Escritura y falsa bohemia

cocutcn_56El verano se acerca y las ideas me bullen, presumiblemente porque al aumentar la temperatura mis neuronas hierven en un caldo espeso. Mi dedos atracan el teclado, impulsados por un nervio incontrolable. Quieto todo el mundo.

Está muy manida ya esa idea del escritor bohemio, el escribir como acto de sufrimiento, que si los textos son tus «hijos» y que si el resultado de escribir es como «parir». Eso en el instituto funcionaba para ligar y hasta puede que ya de adultos siga teniendo glamour. Ya, me parece a mí, es hora de ser menos hipócritas y decir las cosas claras.

Uno quiere dar a conocer lo que escribe y vender libros. No conozco ni a uno sólo de esos tartufos que dicen que les da igual dar a conocer sus textos o no, o vender, en el supuesto, muchos libros, si tuvieran la oportunidad. Son más mentirosos que Judas. Y hacen daño a la imagen real del escritor de hoy día. Escribir es un oficio duro y complicado, que requiere tiempo y paciencia. La inspiración llega con el trabajo. A la gente que trabaja le llega la idea feliz antes que al que se aplica menos.


La imagen real es que uno desearía estar en todas las librerías y bibliotecas del mundo, a ser posible en el estante que queda justo a la altura de la mano, para que los usuarios puedan cogerlo y disfrutar de su lectura. Y si me apuran, en los bares y discotecas también: el tema es que te lean. Escribe uno para los demás, siempre. El que dice que escribe para sí mismo escribe diarios. Y para eso no hace falta que publique. A ver, el que levanta la mano, que hable ahora o calle para siempre:

-Perdona, yo escribo para mí, y me da igual lo que piensen los demás, y les guste o no pues seguiré escribiendo lo que yo quiera y cuando quiera, me da igual ser famoso o no.

-Por eso mismo no vas a publicar nunca y cuando lo hagas dirás que te pusieron una pistola en la cabeza para firmar que te editen 10.000 ejemplares, a que sí.

Así que si uno vende libros (y hasta gana algo de dinero) su escritura estará más cerca de la felicidad que si no lo consigue. El éxtasis es conseguirlo. Luego podemos poner a parir a Dan Brown y a todos esos mediocres que leemos pero a los que envidiamos que sean conocidos y no como nosotros, pobres aspirantes a formar parte de la plantilla de escritores de una editorial.

Que no me vendan ya ese cuento de la bohemia que me lo sé de memoria. Menos pose y más realidad.

Sobre el Autor

Julio

La idea de este blog nació de la pasión por escribir y compartir con otros mis ideas. Me interesa la escritura creativa y la literatura en general, pero también la web 2.0, la educación, la sexualidad... Mi intención, en definitiva, es dar rienda suelta a mis pasiones y conocer las de otros; las tuyas. ¡Un saludo!

8 Comentarios

Deja un Comentario
  • Ummm, creo que malinterpretas lo que, al menos yo, entiendo por «escribir para uno mismo».
    No se trata de no querer la fama, sino de escribir aquello que deseas sin condicionarte en función de que en ese momento esté de moda otro tipo de literatura, de si va a gustar. La cuestión es no ejercer autocensura creativa, escribiendo novelas históricas cuando a lo mejor preferirías dedicarte a la ciencia-ficción, simplificando tú estilo para hacerlo accesible a más público, despersonalizando tu escritura o suavizando opiniones.

    • Pues yo creo que hablamos de cosas distintas 😀

      Tú hablas de que uno no va a cambiar su estilo, su escritura, porque haciéndolo de otra forma tal vez tuviera posibilidades de publicar. Eso es traicionar lo que eres, y comparto tu comentario 100%.

