El día de ayer

¿A partir de qué edad te conviertes en un pureta? ¿Es mejor o peor ser un pureta o un puretilla? ¿Depende de quién te lo diga?

Al igual que otras inclinaciones, que cuando uno quiere aceptarse a sí mismo con ellas ya es tarde, se es consciente del propio puretismo un amanecer despistado en que por fin se restablece la conexión neuronal -para aquellos que posean más de una-. Lo que queda por determinar es:

  • Si es un club en el cual nos llega la tarjeta VIP sin haber solicitado el ingreso.
  • Si se realiza siempre desde una posición de edad inferior: para una chica de 20 años una mujer de 30 es una pureta y, al mismo tiempo, un profundo terror: ¿a mí también me va a pasar eso, o voy a estar estupenda?

Es decir, todo aquel que esté por debajo un mínimo de cinco a diez años podría pensar sobre su inmediato antecesor: ¡puretón! o ¡puretona!

Depende del país, se extiende la juventud durante más años: por ejemplo, en Italia llega a los 35 años el concepto de joven -¡Berlusconi sacará una Ley para ampliarlo hasta los 70!-. Los treintañeros -ellos y ellas- estamos muy infravalorados por los inconscientes veinteañeros en cuanto a que: todavía no pueden comprender que es una edad de paso a la madurez en el cual adquieres certezas importantes -poquitas-, y con la ventaja de que el físico ayuda a seguir compartiendo fiestas y locuras con una cierta permisividad social -¡porque si lo hacen  los burgueses católicos de Friends no veo por qué no lo iba a hacer yo que soy eso que se llama «de izquierdas» aunque ya no signifique lo que significaba!-.

También compramos más videojuegos que nadie, somos mayoría de blogueros treintañeros o cercanos a los treinta, santificamos series y creamos mitos, generamos las vanguardias culturales y además creamos nuevas tribus urbanas: por ejemplo, los singles, entre otras características propias.

Antes era el último tercio de vida antes de llegar al puretismo: con los avances científicos, la mejora de la calidad de vida y el bombardeo publicitario, la especie se hace más longeva. Los nuevos treintañeros serán, en la generación siguiente, los de la década de los cuarenta. Tener un hijo a los 30 será como tenerlo a los 20 y se inventarán pastillas milagrosas para aguantar tres días seguidos en carnavales y despertar el cuarto fresco como una rosa al amanecer. Imagino la escena de una abnegada madre de ochenta y nueve años reprendiendo a su hija cuarentona:

-Nena, deja ya de fumar hierba y empieza a pensar en tu futuro laboral, que quiero que me hagas abuela antes de tus cincuenta.

Lo único malo es que, como dije más arriba, el día de ayer es cuando debías haberte enterado de ese cambio y no sintonizabas la frecuencia. Así que siempre te enteras a toro pasado. No importa que seas mujer:

Siempre vendrá el listo de turno a recordártelo y reirse en tu cara, con amor.

Selección de respuestas lógico-masculinas para «¡pero qué hablas pureta de los cojones!» o similares versión 1.0:

  1. Me la vas a comer.
  2. Me la vas a comer entera.
  3. Me la vas a comer entera de arriba abajo empezando por el perineo y luego me vas a contar los pendejos.
  4. Me la vas a comer entera de arriba abajo empezando por el perineo, me vas a contar los pendejos, voy a eyacular en tu boca, y te lo vas a tragar.
  5. Me la vas a comer entera de arriba abajo empezando por el perineo, me vas a contar los pendejos, voy a eyacular en tu boca, te lo vas a aguantar en la boca, lo vas a vomitar en mi verga y luego la vas a dejar limpita y te lo tragas.
  6. Me la vas a comer entera de arriba abajo empezando por el perineo, me vas a contar los pendejos, voy a eyacular en tu boca, te lo vas a aguantar en la boca, lo vas a vomitar en mi verga, luego la vas a dejar limpita, vas a coger un cepillo de dientes y te los vas a lavar con eso blanco que tienes ahí guardado.
  7. Me la vas a comer entera de arriba abajo empezando por el perineo, me vas a contar los pendejos, voy a eyacular en tu boca, te lo vas a aguantar en la boca, lo vas a vomitar en mi verga, la vas a dejar limpita, vas a coger un cepillo de dientes y te los vas a lavar con eso blanco que tienes ahí guardado y luego vas a hacer gárgaras mientras te oigo decirme «pureta».

Diálogo nocturno con mi edad.

-¡Ssshhh! ¡Chacho!

-¡¿Mmms!? ¿Quién mmnñsmnnssss…? ¿Tú quién coño eres? ¿Te conozco?

-¡Dirás si me reconoces! Soy tus 37 años.

-Así, en ente abstracto. Está todo oscuro…

-No tanto: a que peso.

-Un poco.

