Monthly Archives: noviembre 2016

Los cuentos de la inocencia IV

Siento una atracción por el dolor, el sufrimiento y el amor.
Nunca había visto mis manos tan blancas, ni tan frías, nunca me habían escosido tanto las heridas, ni las lágrimas tardaron tanto en prenderse.
Y sigo aquí, en este lugar poblado de gente sonriente y vaga, que ignora el dolor de uno, nadie se da cuenta de como me duele.
Quiero cerrar los ojos, y ir oyendo el lento y apagado golpeteo de mi corazón, hasta que se canse de llorar.
Esta cuchilla ya esta muy manchada, ya esta muy oxidada, ¿Por qué la cargo con tanto peso?, ¿Por qué la hago sonreír de esa manera?
Me cuesta mucho mantener la respiración, me cuesta mucho sentir el pulso del corazón que me llama.

La calle del cielo

Como se puede olvidar la belleza, como podemos derribar aquellos ojos que nos miraban y nos atrapaban.
¿Por que es tan adicta?, ¿Por que es tan inalcanzable?.
No llego a entender…el único placer que nos separa, los sentimientos en los que habitas.
Indicame el camino mas largo para encontrarte, para poder llegar a besarte y que sienta el frío que riza el cabello de mi cuello.
Eres la enfermedad de la locura y la destrucción de la vida de esos que no desean mas que tu mirada.
Tu forma, tus labios, tus pecas, tus sonidos, tus miradas.
Ya te he entregado mi ultimo sentimiento, ya no siento nada mas que no sea tu ausencia, llegue a pensar, que si no lloraba seguirías aquí.
No me importa la comida, ni siquiera las palabras
Dime cuanto tiempo a pasado, cuantas horas te he esperado para solo ver la forma de tus labios al crear una sonrisa piadosa, una sonrisa que me devuelve el color de las negruras.

Estoy cansado de esperarte en el banco del parque mientras la lluvia me moja el pelo, pero lo sigo haciendo.

Algunas venas se han taponado

Toma de tu cuello el cabello y sin rumbo navega por tu blanquecina frente y si deseas retomar los instantes dañados, no esperes a que se detengan las mareas estridentes ni catastróficas.
El camino es desorientado y fiel a tus pensamientos, parece ser un sueño sin nubes que lo difuminen, la luz, es un oficio fugitivo que espera, NO, que siente necesidad de creer que si no fuera por las almas de su farol candente, no seria nada…
Por ello, sin rumbo, ella navega entre mares sombrios, iluminando con su farol de almas posesivas las siluetas marinas de seres malignos, seres que aun no han visto la luz del joven día.
Se que estoy vivo porque te quiero, y no siento ninguno de mis sentimientos en vano, y si me permitieras solo darte un beso, explotaría en fauces grotescas y lloronas, en gemidos y auxilios, en risas y sufrimientos, en mi y en mis lágrimas cristalinas y cortantes.
Creo que este viaje acabó en el momento en el que dance con el demonio entre la tenue luz de las farolas, creo que ni siquiera quieras saber mi nombre, porque mas mentiras…..
Eso si, yo nunca me olvidare del tuyo, el de la chica de ojos de demonio.

 Scroll to top