Algunas venas se han taponado

Toma de tu cuello el cabello y sin rumbo navega por tu blanquecina frente y si deseas retomar los instantes dañados, no esperes a que se detengan las mareas estridentes ni catastróficas.
El camino es desorientado y fiel a tus pensamientos, parece ser un sueño sin nubes que lo difuminen, la luz, es un oficio fugitivo que espera, NO, que siente necesidad de creer que si no fuera por las almas de su farol candente, no seria nada…
Por ello, sin rumbo, ella navega entre mares sombrios, iluminando con su farol de almas posesivas las siluetas marinas de seres malignos, seres que aun no han visto la luz del joven día.
Se que estoy vivo porque te quiero, y no siento ninguno de mis sentimientos en vano, y si me permitieras solo darte un beso, explotaría en fauces grotescas y lloronas, en gemidos y auxilios, en risas y sufrimientos, en mi y en mis lágrimas cristalinas y cortantes.
Creo que este viaje acabó en el momento en el que dance con el demonio entre la tenue luz de las farolas, creo que ni siquiera quieras saber mi nombre, porque mas mentiras…..
Eso si, yo nunca me olvidare del tuyo, el de la chica de ojos de demonio.

Deja un comentario