-Porque cometes un par de errores: dejas que el peso de los demás me vuelva sólido, cuando soy solo gas. Y me hinchas por tus propios prejuicios. En realidad, eres un poco desastre.

-Lo dicen los niñatos, eso de pureta. Ahora, de vez en cuando, me dicen «señor, ¿me dice la hora?» y me dan ganas de responder «¿sabes que a las de 25 me las sigo ligando yo?», aunque no sea verdad, por joderlos. ¡Niñatos de mierda!

-No hace falta insultar a nadie para que te reafirmes y baja la voz que es tarde.

-¿Y qué hago ahora contigo, patrón? ¿Jugamos al go? Déjame dormir…

-Deberías aprovechar toda esa experiencia y usarla. Podría ayudarte a madurar si lo haces con sabiduría.

-¿Madurar, yo? Perdona que te aclare: yo no soy inmaduro. Soy un  bendito inconsciente.

-El autoengaño es lo que tiene. Me voy a dormir.

-Joder, si hablas como mi novia… Mmm… ¿Nena, eres tú?

-Vale, me has pillao.

-Ya te vale, son las 3 de la madrugada.

-Te jodes, por roncar.

Y como epílogo, en Technicolor y Panavision -suena la música de spaghetti western de Sergio Leone-…¡tacháaannnnn!… Un homenaje para mi generación, porque lo valemos:

P.d.: Gracias a Kiram -su bitácora es una cita inexcusable- por la inspiración. 😀

[email_link]

Sobre el Autor

Julio

La idea de este blog nació de la pasión por escribir y compartir con otros mis ideas. Me interesa la escritura creativa y la literatura en general, pero también la web 2.0, la educación, la sexualidad... Mi intención, en definitiva, es dar rienda suelta a mis pasiones y conocer las de otros; las tuyas. ¡Un saludo!

11 Comentarios

Deja un Comentario
  • Bah! ser pureta es como ser esteta, o gilipollas,s basta de etiquetas.
    Emulando al notas soy una tia de puta madre y me rio en tu cara hahahahahaha, mira ni siquiera el termino ese es de él el me rio en tu cara se dice en Valencia desde cuando yo tenia su edad, porque esta que está aquí, se ha reido mucho en la cara de otros cuando era jovencita y sin ir de tripi.ja,ja,ja,ja.
    Veo que acercarte a los 40 años te esta dando que pensar, de ahi a la crisi de esa famosa edad hay un paso, pareces tener los sintomas precoces de la misma. 😀
    Buenos días

    • @Eurice: La crisis de los 40 no existe, eso son batallas para que se llenen las consultas, porque en teoría a los 30 hay otra y yo no me he enterado. En cuanto a la psicología casera, me hace reír la gente que usa la psicología casera y saca conclusiones en plan «eso es que te pasa a ti». Me has alegrado el día. 😀

  • Arjjjj que rabia!
    Escribí un comentariodelamuerte y tú blog se trabó!!! Grfs….

    No puedo escribir de nuevo todo, porque no me acuerdo… Pero te puedo decir que me alegra haberte inspirado (mola eso de ser musa de vez en cuando)
    Con respecto al puretismo.. Siempre habrá quien te diga pureta, ayer fui yo, mañana será otro.. A mí o me llaman señora o me piden el carné cuando compro birras gente que es un cacho más joven…
    La mejor contestación, en el caso de ser factible, es la de «yo follo y tú no» xD
    En fin… Sigo enfadá, con lo guay que me había quedado antes….

    BEsos!

  • Pureta o puretilla que más da, es sinonimo de viejo , según el diccionario. Todo nace se reproduce y muere. Bueno creo que la materia no se destruye sino que se transforma, pues yo quiero ser una estrella que brille intensamente. El macho se aparea con la hembra para continuar la especie , independientemente del gustirrinin. Mientras unos empiezan a dar sus primeros pasos como algo heróico , otros más mayorcitos se revelan contra el mundo , son trangesores, y hormonas con patas. Gracias a éstos jóvenes individuos la ciencia prosigue el secreto de las enfermedades y porqué no de la longevidad, pero no de la inmortalidad. -Eh pureta que haces no me toques con esas manos arrugadas , viejo!- Pero esa misma frase dentro de 35 o 40 años se revierte de nuevo a la misma joven bella que antaño pronunció. -Eh puretona, que haces ? a donde vas con esa cara?- Socialmente las manadas humanas repiten una y otra vez lo mismo.
    Con la salvedad de aquel que admira lo bello, la esencia de la vida , el valor de los sentimientos vengan de donde vengan de un niño, de un veinteañero de un treintañero y demásssss edades; ese tendrala certeza de haber recolectado lo hermoso de nuestras cortas vidas pasajeras, amando y alimentandose de un mundo tan hermoso.
    Te choca claro que choca cuando un chiquillo te dice : oiga señor@ me puede decir la hora? hay dios pero que dice el chiquillo! si solo tengo 30 o 35 años ? pero si señor no soy yo, y yo digo como que nó? señ@r es un honor!! . Después tu sigues siendo tú, claro está que con las hormonas y poquito más tranquilas , chico eso es lo que tiene, estar compuesto por materia y quimica!. Pero si ries , sigue riendo, si puedes caminar sigue caminando hasta el final, si quieres hacer el amor a que esperas goza de lo que se te otorgó. Ahí en cualquier momento nos espera la eternidad. La vida es breve. Yo rio, salto, bailo descalza, grito alto cuando estoy en el desierto de mi espiritu. Sigue en el tren porque si bajas , ahí te quedas sepultado por la tierra. Ama eres joven , eternamente joven. Pureta , puretilla y que! has amado con pasión , has viajado en barco y avión , has besado a la mascarita !! que me quiten lo bailado muchach@ 😀

