Mineros de oro

Florencio Ávalos, el primer minero en salir, pide dinero a destajo. Los medios de comunicación lo llaman y Mónica Araya, su mujer, pregunta: «¿Cuánto dinero me ofrece? ¿Nada? Entonces no puedo seguir perdiendo el tiempo», dice la señora de Florencio Ávalos.

¿Y ahora qué?, ElMundo.es.

1 ¿Si supieras que están ofreciendo mucho dinero a estos mineros para contar sus experiencias qué te parecería al verlos contar su sufrimiento por televisión?

2 ¿Es lícito que ahora busquen otro medio de vida -como el periodismo, contar su experiencia, oportunidades laborales, etc.-?

3 ¿Es simplemente la oferta y la demanda del mercado?

4 ¿Por qué no pueden ganar mucho dinero y en cambio los presidentes de las multinacionales mineras -si los hubiere- sí pueden ganar cifras obscenas como sueldo?

5 ¿Qué papel cumple la prensa pagando extraordinarios sueldos a los mineros tan solo por contar sus experiencias al mundo como lo puede hacer con otras personas que venden su experiencia vital -cuando no su vida entera, aunque esto puede que tenga otros matices-?

La cuestión es: si cientos de miles de ciudadanos de todo el mundo -presidentes nacionales, autoridades varias, personalidades de la cultura, etc. incluidos- no se hubieran sentido angustiados, curiosos, admirados, solidarios con el drama de estos hombres hundidos bajo la tierra -y gracias también a la difusión de la tragedia humana a través de los mass media– jamás podrían haber recibido estas cuantiosas ofertas.

Algunos medios han querido transmitir la sensación de que los mineros han estado meditando este asunto de rentabilizar económicamente su cautivero con premeditación y nocturnidad -o, mejor dicho, profundidad- y actuado como si toda esta deriva de la situación -una vez rescatados- hubiera seguido un plan de actuación deliberado.

Me pregunto, si fuera así, si es éticamente lícito. 😀

Imagen: www.artst.org.

[email_link]

Sobre el Autor

Julio

La idea de este blog nació de la pasión por escribir y compartir con otros mis ideas. Me interesa la escritura creativa y la literatura en general, pero también la web 2.0, la educación, la sexualidad... Mi intención, en definitiva, es dar rienda suelta a mis pasiones y conocer las de otros; las tuyas. ¡Un saludo!

23 Comentarios

Deja un Comentario
  • Ya empezamos… no es algo como los montajes de los «famosillos» para poder tirar palante viviendo del cuento. Si alguno tiene algo que contar que cuando se sienta mejor y pase un tiempo de recuperación despues de lo vivido que lo cuente en un documental, homenaje o que escriba un libro…

  • ¿En que mundo estamos viviendo? ¿Es que ahora todo se transforma en dinero, famoseo y no vale el sufrimiento o la intimidad? No lo veo nada lógico, creo que estamos pasando por un momento del todo vale, como si en realidad fuese una fantasía, una película de ¿miedo, suspense o…?
    En fin cada uno tiene sus propios pensamientos.
    Saludos

  • Aunque parezca poco ético hablamos de personas que han de trabajar en condiciones de casi semi-esclavitud por salarios nimios de los que los medios quieren sacar provecho para aumentar sus audiencias y pasar factura por los espacios publicitarios.

    La pregunta que me hago entonces es: ¿Por qué tendrían que narrar su historia a nosotros, los televidentes, de manera gratuita, para continuar en una situación económica empobrecida?

    He pasado meses bajo tierra. ¿Quieres conocer mi historia con pelos y señales? Mi patrón me explota y me mal paga. Si quieres cuento y morbo, paga.

    Hacen bien y espero que ninguno ceda. Ellos no inventaron las reglas de este mundo. El Presidente chileno, las televisiones y los medios… muchos han sacado rédito del asunto. Ahora les toca a ellos. Y es más, deberían ser ampliamente indemnizados por eso. Pero además añado, los medios que ahora señalan a los mineros por no querer hablar «gratis» son unos mal intencionados, por no decir que los editores que pretenden manipularlos presionándolos de esta manera delante del público son unos verdaderos h… eso.

