saradelcarmengil@gmail.com'

Posts by: saradelcarmengil

Ciclo

Pierdes.
El aliento, la paciencia, tu tiempo, la concentración, a ella, la razón y el sentido.
Sigues cayendo.
Un acantilado, un rascacielos, una montaña y una catarata.
Vuelves a confundirte.
El hambre, el sueño, el amor, el sexo, la imaginación y la epilepsia.
Y finalmente te rindes.
Sus piernas, sus labios, sus curvas, su interminable melena, su mirada y ella.
Pero recuerdas.
Tu familia, amigos, su cariño, tus chistes, tus abuelos, tu infancia, su ternura, vuestras manos y el tiempo que desperdiciaste sin ella.
Consigues levantarte.
Tu arte, tu pasión, tu vida se somete a tu decisión.
Y vuelves a caer. Pero de esta, no hay marcha atrás.
Adiós.

Trasteando

Es irónico. Siento que respiro, que veo, que aprendo y me desarrollo. Lo estoy sintiendo ahora y llevo 16 años en vida. No le encuentro el sentido a mi existencia pero sí el del camino que quiero seguir. Mi cuerpo y alma se tiñen del color de la euforia. ÉXTASIS. El cigarrillo sigue prendido. Todo corre, fluye y vuela. RAYOS Y TORMENTAS. El oxígeno inunda mis pulmones, provocando luz en el acto. Mi llama no se apaga, pero tampoco quema; sólo crece en el inmenso vacío de mi ser. La energía no se crea ni se destruye, sólo se transforma. Soy un ave fénix floreciendo, mis pétalos resurgen de entre las cenizas. Imposible ¿verdad?

La magia del carrusel

Montemos en el carrusel del alma, en el que cada vuelta le da sentido a la vida cotidiana. Con personas de todos los tamaños y colores. Hay gente que monta, sin miedo, feliz de estar donde está y asimilando cada vuelta que da, sin embargo también existe el terror en los que lo ven como lo que es al fin y al cabo, una máquina; y que cada vuelta que dé sea la última o pensar que se está olvidando de algo importante, algo de lo que remotamente posible pueda alterar su zona de comfort; aunque siendo realistas no es comfort sino una amargada rutina a la que uno se acostumbra. Por eso muchas personas vienen a este carrusel, es lo que no tiene su aburrida rutina, esa emoción por decir: ¡Al cuerno con el trabajo y el qué dirán!
Así que montaremos, nos lo hemos ganado pequeño.
Entiendo que te asustes, no has visto una máquina tan colorida así en tu vida y lo único que sabes es que se dan vueltas y la gente disfruta o al menos lo intenta, pero querido amigo éste es un tío-vivo singular.
¿Ves esa raya roja de la carpa? Es la presión de un hombre y por lo que veo bastante intensa, por lo menos el carrusel ha sido capaz de absorberla toda. Cómo ves, también hay espacios en blanco, y es que el temor a la máquina impide que ésta absorba los males. Así que, después de tragarte mi monólogo sólo quiero que te relajes y disfrutes del trance, ya verás que la magia si está dentro de ti, sólo tienes que saber enfocarla.

Mecánica de los cuerpos

-¿Te imaginas tener un reloj en vez de corazón? Piénsalo, no tendríamos mal de amores pero nosotros mismos jugaríamos con nuestros propios corazones. O un ordenador en vez de cerebro, lo tendríamos todo bien ordenado y no se nos olvidaría nada, aunque perderíamos la devoción por aprender. No, ya sé ramas en vez de pelo. En nuestra cabellera podríamos albergar vida y cuanto más grande sean las ramas más vistoso sería. Pero podarnos el pelo dolería algo más y sería un poco incómodo llevar unas ramificaciones tan grandes. No no, ¿y si en vez de nariz tuviéramos una pequeña ramita en el que hubiera una hoja y respirásemos como las plantas? Pero, cada vez que sople el viento saldría la hojita volando y tendríamos que respirar por la boca hasta que creciera una nueva. No, ya sé un xilófono en vez de dientes; cada vez que hablásemos haríamos música, aunque veo la comunicación algo complicada. O un caldero en vez de estómago, en vez de derretirse todo lo que comamos con los jugos gástricos se cocinaría todo en el caldero y haría un súper puchero de nutrientes a nuestro cuerpo, aunque no me veo con un caldero en la barriga; después de de haber perdido tanto peso volver a verme gordo no es una opción. Ah, ya sé, es la idea definitiva, en vez de ojos: 2 objetivos de cámara. Nunca jamás tendríamos problemas de visión y si quisiésemos ver algo más cerca o lejos haríamos zoom y lo veríamos todo, pero sería una pérdida importante al no tener la belleza que transmite la propia fragilidad del ojo humano y su iris. Bueno y tú ¿qué opinas? No me digas que no son buenas ideas para tu proyecto.