  • Buf…me pillas hipersensible con este tema!yo estoy un poco así también. La maternidad me ha hecho engordar 28 kg y tras 13 meses del alumbramiento no he conseguido bajar ni uno solo con lo cual estoy en crisis y me veo gorda y pureta. Miro a mi alrededor y aun por encima no sé calcular la edad y a una estupenda veinticincoañera le calculo 18 y a un atractivo treintaysiete añero le veo como a uno de 29…estoy liadísima conmigo misma, con lo que me rodea y creo que estoy empezando a obsesionarme con algo con lo que nunca me obsesionó…yo creía que no importaba, veía a mi madre estupenda con 50, ahora tiene 65 y la veo estupenda igual y me encuentro subiendo a mi facebook un montón de fotos de cuando era delgada y esbelta (y más joven) y me digo a mí misma que esto es pasajero…pero me temo que no… que cada vez será peor…creo que estoy divagando Julio…

    • @Moonlight: Querida luz de luna: te entiendo -soy empático, a veces demasiado-. Me gusta que me quites 9 años por la cara 😀 . Ahora en serio, supongo que uno va creciendo y va conformando ideas sobre sí mismo y su entorno, y la pérdida de ciertas cosas, si es que las hay, cuando son etapas. El ser humano es inconformista. De todas formas, te diré que veo lógico que hayas subido de peso y tal, y hasta que te recuperes porque un parto entiendo que tiene sus consecuencias para el cuerpo, también creo que ser mujer te condiciona en el sentido de la presión sobre la mujer que existe: joven, esbelta, bla bla bla las 24 horas del día. Tampoco se puede. Hay que vivir. Esto ya lo sabías. Y vivan las mujeres con curvas. En mis artículos divago y mira lo contento que me pongo… ¡Un besote! 😀

  • Me repito, como el ajo, señores y señoras, mentalicémonos, todos somos puretas a los ojos de alguien. Es un hecho, porque siempre habrá gente más joven que nosotros que, al compararse, dirá «pues sí, es un pureta», y «Ea» es lo que tenemos que decir. Como si pudiéramos para el tiempo, o retroceder y hacernos más jóvenes.
    Y seguro que suena a «consuelo de tontos» eso de que hay cosas muy pero que muy interesantes que un@ hace cuando es puretilla. ¡Pero es que es verdad! Como sentarte en una terracita con tus colegas puretas a hablar del sentido de la honra en la sociedad actual, o sobre la vida sexual del escarabajo pelotero de las Azores cuando en Australia es primavera… La pregunta que debemos hacer es ¿Y qué?
    Nuestros treinta no son los de nuestros padres, gracias a ……. – Colocar nombre de divinidad en la línea de puntos-, o a quien sea. Y seguramente, como dice Julio, los treinta de nuestros hijos no serán los nuestros, y suma y sigue.
    Nosotros somos de una generación molona, somos adultos, pero disfrutamos de nuestro tiempo libre prácticamente igual que cuando no lo éramos. Sustituímos el instituto por un trabajo, simplemente. Sí, somos los mayores consumidores de videojuegos, y de cómics, y de discos, y de pelis frikis chachonas, y de juegos de rol también, y lo mejor de todo es que somos felices y estamos orgullosos de nuestro modo de vida ^_^
    Y qué que a un/a niñato/a, como yo, a ojos de otros, le parezcamos puretas… Seguro que para nuestros padres los niños chicos somos nosotros, inconscientes, que vagueamos y perdemos el tiempo con insustancialidades… Y es que, todo depende del cristal con que se miren las cosas 😉

    He dicho!

    • @Kiram: Y después de este comentario con el que coincido en la letra y en el espíritu… queda decir… ¡opio! -que debe ser la antítesis de ¡amén! para Marx-. Pero bien de cosas que sabe esta muchacha, lo mismo te escribe un haikú que hace comentarios interesantes. El lado hermoso de ser insustancial. Me gusta. 😀

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Copyright ©  La ciudad creativa