estado permanente

Es difícil explicar con una sola frase como me siento.

Un “estoy bien” no es adecuado y un “estoy mal” no está a la altura. No me malinterpretes, no pretendo ser filósofa ni decir yo solo siento no sentir nada, porque suena hasta cómico. Es gracioso lo triste de la situación y absurdo a la vez, pero claro, siempre mirando el lado positivo. Por eso, aunque todo acabe, he de admitir que puedes utilizarme de ejemplo. Como un mal ejemplo, quiero decir. Porque, amigo mío, la mala suerte me persigue y ya no me abandona. ¿Qué esta bien? ¿Qué esta mal? ¿A quién le importa en realidad? Hay personas que no tienen idea del poder que pueden tener las palabras pero estoy completamente segura de que tú, tan astuto como eras, siempre encontraras esa manera de calarme en lo mas hondo. Porque solo tú puedes hacerme daño, porque solo tú sabes como.

One Response to estado permanente
  1. julio

    La primera vez no me gustó mucho. La segunda lectura, más paciente, me hizo darme cuenta de detalles. La tercera me convenció de que el texto es menos sencillo en la forma de lo que parece y que busca más cosas. Y me ha empezado a gustar. Hay alguna frase que revisada elevaría un poco más el texto. Me gusta. Pero porque tiene una voz que quiere elevarse más, como si el texto dijera: estoy esperando a que Yamiley me revise y empiece a ajustar pequeños detalles. Buen trabajo. Yes Grin

Deja un comentario