La ciudad de un billón de sueños


¿Por qué La ciudad de un billón de sueños se titula así?

Por una canción de los Dire Straits llamada It never rains, en cuyos versos finales dice:

And he takes you out in Vaudeville Valley
with his hand up smothering your screams;
And he screws you down in Tin Pan Alley
in the city of a billion dreams.

[audio:http://escribocreativo.com/blog/wp-content/uploads/2010/03/it_never_rains.mp3|titles=it_never_rains]

Imagen:  peglegspinners.wordpress.com.

[email_link]

Sobre el Autor

Julio

La idea de este blog nació de la pasión por escribir y compartir con otros mis ideas. Me interesa la escritura creativa y la literatura en general, pero también la web 2.0, la educación, la sexualidad... Mi intención, en definitiva, es dar rienda suelta a mis pasiones y conocer las de otros; las tuyas. ¡Un saludo!

4 Comentarios

Deja un Comentario
  • Preciosa explicación Julio, despues de esto me caes aún mejor (si eso es posible) porque supongo que elegiste esa línea de Dire Straits porque te gustan mucho. Y para mi es una de las bandas favoritas de mi vida, de las que mas me gustan, alegran y acompañan por doquier.
    Muchos besos musicales

    • @Jose Jaime: ¡viva el Rock’n’Roll! Sin embargo, soy rockero de los sesenta o setenta en adelante, pero sus orígenes no me atraen mucho. Elvis no me dice casi nada, aunque hay excepciones como Chuck Berry y alguno más. Me quedo con la herencia de estos, y ese rock y sus variantes -progresivo, sinfónico, glam, etc.- de finales de los 60 y sobre todo los 70 y 80, que creo que han sido una época dorada y de ebullición de grupos y cantantes increíble. 😀

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Copyright ©  La ciudad creativa