Escritor o la nada

escritorSoy escritor. La necesidad de contar historias, la preocupación por lo que escribo, la revisión, las horas que paso desesperado porque sé que algo no encaja y no sé cómo mejorarlo. Leo mis relatos y encuentro dónde están tibios, pero aún no tengo los recursos para saber cómo volcarlos en la dirección que quiero. La necesidad de saber si genero emociones. Si he creado algo digno de ser admirado.

Yo no tengo la fortuna de haber publicado mi obra. Tampoco vivo de la literatura en exclusiva, dando clases sobre escritura creativa o impartiendo seminarios sobre cómo crear novelas, escribiendo en diarios de prestigio, o viviendo en la jet-set de lo que implica ser escritor -amistades, conocidos, reuniones en café con editores, presentando libros de amigos, etc-.

Si no cumplo todos estos requisitos, ¿no soy escritor? ¿Sólo son escritores quienes viven de ello? Quiero decir, ¿sólo se es escritor desde la profesionalización? ¿Javier Marías o Vargas Llosa, antes de publicar, en el proceso de creación, no eran escritores? ¿O cuando se profesionalizaron lo eran y antes no? ¿Y su hubieran fracasado -pongamos que un editor aduce que sus manuscritos no tienen cabida en el mercado-, y fueran gente solitaria, que no se rodeaba del mundillo editorial y de escritores, dejarían de serlo?

Tengo la certeza…; mejor dicho, siento la certeza de que soy escritor y que contar historias no es una afición como puede serlo jugar al póker los sábados. Puede que incluso me compre un libro de estrategias sobre el póker; y aún así, no saldría más allá de la esfera de mis aficiones.

Para mí va más allá de esas consideraciones vagas e intrascendentes. Tendré que seguir mejorando, y ver qué hacia dónde me puede encaminar este trabajo con mi escritura. Cambio, entonces, la definición, y aunque me gusta decir que soy un escritor en formación -o potencia de escritor-, diré que no soy un escritor profesional, pero escritor, me siento. Tengo la necesidad de contar. Que no venga nadie a decirme lo que soy o dejo de ser.

Al principio fue muy divertido. Dejó de serlo cuando averigüé la diferencia entre escribir bien y escribir mal; y luego hice otro descubrimiento más alarmante todavía: la diferencia entre escribir bien y el arte verdadero; es sutil pero brutal.

Prólogo de Música para camalones, Truman Capote

[email_link]

Sobre el Autor

Julio

La idea de este blog nació de la pasión por escribir y compartir con otros mis ideas. Me interesa la escritura creativa y la literatura en general, pero también la web 2.0, la educación, la sexualidad... Mi intención, en definitiva, es dar rienda suelta a mis pasiones y conocer las de otros; las tuyas. ¡Un saludo!

10 Comentarios

Deja un Comentario
  • Muy buena reflexión. También es una pregunta que me hago constantemente, ¿soy escritora? La respuesta la tenemos nosotros mismos: si para vivir necesitamos respirar literatura y necesitamos expresarnos a través de ella, sí, te diré que lo somos.

    Un fuerte abrazo. 😀

    • @Ylka: sí, es como una especie de espada de Damocles en la cabeza que te atormenta y te dice: tú no eres escritor, tú no, los otros sí, y luchando contra eso te nace, cómo que no, y lo que sufro… ¡un besote! ^_^

      @Ángel: pues sí, algo de eso, ya lo miré y le mandé un retwitteo, recomiendo a quien se pase por aquí echarle un vistazo que está muy interesante. Un abrazo desde la isla vecina -si te asomas a la ventana, igual me ves-. 😀

  • Toma la palabra «escritor» y abandona la plabra «nada».
    Hazlo hoy , antes que mañana.

    ¡Eres un escritor!
    Se nota y se siente.
    ¿Eres bueno, malo, genial,impresionante,…?
    ¿Quien determina eso?
    Todo eso huele a otra palabra llamada «éxito».
    ¿Alguien conoce al Sr. exito?

    ¿Se escribe solo o en compañia?

    Yo mejoraría, con tu permiso, el título de tu artículo:

    Escritor y soledad = crear.

    Y te diría: Julio. Eres un creador.
    ¿No es suficiente?

    Un saludo bien intencionado.
    .-= Último artículo del blog de Alberto Real… El sueño americano y la sanidad gratuita =-.

  • Eso depende de si para tí ser escritor depende de si la gente te lo considera o no. Si para tí, la escritura es un refugio, algo íntimo, entonces no hay duda. Me encanta la cita de Capote, aunque asusta, porque da a entender que el verdadero arte literario sólo lo alcanza uno entre millones. Saludos

    • @Miriam: pues evidentemente no, pero hay ciertos prejuicios por lo que he ido escuchando. Y mucha demagogia. Sí, asusta, pero entiendo que si todos fuéramos capaces de hacer una Capilla Sixtina, aparecería alguien espontáneamente creando algo superior. Un saludo. 😀

      @Alberto Real: ¡un abrazo y gracias por tus ánimos! 😀

      @Pharpe: no entiendo yo que ser bloggersea igual que ser escritor. Entonces, cualquier periodista es escritor. Los blogs vierten opiniones: cada uno tendrá su estilo. Pero, humildemente, creo que esto de la escritura es otra cosa, aunque puede que el blog se convierta en un género literario. Al tiempo. 😀

      @Pili: claro que sí, el día que me gane la lotería te invito a algo, porque si esperas a que sea famoso te van a salir canas en las pestañas. 😀

  • El blog ya es un soporte literario, que no un género (aunque puede ser el germen de nuevos géneros), y quien escribe en un blog es escritor, tan escritor como quien garrapatea en una libreta o como quien publica un libro, precisamente por las mismas razones que alegabas tú al declarar que te sientes escritor.

    No será escritor profesional si no le pagan por su trabajo, claro, pero ya hay bloggers profesionales, algunos muy buenos, como Hernán Casciari.

    El periodismo, por otra parte, hace tiempo que se considera un género literario, y cuando es de calidad no desmerece nada de la poesía, la novela o el ensayo. Ahí tienes a Larra y al mismo García Márquez. Así que… sí, cualquier periodista es escritor. Otra cosa es que sea buen o mal escritor, pero eso no depende del género ni del soporte, sino de su talento y de su esfuerzo.

    Tenemos demasiado mitificada la palabra escritor, y es grave, porque ese mismo mito nos impide escribir. El escritor no es un dios, es un artesano de la palabra. Dejemos de mirar hacia arriba, bajémoslo de los altares, admiremos a quienes dominan el lenguaje en cualquiera de sus manifestaciones y esforcémonos en escribir bien donde sea, en un blog, en un periódico, en una servilleta de papel.
    .-= Último artículo del blog de Ana Chévere… Identidades =-.

    • @Ana Chévere: Suscribo la última frase, eso de la horizontalidad frente a la verticalidad -aunque siempre estarán los referentes universales-. Casciari me da pereza, pero al leerlo me doy cuenta de que es un tio que sabe lo que se hace. Cualquier periodista puede ser mejor o peor periodista, pero escritor es hacer ficción, y ahí de nuevo estamos en que aunque la escritura forme parte de su profesión, no necesariamente tiene talento para escribirla. Lo mismo en los blogs. Por cierto, cómo que el blog no puede ser un género, no digo que lo sea, sino que no veo por qué no lo puede ser… gramática textual: articulamos una características que le son propias y ya tenemos un nuevo tipo, será cuestión de que se cree ese estudio o que se agregue a los modelos existentes como, por ejemplo, los artículos de opinión. Un abrazo. 😀

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Copyright ©  La ciudad creativa