    • Pues entonces estamos en el todo vale, pero si decimos que pueden hacer eso también configuramos un mundo basado en otros valores. Ahora, que visto como está el panorama por qué no sacar rédito del tema, por supuesto. Adiós a la mina. Pero el cómo me deja un regusto amargo. 😀

  • Estoy con Ángel. Es cierto que ahora se comercializa con todo, pero estos hombres no son unos vagos que cuentan cómo su hija come el pollo y cómo conoció al hombre de su vida y blablabla…éstos son currantes, que casi se mueren por una mierda de trabajo, y probablemente, tendrán una vejez de mierda – si llegan- por culpa de toda la porquería que se respira en la mina, etc, etc… que los niños pijos, malcriados y morbosos vean sus miserias y que paguen por verlo, documental con rigor periodístico bien, me parece bien, pero ésto, lo que les proponen a ellos no creo que sea nada peridístico serio es más seguro que huele un pelín…

    • También hay gente normal y corriente que sigue las peripecias de estos mineros. Sí, como le dije a Ángel, desde el punto de vista de estos mineros y sus condiciones laborales, por supuesto que pueden aprovechar la ocasión, pero el mundo real que tenemos funciona con valores que no me gustan. Tan simple como eso. Y todo se ha vuelto un circo. 😀

  • No me refiero a lo que ellos, los mineros, hagan… me refiero a los medios de comunicación siempre atosigando siempre en medio noticias frescas para sacar pasta… cada cual que haga lo que quiera, libertad de expresión 😉 pero date cuenta que los mineros sacaran partido, los medios sacaran partido y nosotros nos quedaremos igual…

      • Es un tema interesante para un artículo. ¿Podemos dejar de consumir información? Si están constantemente bombardeándonos con la información y sobre todo con la idea aparentemente lógica de que es NECESARIO consumirla puesto que cada vez nos acercamos más a poseerla en tiempo real, es decir, llegará el día en que estaremos la décima de segundo después de que un hombre caiga a un pozo. Me parece desquiciante. 😀

    • Es una mierda la tele JM, yo ya hace tiempo que paso, me dedico a ver solamente películas y series porque decidí pagar por una televisiñon sin publicidad, aunque no del todo pero al menos no me interrumpen las películas ni las series y sin basura tipo programas de prensa rosa, anuncios ridículos, reality shows etc, y entiendo lo que quieres decir con eso de que parecen buitres y que no debería ser así pero…no sé qué podríamos hacer…yo ya no los consumo, incluso determinados informativos me parecen un cotilleo igual y no digamos ya deportes 4…ajjjj cómo los detesto

  • Estoy contigo Ángel, en nuestras manos está pedir carne, pescado o menú vegetariano, y luego que cada uno valore su propia moralidad. Es fácil mostrar emoción ante el rescate y la movilización Chilena y desprecio ante su mercantilización por parte de los mineros, eso sí, no ante el presidente Piñero que “se la jugó”. ¿No queremos mercado? ¿No estamos en una sociedad donde el liberalismo económico aupa al emprendedor y pisotea al dubitativo? Pues eso, a jugar que hay mucho que ganar.
    Personalmente me preocupa más que el negocio y la oportunidad de unos cuantos aparquen para más tarde o para nunca, el problema de la seguridad y las condiciones bochornosas en el trabajo de esos y otros trabajadores anónimos. No perdamos la perspectiva y como diría aquel: “Cuidado porque los árboles puede que no te dejen ver el bosque”.
    Saludos y por cierto, buena patada en las conciencias.

    • Bueno, respeto el punto de vista de «el juego del mundo es este, ¡juega!», pero yo digo que no acepto las normas del juego y que hay cientos de mineros con un trabajo de mierda y con una esperanza de vida de 45 años que como no se han quedado atrapados en un agujero y ha coincidido que «al pueblo» le importa, se quedan donde estaban. No me gusta la mercantilización a partir de las emociones porque hay que poner límites. Pero es solo mi idea, no digo que tenga la razón absoluta. Es como algo que éticamente no me gusta cómo ha sucedido. Que a posteriori deban aprovechar la coyuntura, lógico, quién no desea mejorar en su vida. Pero hay situaciones grotescas, o tal vez estoy con la óptica de la cuestión errada. Todo puede ser. Mientras, pienso lo que pienso. 😀

      • Insisto, el problema es que el espectáculo enmascara la realidad de miseria e inseguridad en los puestos de trabajo de los mineros y de la pobreza de sus familias. El tema no es si se vende o se deja de vender la exclusiva, allá con el que quiera comerciar con casquería. Jugar con los sentimientos ha dado siempre buenos resultados, periodísticos, políticos, económicos, etc, ¿quién no le ha puesto carita a su madre para que le de un poco de chocolate? Es lamentable, cierto, pero todos sabemos a lo que jugamos y como dijo ayer Iñaki en la televisión, lo bueno que tiene este medio es que hay botón de apagado, uno de encendido y para cambio de canal.
        El tema es espinoso y complicado, cierto, pero creo hay que intentar separar el grano de la paja.
        Un saludo.

