Desmitificando a las novias

No nos hagamos ilusiones: los novias no son diosas ni semidiosas, ni siquiera heroínas; son como la media de nosotros, no sin cierta vocación, y no todas. Nosotros somos contradictorios, débiles, egoístas; y ellas también. Son parlanchinas y llenan de palabrería su impotencia. Las requerimos a que nos salven del mal que nos sucede o prevemos, pero no tienen más visión ni más fuerza que nosotros. Se apuntan los tantos que les proporciona el azar; y las deshonestas alardean de lo que el albur les depara.

Son como otros profesionales: buenas, malas y regulares. Pero no nos van a salvar de nada porque no tienen, salvo excepciones, más sabiduría ni experiencia. Poseen, quizá, una dosis mayor de esperanza; pero de las demás virtudes andan escasas. Lo mismo que nosotros: muy pocas hay mejores.

*Lo único que he hecho ha sido cambiar la palabra político -en el texto original- por novia, y luego he ajustado la concordancia gramatical. Ha sido como una relevación, una epifanía; era como si la musa tocara en mi hombro y dijera: ¡es que no lo ves, no lo ves, el cambio se ajusta como un anillo al dedo! 😀

©2005 Antonio Gala.  Extraído de la edición de EL MUNDO, domingo, 16 octubre de 2005. Sección LA TRONERA.

Imagen: classicforever.blogspot.com.

[email_link]

Sobre el Autor

Julio

La idea de este blog nació de la pasión por escribir y compartir con otros mis ideas. Me interesa la escritura creativa y la literatura en general, pero también la web 2.0, la educación, la sexualidad... Mi intención, en definitiva, es dar rienda suelta a mis pasiones y conocer las de otros; las tuyas. ¡Un saludo!

6 Comentarios

Deja un Comentario
    • @Ángel: He probado con informático y cuadra, jajaja, me pregunto con cuántas profesiones resulta un texto interesante. Por supuestísimo que pudes usarlo, ¡un abrazo! 😀

  • Mira que eres brutito… Pero es una verdad como un puño xD. No podemos exigir a nadie que sea mejor de lo que nosotros podemos llegar a ser. Ni creer que porque tienen un estatus diferente al nuestro tiene que ser más fuertes, más honestos, más de todo, amos.

    Saludines! :p

    • @Kiram: Aaaah, por fin una mujer que es imparcial y reconoce que las parejas consta de dos elementos que en una balanza tienden a pesar lo mismo, casi siempre. ¡Esa historiadora, eh, eh! 😀

  • Me ha parecido una entrada divertida, genial y muy imaginativa. La verdad es que se ajusta muy bien a muchas profesiones o roles sociales en los que se espera mucho de las personas que los ocupan.
    Un beso

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Copyright ©  La ciudad creativa