808 latidos por segundo.

Voy por los pasillos, de clase en clase, los profesores se dan por satisfechos con su materia, aunque sin embargo yo no. Todo es ruido. Gente a mi alrededor todo el rato a todas horas. Agobio. Deberes. Un sin fin de estupideces. La cabeza me da vueltas como si de una noria se tratase. No aguanto ni un segundo mas, voy a explotar…Un momento. Le he visto, sí, le he visto. Me centro él como el eje de mi mundo y doy vueltas en mi noria imaginaria al igual que el planeta gira, ya no me puedo concentrar en nada mas. Dejo de oír ruido. Dejo de pensar. Dejo que mi mente se disperse imaginando las mil formas en las que nos pudiéramos besar. Tengo clase, debería moverme, pero mi cuerpo no reacciona. Mi corazón va a 808 latidos por segundo y solo has pasado a mi lado. Tiemblo tan solo con la sensación de tu movimiento cuando caminas sin más al lado mío. Eres sexy chico.
Ya te has ido, y contigo se va mi mirada. Me doy cuenta de donde estoy. Mi ataque al corazón ya ha parado, y tu has pasado y ni me has mirado. Soy tan idiota. Me gustas mucho demasiado. Vuelvo a la realidad y me doy cuenta de que llegó tarde. Otra vez he vuelto a perder el tiempo pensando en un posible nosotros sin ser nada. Me pasa a menudo, ya es costumbre en mí… Da igual, es mejor amar que no sentir.

2 Responses to 808 latidos por segundo.
  1. Montse.98.ct@hotmail.com'

    Montse Saura

    Me ha gustado mucho Grin y hay mucho sentimiento en este relato, una pregunta…¿el número 808? ¿tiene algo significativo?

  2. helenabeneytoafonso@hotmail.com'

    helenabeneyto

    Que bonito relato, yo también tengo la misma duda jajaj
    ¿Significa algo?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.