  •    «Florencio Ávalos, el primer minero en salir, pide dinero a destajo. Los medios de comunicación lo llaman y Mónica Araya, su mujer, pregunta: “¿Cuánto dinero me ofrece? ¿Nada? Entonces no puedo seguir perdiendo el tiempo”, dice la señora de Florencio Ávalos.»

    No he seguido la noticia más que el primer día y el desenlace porque me parecía que desde un principio alcanzaba el gusto frívolo, y por esto, hablando con desconocimiento del trasfondo y total superficialidad sobre lo ocurrido, me parece correcta la postura de la señora.

    Abordar a una persona en la calle para recoger el testimonio de un suceso y así elaborar una noticia, y acudir a un plató de televisión a lloriquear y contar miserias son periodismos diferentes; uno es periodismo de investigación y el otro no, en uno se paga al testigo y en el otro no. Curiosamente el periodismo que realmente merece la pena no es el que suelta la plata, y no por una cuestión de ética —que lo es— sino porque siempre fue así y debe serlo. Televisión y prensa, ¿queréis AMARILLISMO?, ¡págalo! ¿qué menos que el taxi, un bocata y un refresco?, seguro es más lo que se pide, ¿pero y qué?, nadie regala duros a pesetas. Que malo cuando te pagan con tu misma moneda.

    En cuanto a tu pregunta: ¿Si supieras que están ofreciendo mucho dinero a estos mineros para contar sus experiencias qué te parecería al verlos contar su sufrimiento por televisión? Entonces, ¿las esposas de los mineros piden o las cadenas de televisión ofrecen?, al margen de esto, seguramente no me parecería nada porque no lo vería, es demasiado suponer.

    ¿Los mineros quieren rentabilizar su cautiverio o es la televisión quién quiere seguir sacando partido al suceso? A mi parecer es todo lo éticamente lícito que estén dispuestos a pagar. Ambas partes son igual de culpables.

    Tal y como van las cosas en el mundo recemos para que con el tiempo nos quede algún telediario que transmita algo más que estupideces.

    • A eso iba yo. A que se meten en un círculo de culpabilidad aceptando ese juego. Qué mierda de mundo para muchas cosas. Un abrazo, me ha gustado mucho tu comentario, aunque en principio no compartía tu idea entiendo que tiene mucho sentido común. 😀

  • Todo tiene un precio y mientras haya quien pague pues, que cobren los mineros. Lo peor de todo es la situación de ‘nuevos ricos’ que les va a crear… el desarraigo total y la ruptura inevitable con su entorno, el desamparo del resto de mineros del país… porque a ver ¿quién se cree que esta tragedia va a solucionar algo?

    abrazos, guapo

    • Precioso comentario, guapa, pero bueno, podemos entender que en este mundo «atrapa el dinero y corre» es lo que uno tiene que hacer. Si me dieran un pastón por un premio literario aunque mi texto no lo valiera no sería tan valiente de no cogerlo. Un besote. 😀

  • Pues no se si es ético. Pero al menos que saquen algun beneficio económico ya que el gobierno se está beneficiendo del recate, las televisoras y demás medios tambien lo van a hacer, con o sin permiso de ellos.

    Yo como tú no me voy con la finta de lo que nos han vendido: un gobierno chileno heroico preocupado por estos trabajadores. En realidad solo han acarreadao agua para su molino y sacado provecho de la situación. Por qué casi no se habla de los trabajadores que se quedaron sin trabajo y sin ingreso todo el tiempo que la mina estuvo parada, y que el gobierno no hizo nada por ellos?

    Así las cosas y como todos van a beneficiarse del rescate, pues creo que es justo que los mineros saquen algun beneficio tambien.

    • Sí, estoy de acuerdo, pero la parte del gobierno chileno también es de vergüenza como bien dices. ¿Qué pasa con el resto de mineros? ¿Ha mejorad su situación laboral y la seguridad? Me temo que la respuesta es: no. En fin, un besotote. 😀

      • Así es, nada de mejoras para el sector en general. Solo se busca lucrar con su condición.
        Incluso en México se habló de que Calderón no movió ni un dedo para sacar al menos los cuerpos de los mineros de Pasta de Conchos, incluso el gobierno hizo todo por proteger a los empresarios. Pero solo eso, unos comentarios aislados y no se hizo amplia la condena a la neglogencia de nuestro presidente.
        En fin, veremos como termina esto…

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Copyright ©  La ciudad creativa