Pon un maestro zen en tu vida

Cuenta la historia de un niño que nació en una familia muy rica, por lo que cuando su madre dio a luz todo el mundo empezó a decir: “¡qué niño más afortunado!”.

A lo que el Maestro Zen dijo: “Ya se verá”.

Un día el niño se cayó del caballo y se rompió las dos piernas. Todo el mundo empezó a decir: “Qué mala suerte. Qué niño más desafortunado”.

Entonces alguien preguntó al Maestro Zen y él respondió: “Ya se verá”.

Al cabo de unos meses estalló una guerra.  El chico, como tenía las piernas rotas, se salvó de ir a la guerra. Entonces todo el mundo empezó a decir: “Qué suerte. Qué niño más afortunado”.

Entonces alguien preguntó al Maestro Zen y él respondió: “Ya se verá”.

[Otros cuentos del maestro zen]

-Hola, buenas, qué tal.

-Ohmmmmmm…

-¡Hola! ¡Buenas!

-Ohmmmmmm…

-¡Chacho!

-¿Eh? ¡Oh! Dime, hijo, estaba inmerso en mi meditación vespertina, ¿en qué puedo ayudarte?

-Es que tengo un problemilla.

-Bueno, ya se verá.

-Pero déjame que te cuente.

-Bueno, eso ya se verá.

-¿Se refiere a mi problema?

-Eso ya se verá también.

-¿Me estás vacilando?

-Ya se verá, hijo.

-A que te mando a tomar por culo.

-Eso ya se verá.

-¡Vete a tomar por culo!

-Ya se verá, hijo.

-Me cago en… ¡ti!

-Ya se verá, hijo.

-¡A que me cago! ¡A que cojo la escalera esa y me cago sobre ti, puto monje de mierda!

-Se verá, hijo.

-¡Me subo! ¡Mira! ¡Me estoy subiendo! ¡Vas a negar eso también! ¡Me bajo los pantalones! ¡Mira, mira mi culo! ¡Vas a ver cómo me cago!

-Ya se verá.

-¡Ah! ¡Vas a negar que me puedo cagar sobre ti! ¡También vas a dudar de la ley física de la gravedad! ¡También de eso!

-Ya se verá, hijo.

-¡Mira! ¡Zas! ¡En toda tu cara! ¡Te acabo de plantar un pino en toda tu cara! ¡Qué dices ahora, hare krishna de mierda!

-Ya se verá, hijo.

-¡Qué hay que ver! ¡Me acabo de cagar en tu cara! ¡Es un hecho incontestable! ¡No hay nada que ver! ¡Mira cómo te resbala la mierda sobre tu cara!

-Ya se verá, hijo.

-¡Lo grabo con el móvil! ¡Mira, lo estoy grabando! ¡Cómo cae! ¡Lento, pero cae! ¡Mira ahora, mira mi móvil! ¡La película! ¿Lo ves? ¡Te la paso otra vez! ¡Mira! ¡Se mueve! ¡No hay nada que ver! ¡Ya ha sucedido y es inevitable!

-Ya se verá.

-¡Me cago en el puto incienso y en los budas de oro! ¡Te estrangulo!

-Ya se verá.

-¡Muereeeeeeee! ¡Muereeeee!

-Ga se veggggg…

-¡Muereeeeeee!

[email_link]

Sobre el Autor

Julio

La idea de este blog nació de la pasión por escribir y compartir con otros mis ideas. Me interesa la escritura creativa y la literatura en general, pero también la web 2.0, la educación, la sexualidad... Mi intención, en definitiva, es dar rienda suelta a mis pasiones y conocer las de otros; las tuyas. ¡Un saludo!

4 Comentarios

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Copyright ©  La ciudad creativa