-No sé, pero tú calla y ayúdame a mover el cuerpo.

Juicio optimista

Me da igual que no tenga salida, es mi futuro. Si voy a tener que hacer exactamente lo mismo durante toda mi vida por lo menos que me guste y me haga feliz. Y si como dices no hay salida, me esforzaré por ser lo mejor en mi materia, así, desde el momento en el que haya una plaza no sólo obtenga un trabajo que pueda mantenerme haciendo lo que me gusta sino que consiga un gran conocimiento y experiencia en mi pasión. No quiero dinero, no quiero tampoco verme estancada, quiero que las emociones fluyan por mis venas.  Tan sólo ser feliz y vivir para contarlo. ¿Es tanto pedir? Vida sólo hay una y es por ello que quiero aprovecharla al máximo. ¿Si no de qué vale estar vivo? ¿Nunca has escuchado la frase vive cada día como si fuera el último? Pues esto que te vengo a contar viene siendo un poco parecido.

Sólo quiero que sepas que debes tomar las riendas de tu vida, y decidir aquello que te haga feliz. En lo único que merece la pena ser rico es en amor y experiencias.

 

Cuando lanzas tu alegría al aire, vuelve como…

El mundo durmiendo en paz despúes de una larga guerra, donde los animales no son maltratados, ni hay reyes ni coronas. Tan sólo una perfecta democracia que nos une a todos los ciudadanos del planeta. El amor que parece que se transmite a la velocidad de la luz y hace que lo celebremos en nuestra armoniosa siesta, en la que por primera vez nuestros sueños son realidad.

 

 

fue la historia que hice con los dados el viernes 22

devoción antes que depresión

-Una gran familia de arquitectos, ingenieros, matemáticos, mecánicos…Y esa familia tenía que ser la mía.   -Decía Iván entre lágrimas en el suelo de su habitación.

-¿La pintura acaso es tan mala? ¿Es tan malo ser feliz? ¿Si mi familia es feliz por qué yo no? ¿Por qué obligarme a ser algo que no quiero?   -Seguía diciéndose a sí mismo.

Su padre al otro lado de la habitación le escuchó, entró y se sentó a su lado en el suelo. Y le dijo:

-Sé que no te gusta pero compréndelo, nos hemos creado esta fama entre todos, ¿no te gustaría estar a gusto entre los de tu propia sangre? ¿Codearte con los mejores de su categoría? Hijo, que somos tu familia y tienes un alto potencial que estas desaprovechando. No te digo que la pintura sea mala pero, seamos realistas, te va a costar mucho para ganarte la vida con ella, ¿no crees?

-Sí, sí tienes razón papá.  -Se secó las lágrimas y se le iluminó la cara.

-Ya sabía yo que no nos defraudarías.  -le dijo su padre, le sonrió y se fue de la habitación; dejando a Iván solo.

Por la noche, con una pequeña maleta llevando lo esencial (ropa, dinero, etc) y un pequeño bolso lleno de pinceles se marchó de su casa.

-Estaré con los de mi sangre como dijo mi padre, y es que por mis venas corren glóbulos de todos los colores. Conoceré a los mejores artistas del mundo y aprenderé todo lo posible para ser el mejor pintando.  -Dijo caminando por la calle mientras se escondía de las luces.

 

 

 

 

 

the holstee manifesto

 Scroll to top