Archivojunio 2009

1
Capítulo VI. Patri-San en la casa de los espías
2
1, 2, 3
3
¿No te ayuda la Autoayuda?
4
Poema de Lisboa
5
Sex Uno
6
Aragonés, Del Bosque y el periodismo deportivo
7
Un manifiesto para atarlos en las tinieblas
8
De Proust a Buzatti: cómo recuperar el tiempo perdido
9
Qué asco de país: Bronce en el Europeo de Letonia
10
Opinólogos

Capítulo VI. Patri-San en la casa de los espías

Menudo día más emocionante. Salimos en dirección a la zona de El Cebadal, en el norte de la capital, y llegamos a la altura de una nave, pasando la pescadería donde mis padres compran congelados.¡Aish! Qué rico el pescadito, ñam ñam. Entramos en el garaje de la nave y miré a mi papá, que estaba serio, consultando su PDA. Para[…]

Sigue leyendo

1, 2, 3

7:14 a.m. Me despierto y miro el despertador. Si he dormido solo, me estiro -sin deshacerme de la sábana- y cojo el portátil. El cuarto está oscuro. Me se revienta la próstata. No importa: enciendo el portátil -en modo suspendido-, me siento en la posición del loto pero sin cruzar las piernas y apoyado en la almohada y vuelvo a[…]

Sigue leyendo

¿No te ayuda la Autoayuda?

Antes de hablar de mi opinión de la autoayuda, que me parece una mcdonalización de la psicología, que me merece todo el respeto -incluso la gestáltica, aunque no la comparta-, me gustaría definir el momento histórico actual a grandes rasgos. Contado, por supuesto, no desde el punto de vista de un profesional de la psicología, la autoayuda, el coaching -por[…]

Sigue leyendo

Poema de Lisboa

La melancolía de calles perdidas que huelen a mares Gente que camina y luces de luz de barcos que parten Si cierro los ojos puedo ver las calles por donde anduvimos Y escuchar canciones que hablan del destino que nunca tuvimos Pastora Vega, “Lejos de Lisboa” Poema de Lisboa El recepcionista buscaba un listín de teléfonos. Cuando lo encontró, bajo[…]

Sigue leyendo

Sex Uno

Hay una habitación blanca y amplia –tanto que parece un loft- en la planta 32. La habitación está casi desnuda; tan sólo un cuadro de Chagall, La Virgen de la aldea, y una mujer de edad madura que acaba de entrar. Lleva jersey y minifalda –hasta la rodilla- blancos. Zapatos negros de charol. El cabello oculto bajo un pañuelo con[…]

Sigue leyendo

Aragonés, Del Bosque y el periodismo deportivo

España ha perdido con Estados Unidos 2-0 en la semifinales de la Copa Confederación. Y el debate sobre Aragonés y Del Bosque se aviva. El periodismo deportivo de este país, bajo mi punto de vista, se mueve, desgraciadamente, en los afectos. Se aleja de la objetividad deportiva; los periodistas se convierten en forofos de sus equipos: Tomás Roncero, Pedro Pablo[…]

Sigue leyendo

Un manifiesto para atarlos en las tinieblas

Eran dos, y estaban solos en una famosa bocadillería de Vegueta. Ella había pedido una baguette y de beber, cerveza (existe una única cosa en el mundo que le guste más que una cerveza: dos); él, un sándwich y un appletiser de manzana. Aún no era la hora bruja; quedaban 31 campanadas para la medianoche. Comenzaron a hablar de las[…]

Sigue leyendo

De Proust a Buzatti: cómo recuperar el tiempo perdido

Proust –el escritor del siglo XX junto con Joyce, Kafka y Freud-, que siempre fue por delante de nosotros –como hacen siempre los grandes genios-, escribió en En Busca del Tiempo Perdido: “Pues apenas toqué el primer botón de la bota […] El ser que venía en mi ayuda, que me salvaba de la sequedad del alma, era el que,[…]

Sigue leyendo

Qué asco de país: Bronce en el Europeo de Letonia

Las chicas de la Selección Femenina Española de Baloncesto han ganado a Bielorrusia en el partido por la medalla de Bronce del Europeo de Letonia 2009, y llevan un palmarés en la última década de traca. Una apunte antes de hablar del partido: ya dije en un twitt que las chicas no están para hacer publicidad gratuita. A la FEB[…]

Sigue leyendo

Opinólogos

Entre este artículo sobre mesas redondas de gurús de internet y la gente que debería seguir en el Twitter o en los blogs, recomendaciones que aparecen cada tres semanas por la blogosfera, no quepo en mí de felicidad. ¡Cómo me gusta que me inviten a seguir a otros que no conozco de nada! Es que si los conociera sería porque[…]

Sigue leyendo

Copyright ©  La ciudad creativa