Un mundo conectado

Estoy desorientado, agonizando casi, llegando a una ciudad fantasma, pero, en realidad, tal vez no lo fuera, fruto de mi imaginación.

Entré por el norte, lo supe por la típica veleta, con forma de gallo, que te marca la dirección.

Había una niebla propia de películas de terror. Un frío y calor a la vez, era una sensación extraña. Carreteras agrietadas, edificios derrumbados, otros en ruinas… Entré a uno de ellos y olía a cerrado, humedad… La verdad es que me dieron escalofríos según entré y tenía la piel de gallina y los bellos de punta…

Hola, me llamo Jack, de 23 años y la verdad es que mi pasión es la adrenalina, me encanta. Hablo del puenting, sobre todo la modalidad de “skyfall backward”. Modalidad en la que, en vez de caer al vacío, caías al espacio, así que imagínate: tirarte al vacío del espacio, viendo los cuerpos estelares, las estrellas, los soles, las lunas, ¡Todos los planetas y sus satélites!

Una de las veces que lo experimenté, divisé una especie de espejo grande, con el marco amarillo y de él salía un haz de luz blanco brillante, daba miedo, pero, ¿Sabes qué? No tenía otra, ya estaba en la trayectoria y, por más que lo intentase, por mucho esfuerzo que haga, no conseguí nada.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.