Trasteando

Es irónico. Siento que respiro, que veo, que aprendo y me desarrollo. Lo estoy sintiendo ahora y llevo 16 años en vida. No le encuentro el sentido a mi existencia pero sí el del camino que quiero seguir. Mi cuerpo y alma se tiñen del color de la euforia. ÉXTASIS. El cigarrillo sigue prendido. Todo corre, fluye y vuela. RAYOS Y TORMENTAS. El oxígeno inunda mis pulmones, provocando luz en el acto. Mi llama no se apaga, pero tampoco quema; sólo crece en el inmenso vacío de mi ser. La energía no se crea ni se destruye, sólo se transforma. Soy un ave fénix floreciendo, mis pétalos resurgen de entre las cenizas. Imposible ¿verdad?

Deja un comentario