La cara oculta de dirigir una Revista Literaria

actualites-decembre-2006-pink-floyd-dark-side-of-the-moonCuando comencé Poesía+Letras, todo era ilusión -aún lo es-. Pero satisfacción personal aparte, hay un largo y extenso mar de hastío, enfado, y desesperación en grado superlativo. ¿Por qué? Pues porque los usuarios son personas, y como tales, susceptibles de ser muy diferentes, y generan mucho trabajo de diseño, programación y ajustes contínuos.

¿Lo peor que llevo? Que cumplan las normas. Por encima de otras consideraciones, el usuario medio es muy cómodo. Si pudiera hacer las mismas tareas en menos clicks, las haría. ¿Y quién no? En mi revista, diseñada con Joomla, tengo dos tutoriales sobre cómo publicar, un vídeo explicativo en la portada, y un recordatorio en el correo electrónico de registro.

Aún así, el noventa por ciento de los nuevos registrados publican sus textos en la portada, destrozándome el diseño, o cometen otros muchos errores. Uso esta palabra, destrozar, en el correo electrónico que les envío para pedirles que no usen esa opción y que impacte. Y, de nuevo, insisto en dónde pueden encontrar los tutoriales (en la Ayuda, en la Portada, en el vídeo) para no cometer el error de nuevo.

Ahora me ha dado -¡qué cosas para una revista literaria, soy un atrevido!- exigir una ortografía y una gramática correctas. Es como si a una arquitecto le pidieran que, por favor, no ponga una columna justo a medio metro de la puerta de entrada.

Pues me vuelvo loco. Uno tras otro, da igual la antiguedad del miembro, o si es recién llegado, salvo honrosas excepciones, tengo que enviar hasta dieciséis -hoy mismo- correos electrónicos diarios avisando de errores ortográficos y de puntuación. Lo que desean es publicar, generar una emoción en quien lee -y quién no- y ya lo del correcto uso del idioma lo dejamos para el 2020.

Nada, que al final haré como las revistas prestigiosas, donde el Consejo Editorial tiene que aprobar, por unanimidad, los textos a publicar. Eso sí, estos Consejos Editoriales no miran sólo el correcto uso del idioma, sino la calidad literaria del texto.

Precisamente, mi idea fue la de crear una revista donde cualquiera, ajeno a una crítica rigurosa, pudiera publicar sus textos. Pero cuando digo sus textos, me refería a textos con un rigor en el lenguaje.

Si dejo que se autoregulen, el nivel de ortografía y gramática del noventa por ciento de los textos no pasaría un examen de acceso a la universidad. No hace falta decir eso de que todos, servidor incluído, comete errores. Pero la gracia está en que hay comentarios a textos plagados -hablo de más de diez- faltas de ortografía. Incluso hubo un miembro que publicó un texto larguísimo sin un solo acento, y tuve que decirle: por favor, puntúa el texto. Antes de mi toque de atención, ya había comentarios sobre su belleza. Yo, literalmente, abandono textos que ya en el título cometen errores -es que no puedo-.

¿No les doy penita? :emotion: Ya. Lo suponía. En el pecado llevo la penitencia 😉

[email_link]

Sobre el Autor

Julio

La idea de este blog nació de la pasión por escribir y compartir con otros mis ideas. Me interesa la escritura creativa y la literatura en general, pero también la web 2.0, la educación, la sexualidad... Mi intención, en definitiva, es dar rienda suelta a mis pasiones y conocer las de otros; las tuyas. ¡Un saludo!

2 Comentarios

Deja un Comentario
  • Te noto tenso chavalote, menudo e-mail has mandado que más de uno me da que va a montar en cólera.

    Sí, la gente es cómoda, pero más bien diría que se trata de una cuestión social. Estamos acostumbrados a que nadie nos corrija y a no corregir, por miedo a herir susceptibilidades, por no parecer pedante, por no hacer sentir mal al otro, porque hay quien considera escribir a su bola como parte sacrosanta de su -entendida literalmente- libertad de expresión, por pereza y mil cosas más, qué se yo… Y como nadie lo hace no lo consideramos algo reprobable, si la gente entiende y alaba mi texto con o sin faltas, ¿para qué lo voy a cambiar?, ¡menuda tontería, ni que hicera algo malo!

    Hoy por hoy, a quien corrige -con educación o sin ella-, lo meten en el saco del talibanismo ortográfico, cuando no lo acusan directamente de enterado, listillo, y demás lindezas del público linchamiento. Hasta facha ❗ Toma del frasco carrasco.

    Se ha perdido, creo yo, cierta noción de los registros, porque no es lo mismo hablar con tu peña que con tu jefe, ni escribir un sms que un poema, de la misma forma que servidora no cantaría en la ópera como en la ducha (si supiera cantar), lo cual no quita para que haga mis pinitos con el micro y la Wii sin preocuparme a quien pueda molestar si desafino.

    Vamos, que tienes dos opciones, pasar de todo y que cada cual con su pan se lo coma o poner límites que te supondrán gasto de tiempo y energías, amén de más de una crítica y menor contenido que, si no de mayor calidad literaria, al menos será ortográfica y gramaticalmente correcto. El error fue dar por hecho que a quien le gusta la creación literaria le gustaría también la parte técnica del instrumento necesario para su desarrollo -uséase, el lenguaje- cuando ya has tenido ocasión de comprobar que no es así.

    Es lo que hay y es tu decisión, para eso la revista es tuya y te la f* cuando Chuck Norris quiere.

    Por cierto continuo se escribe sin tilde. 😀 :p

    • Eres una provocadora con esa línea final 😀

      En el resto tienes razón, pero odio dártela porque adoro discutir, y además eres un poco pedante, por obvia 😀

      Al Sing Star, cantando peor que tú, me salgo, sobre todo en Rock -porque la mayoría de ellos hablan/gritan mas que cantan-.

      Lo del tiempo y energías lo voy a solucionar rapidito porque el/la que no se ponga las pilas, modero textos o directamente elimino, un click es 1 segundo. Selecciono en vista previa porque los que tienen faltas en el primer párrafo se delatan, como mucho dos; y tardo menos que escribir este comentario.

      Más de mi tiempo, nop. Y otro apoyo será que voy a hacer de los que escriben bien moderadores en este sentido. Cambiaré el nombre de la revista Poesía+Letras por Gestapo+KGB, porque será un control policial. 😀

      ¿Revista con menos contenidos de alto nivel o que con más contenidos pero nivel bajo? Me quedo con una pequeña revistita y que a Planeta le haga otro la competencia. 😀

      ¡Saludotes! -por cierto, dos artículos en bitácoras.com en la portada, quién dijo que la sinceridad no mola, dime que me quieres-. 😀

      P.D.: Me faltaba (mensaje editado): iba a regalar en plan sorpresa una camiseta de las que diseño y vendo en la revi, pero de las chulas, en plan sorpresa, a algún ganador/a. Vamos, ni ganas.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Copyright ©  La ciudad creativa