Querer respirar

Alguien dijo una vez que” la pluma es más fuerte que la espada”.

La pluma puede convertir la tristeza, declarar a las lágrimas y terminar con los tópicos que inundan de fuego este mundo.

Puede crear cólera, pasión, melancolía, amor. Puede crear ejércitos, árboles, seres de ramas piedras y raíces. Puede crear sueños, montañas, colores, valentía, puede dibujar palomas, ruiseñores con pasos voladores de tinta, lágrimas que quemen a la mismísima piedra. Puede destruir el tiempo y alargar la vida, terminar con el final de aquellos que han caído,  y hacer  retornar a los cielos de plumas con colibríes acallados que hacen del mas allá una infinita  locura por todo.

Besos, heridas, palabras que lloran, puntos que marcan algo nuevo, vida donde todo estaba muerto, y muerte en aquello que te daba vida.

La espada solo sirve para destruirlas.

Deja un comentario