El pequeño Dios

“Desde pequeño tuve un don. El don de crear y destruir, imaginar y llevar esas cosas a la realidad. Una realidad que solo existe en mis audífonos, unos audífonos más especiales de los que otros piensan y yo soy el único que puede usarlo, que puede manejarlo; el único que puede imaginarlo. Dentro de él viven, nacen, mueren, se olvidan y son olvidadas, piensan, sienten y son amadas todas y cada una de las cosas que creo y destruyo pues yo, soy su Dios.”

IES Isabel de España

2 Responses to El pequeño Dios
  1. yamileymoralestavio@gmail.com'

    Yamiley

    Me encanta la manera en la que has desarrollado este texto porque definitivamente cuando me pongo los auriculares me siento así, bueno sin ningún don, pero con mucho que imaginar. Yes

  2. Julio

    Estoy de acuerdo con Yamiley y añadiría que es: un muy buen trabajo creativo.

Deja un comentario