Creando Superhéroes, Magias o Hechizos // La Búsqueda

Hola, me llamo Eliot. Soy un chico normal y corriente que vive en una isla habitada y todavía no descubierta llamada Sunaria.

Mi madre desde pequeño siempre me leía historias, creadas por los sabios de mi aldea, que hablaban de aventuras y misterio, pasando por lugares ocultos o tierras frondosas donde apenas puedes ver un metro delante de ti.

Gracias (o por desgracia, no lo se) a eso siempre he soñado con tener ese tipo de aventuras, viajar, conocer mas allá de esta isla… por eso empecé a leer mas libros, e incluso creaba mis propias historias fantaseando con esos lugares inhóspitos, tierras húmedas, paisajes llenos de color…

Un día el anciano mas sabio de la aldea se acerco y me contó un enigma único, el enigma de nuestra aldea, os explico:

Esta isla es pequeña, pero hay muchas aldeasen ella. Cada aldea tiene un enigma propio y único, el cual dicen que es real y los escribieron los antiguos héroes de nuestra tierra.

 

El enigma de nuestra aldea decía así:

 

Sigue la senda y encontrarás

una huella oculta justo detrás,

junto a palmeras, el sendero

y aun lado del limonero

veras cosas increíbles

y harás cosas imposibles.

 

Yo, empecé a pensar que, si eso era real debía ir a buscar aventuras siguiendo ese enigma.

Después de mucho pensarlo cogí mi mochila hecha de piel, metí unos sándwiches que me hizo mi madre y una luciérnaga en un bote de cristal (lo que ustedes llamarían linterna).

El primer lugar donde empecé a investigar fue en el sendero que une los pueblos, pero no encontraba nada. Lo único que me acompañaba era el sonido de los arboles con el viento meciendo sus hojas y los animales que correteaban por esa zona.

Después de mucho caminar sentí muchísima hambre, me senté en una roca que había en el camino y cuando ya me dedicaba a sacar los deliciosos sándwiches vi algo que no era normal.

Una pequeña flecha hecha de piedra y cristal que en su interior contenía un liquido azul cielo incrustada en la piedra donde me había sentado. El único problema era que la flecha apuntaba hacia abajo…

Lo admito, me pasé un buen rato pensando hasta que, después de muchos intentos fallidos, decidí mover la roca a un lado. Creía que eso iba a ser peligroso porque si no era lo correcto iba a perder una pista valiosa y a lo mejor única…

Me costó mucho trabajo mover la piedra pero luego de mucho esfuerzo lo conseguí y, debajo de la piedra había una especie de tobogán, estrecho, en la que solo parecía entrar niños pequeños.

Por suerte yo cabía ahí, la emoción era tal que el hambre se me había ido por completo. Decidí tirarme.

Nunca había sentido esa sensación de el pequeño cosquilleo que llenaba mi barriga, ¡era todo tan emocionante!

Cuando llegué a mi destino lo único que había era oscuridad, así que saque mi pequeña botella con la luciérnaga y vi un muro, el cual se podía ver un hilo de luz potente por debajo. El el muro se podía leer:

Se educado y no te dejes llevar

Por el miedo nunca te dejes consumir

Si eres listo podrás llegar

y la puerta lograr abrir

 

Entré en pánico. ¡Debía ser rápido, estaba encerrado sin salida y con un enigma delante el cual, si no acertaba con la solución iba a morir allí seguro..!

Empece a pensar en cada una de las palabras. ¿Era un número? ¿Algún animal? ¿Un código? Llore de impotencia y miedo, no lograba llegar a la solución y el tiempo seguía pasando.

Leí una vez mas el enigma y me llamo la atención aquellas dos frases:

 

Se educado y no te dejes llevar

Por el miedo nunca te dejes consumir

 

¿Educado? ¿No dejarme llevar por el miedo? ¡Claro!

Como si de un rayo de luz se tratara me llego una idea.

Me acerqué a la puerta y toqué con suavidad, cruzando los dedos para que funcionara.

El suelo empezó a temblar y pensé que iba a morir, cerrando los ojos rápidamente,pero al abrirlos vi que ya no había muro y que delante de mi había algo que nunca vi en mi vida:

Un enorme espacio abierto donde la luz nunca se iba, frondoso y lleno de animales que solo existían en mi imaginación y en el centro una gran estructurade piedra blanca en la que no paraba de brotar agua (una fuente para ustedes).

Me acerque a la fuente y, para mi sorpresa estaba escrito:

 

Felicidades pequeño Eliot, ahora ante ti se abrirá el camino hacia lo desconocido, hacia lo mas oculto, hacia la verdad. Ve y vive.

 

A los pies de la fuente había un pasadizo, iluminado por unas luces que no sabría decir que eran, fui bajando despacio, con miedo y emoción a la vez.

Lo que encontré allí cambió mi vida, pero eso lo descubriréis cuando encontréis vuestra fuente del destino.

 

FIN

Dados:

Pensar                        Huella (pistas)

Leer                           Linterna (luciérnaga en el bote)

Tocar la puerta            Fuente

Interpretadores de los dados:
Aarón, María, Cristina y Ana

Relleno de la interpretación:

Ana

IES Isabel de España

3 Responses to Creando Superhéroes, Magias o Hechizos // La Búsqueda
  1. Julio

    Qué historia más original, con acertijos incluidos. Además, han puesto los dados que han salido. Genial. Buen trabajo, ¡equipazo!

    • KuroNeko

      Muchas gracias ^-^

      Habíamos llegado a la conclusión de hacerlo de aventuras y de una persona que buscara pistas, así que en cuanto me senté a pensar en el relleno y los detalles quise ambientarlo en ese mundo misterioso y desconocido con el final abierto.

      Espero que les guste a mis compañeros >-<

  2. joselupipb99

    Muy buena historia Ana me gusta mucho este tipo de historias de aventuras y enigmas jajajaja

Deja un comentario