      Yo hablo de que le das una patada a una piedra y te salen veinte poetas que sufren porque son unos incomprendidos y otros tantos escritores a los que se les comprende menos y viven en un mundo aparte porque son chachis pirulis y viven en un mundo interior que jamás nadie entenderá. Hablo de esos que dicen «yo no busco publicar ni vender libros, yo paso, soy el nuevo Kurt Cobain, mi esencia está impregnada de la magia de Jim Morrison, vivo para el arte y el que me quiera leer que me lea pero yo no le lamo el culo a nadie como tú que vas de editorial en editorial suplicando ni presentándome a premios amañados; yo soy un artista, y sufro y tengo depresiones y ansiedad porque mi escritura es, no sabría cómo decirlo, la puta hostia. No soy un mercenario como tú. Sólo quiero vivir a solas en una isla con mi arte y yo, porque el mundo no está preparado para conocerme aún.». El día que publique: «Bueno, yo estaba en una cafetería y vino un tío con gabardina, me cayó mal, me dijo qué haces, le dije, escribo un poema de dolor y ausencia, y me dijo déjame leerlo y le dejé, y me dijo casualmente trabajo en Random House y te voy a publicar, y le dije, no, yo paso, y me dice por favor el mundo tiene que leerte y me dije sí, es cierto».

      Me jode la pose de mucha gente que le oyes hablar de lo que hace y parece que ha escrito El rey Lear o el Romancero gitano; es una profesión que es seria o, al menos, debería serlo. Todos quieren publicar. 😀

  • Una vez leído el comentario, quiero decirte que tienes mucha razón Jules. Yo pienso que la escritura es un bendito compromiso entre lo que quieres contar y lo que la gente quiere leer. Ni uno debe caer en orgullos absurdos, ni tampoco «fotocopiar» otra novela histórico-misteriosa más, porque «es lo que vende».

    • ¡Hola Miguel! Pues sí, en eso estamos de acuerdo. Gracias por las visitas y los comentarios, tener opiniones de escritores es bueno para que todos aportemos nuestro punto de vista sobre esta maravilla que es la expresión escrita.

      ¡Un saludo! 😀

  • 😀 :emotion: Me ha encantado la descripción que has hecho, publícala en la revista pero ya, no puede perderse en un comentario… de hecho creo que va a ir para la sección de citas de mi blog (no me vayas a demandar xD)

    En ese caso, sí, estamos de acuerdo, esa gente da mucha penita. Me has recordado a un tema de Defcondos «Muertos del rock»

    Por fin grabas un disco y sales en la portada.
    Ahora en el barrio te miran con otra cara.
    La abuela te ha cosido muchos flecos en la chupa.
    Ha nacido un genio y el mundo se disculpa.
    En los bares de moda no pagas ni una copa.
    Nuevos amigos te invitan a farlopa.
    Al fin llegó tu hora.
    Pisas fuerte senderos de gloria.
    La radio-fórmula dejó de ser mala
    cuando oíste que tu disco sonaba.
    Has cambiado el cuero por piel de cocodrilo.
    Al fin el mundo está en tu ombligo.

    El rock and roll no es ningún boomerang
    ni tampoco el límite del bien y del mal.
    Sólo vive deprisa y se muere joven
    el que es medio bobo y no toma ciripolen.

    Odio a los mártires del rock.
    Jimmi Hendrix, Janice Joplin, Sid Vicious,
    Freddy Mercury, Johnny Thunders, Kurt Cobain.

    El estrellato es un apostolado.
    Supone un sacrificio hacerse millonario.
    Siempre llorando en la limousine.
    Muy deprimido entre actrices de cine.
    Firmas cheques, firmas contratos
    y el manager te paga con chutas de jaco.
    Sexo, drogas y rock and roll
    o acabar como Loquillo de cantautor…

    PD: la suscripción a comentarios no funciona, no me llegan al mail y el diseño del blog se ha vuelto medio loco.

    • Jajaja. Vale, Farándula, no te demandaré, pero te dejo si quieres que digas de qué blog salió 😀 Creo que solucioné lo de los comentarios -compruébalo, de momento a mí me van bien-, pero parece que sólo se ve bien el blog en Mozilla Firefox… en Chrome e IE no, y el autor del tema decía que era compatible. Miraré a ver si encuentro ayuda a ese asunto porque el diseño me encanta.

      Bueno, veo que ha gustado al menos a 3 visitantes -y yo que pensaba que me darían de palos jajaja-, suficiente para mi ego y para poner el comentario como un artículo por sí mismo.

      ¡Gracias a Farándula, Ralg y Miguel de Luis! 😀

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Copyright ©  La ciudad creativa