma), al vernos sin nada nos convertimos en nada y dejamos de luchar por nuestros sueños pensando que nunca los podremos alcanzar;  hoy ese niño me ha devuelto un parte de mi felicidad y creo que si un dulce niño es capaz de ayudar a un indigente, a atar los cordones, yo, puedo ser capaz de abrir los ojos y creer que puedo salir de este mundo lúgubre en el que solo el rico puede tener lo que quiere; por ello desde hoy, me declaro la guerra de ‘’ Mi Felicidad’’, desde hoy ,voy a ser feliz y conseguir mis metas, y no descansaré hasta conseguirlo. Cuando lo haga me dedicaré a ayudar a la gente como yo, a la gente humilde que intenta sobrevivir ante este mundo superficial y egoísta, sólo entonces, los vagabundos dejarán de ser los excedentes de las calles y verán la vida con mas luminosidad que los ricos, pues si algo he aprendido yo, es que la tecnología y los privilegios, nos quitan una de nuestras mayores virtudes y es conocer el mundo desde el no tener nada y ponernos las metas de conseguir lo que nos proponemos sin tener los recursos para ellos, eso compañero, se llama ’’ ser humano ‘’ y no como ahora, que la gente se ha convertido en ‘’Robot’’ y tiene todo al alcance de la mano.

Por ello, mi meta desde hoy será mirar hacia arriba por el bien de la humanidad, mirar hacia las estrellas que se esconden bajo las luces  y ser el primero en dar la mano , y si es necesario, mi alma y mi cuerpo  para ayudar a todo el que pueda.

Juntos contaremos estrellas.

Últimamente he estado perdiendo el sueño, pensando en ti, en como empezó todo esto, como aquel día entre cosquillas en la barriga, risas interminables, y noches de estrellas me enamoré de ti.

Y es que en tan poco tiempo, te has llevado el triunfo de este juicio, tú tienes mi corazón, así que procura cuidarlo. Cuídalo con cada uno de tus detalles que hacen que me tengas hechiza como si de un cuento de princesas se tratase en que el yo estoy durmiendo y en este caso no quiero que me despierte ese típico príncipe azul, por que vivo encerrada en mi sueño que vivo contigo.

 

Quiero contar estrellas contigo, sin importar lo que opinen demás, ellos son como un veredicto que nos juzgan y que siempre intentaran tirar piedras a las cosas que brillan. Pero eso me da igual, te amo y estoy enamorada de ti no me importa lo que diga ese estúpido veredicto.

 

Quizás, algún día leas esto y ya no estemos juntos o quizás si, nunca se sabe lo que te deparará el futuro, si es la segunda opción y estamos juntos, estoy segura que me dirías que soy una empalagosa con tanto te quiero y te amo por aquí y por allá, pero después lo solucionarías con un beso y diciendo que así es perfecto.  

 

 Hagamos que nuestras historia de dos, tenga un principio pero nunca sepamos donde se encuentra el final.

Recuerda que tengo tus detalles sellados en mi corazón y que te dedico mis te quieros más sinceros, cuídalos.

“El buscador sin rumbo”

Por lo que respecta a esos tiempos en los que venderías lo que no tienes para ir en busca de una aventura en la cual encontrarás el tesoro de tu vida.

Pudiera ser un hombre perdido en vida, cuya brújula no marcaba el norte, y se embarcaba en cualquier hazaña, sin importarle lo que una aventura deparase. Al no tener ningún objetivo en el que fijarse, suelta el lastre de su velero, y a donde la corriente lo llevase. Curiosamente, el rumbo de su velero se vio fijado hacia unas elevaciones de tierra rodeadas de agua, con formas muy curiosas. Extrañado y a su vez entusiasmado por ver las islas con formas impactantes, soltó el ancla, descolgó su lancha y se dirigió a la isla.

Para llegar a la isla fue un reto. H, el hombre sin rumbo, dijo que aquello era peor que un campo de minas, ya que tenía rocas salientes. Una vez  llagado a la isla observa su perímetro y se dio cuenta  de que tenía un parecido con un caballito de mar. Sorprendido de la belleza que poseía dicha tierra, decidió realizar una caminata por la isla, ascendió hasta la cumbre y mirando al horizonte divisó otras islas, a una de ellas la llamó “La Bella Palma”.

H estaba sintiendo un amor especial por esa tierra. De repente, a lo cercano de la vista, vio una gran tierra a la que denominó tierra de los secretos. Para H, al ver una tierra llena de misterios, con diversidad de vegetación, desiertos, lagunas…etc, le llenaba el alma.

Sorprendido, cuenta que en la tierra de los secretos estaba habitada por persona que tenían un de nominador en común, que era hallar el tesoro de su vida. Como ser humano que es H se recorrió poco a poco toda la isla, descubriendo en donde habitaban el resto de las personas y cada rincón de la isla.

Misteriosamente el velero de H fue hallado a la deriva, dentro del velero se encontró su libreta de apuntes en la que se encontraba toda sus hazaña.

Y así es como H logró encontrar el tesoro de su vida, el que a cada momento te llena el alma. Y su rumbo ya fue establecido.

“Amor Azul”

Azul estaba el cielo

cuando surcaba el mar azul con un velero,

transcurría durante una mañana

cuando del mar olas hermosas saltaban.

Olas que te llamaban a torear

tal llamada no la sentí solo

también la sintió una joven bella,

que por sus ojos azules

parecía un ángel caído del cielo.

Disputando que ola torear

un encontronazo nos hizo saltar,

zumbados y perdidos,cabreados y exaltados

un abrazo nos dimos

por lo que el amor comenzó

con uun abrazo y un perdón.

1 2 3  Scroll to top