La araña y mi dulce rosa

John William Waterhouse - My Sweet Rose.


A *** Ella.
El invierno, iremos en un pequeño vagón rosa
con cojines azules.
Estaremos bien. Un nido de besos locos reposa
en los rincones mullidos.
Tu cerrarás los ojos, para no ver, tras el cristal,
gesticular las sombras de la noche,
monstruosidades esquivas, populcho
de demonios y lobos negros.

Luego sentirás la mejilla arañada…
un beso pequeño, como una loca arañita,
te correrá por el cuello…

Y tú me dirás: «¡Busca!», inclinando la cabeza,
y nos tomaremos tiempo para buscar a esta bestia,
que viaja bastante…

En el vagón, 7 de octubre de 1870.

Arthur Rimbaud.

[email_link]

Sobre el Autor

Julio

La idea de este blog nació de la pasión por escribir y compartir con otros mis ideas. Me interesa la escritura creativa y la literatura en general, pero también la web 2.0, la educación, la sexualidad... Mi intención, en definitiva, es dar rienda suelta a mis pasiones y conocer las de otros; las tuyas. ¡Un saludo!

7 Comentarios

Deja un Comentario
    • Me alegro que coincidamos en alguno de vez en cuando, yo en arte soy principiante y me dejo llevar por algunas corrientes y por artistas sin más base que la de las emociones que me despiertan ambos -sobre todo ellos, los pintores en sus buenas etapas, las corrientes tienden a degenerar y ya es como el círculo del círculo y me agota mentalmente-. Por ejemplo, gente tan dispar como Chagall, que me obsesiona, los clásicos -Münch, Brueguel, Van Gogh, Rafael, Tiziano, Tolouse-Lautrec, Picasso, Dalí, Kandinsky más que Pollock, digamos que los más conocidos a nivel de masas, etc.-, pero hay gente interesante de la que he visto pocas obras y sin embargo me apasionan. Falta de tiempo. Leyendo tu bitácora aprendo. 😀

      • Sí, ciertamente pocos clásicos pongo, que ya sabes que tiendo a la contemporaneidad bastante, pero los prerrafaelistas me emocionan sobremanera y sin embargo, como ya sabes también, que tiendo a asociar lo que escribo con la imagen, nunca me ha dado, últimamente, por sentir cosas que me los traigan a la memoria. 🙂 Chagall y sus colores…y la felicidad y armonía que transmite…yo tenía esa especie de obsesión y fue cuando decidí escribir y relacionar obras de arte con lo que escribía y ahí estoy, ya ves

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Copyright ©  La ciudad creativa