La lectura es una vela que me ilumina

Los lectores, sus velas, sus libros.

that the theory
of poetry is the theory of life,
as it is . . .
Wallace Stevens

Leemos a Shakespeare, Dante, Chaucer, Cervantes, Dickens y demás escritores de su categoría porque la vida que describen es de tamaño mayor que el natural. En términos pragmáticos, se han convertido en la verdadera bendición, entendida en el más puro sentido judío de «vida más plena en un tiempo sin límites». Leemos de manera personal por razones variadas, la mayoría de ellas familiares: porque no podemos conocer a fondo a toda la gente que quisiéramos; porque necesitamos conocernos mejor; porque sentimos necesidad de conocer cómo somos, cómo son los demás y cómo son las cosas. Sin embargo, el motivo más profundo y auténtico para la lectura personal del tan maltratado canon es la búsqueda de un placer difícil.

Yo no patrocino precisamente una erótica de la lectura, y pienso que «dificultad placentera» es una definición plausible de lo sublime; pero depende de cada lector que encuentre un placer todavía mayor. Hay una versión de lo sublime para cada lector, la cual es, en mi opinión, la única trascendencia que nos es posible alcanzar en esta vida, si se exceptúa la trascendencia todavía más precaria de lo que llamamos «enamorarse».

Hago un llamamiento a que descubramos aquello que nos es realmente cercano y podemos utilizar para sopesar y reflexionar. A leer profundamente, no para creer, no para contradecir, sino para aprender a participar de esa naturaleza única que escribe y lee. A limpiarnos la mente de tópicos, no importa qué idealismo afirmen representar. Sólo se puede leer para iluminarse a uno mismo; no es posible encender la vela que ilumine a nadie más.

Cómo leer y por qué, Harold Bloom.

[email_link]

Sobre el Autor

Julio

La idea de este blog nació de la pasión por escribir y compartir con otros mis ideas. Me interesa la escritura creativa y la literatura en general, pero también la web 2.0, la educación, la sexualidad... Mi intención, en definitiva, es dar rienda suelta a mis pasiones y conocer las de otros; las tuyas. ¡Un saludo!

24 Comentarios

Deja un Comentario
  • El individuo se hace asimismo.De él depende su cualificación y calidad como persona. Sentido común es lo que prima. Leer si ,leer para si. Yo me alimento de mis propios recursos, yo amo lo que me gusta y construyo un mundo mejor. Nuestro interior que es esa vela luminosa, se puede regalar , pero no podemos fabricar velas para todo el mundo, y menos cuando hay individuos que no ven la luz , ni siquiera la del Sol. Ahí te dejan , tú eres el que construyes, el que ama, el que tiene el poder de iluminar tu mundo.
    Entrada hermosa.
    🙂 😉

  • Para mi leer es una necesidad. Ahora estoy con la pentalogía ‘Los Hijos del Grial ‘ de Peter Berling… una auténtica enciclopedia sobre las cruzadas, los cátaros, los caballeros templarios, la maldad de una época que nos ha marcado para siempre…

    La lectura -a falta de viajar- nos hace tolerantes abiertos a todo lo diferente

    abrazo y buena semana 🙂

    • Y para mí otra necesidad. ¿Qué hacemos con las necesidades? También lo es trabajar, estudiar… ¿Primero las responsabilidades y luego las necesidades? Es curioso que sea así, pero lo es -desvirtuando la palabra necesidad, porque que trabajar es una necesidad, cierto, pero impuesta-. Ese libro de Los hijos del Grial que comentas lo he visto en las bibliotecas de mi ciudad, es un clásico. Abrazo y muy buena semana. 😀

  • Leer es como saborear un buen plato de comida, es enriquecernos, de lo bueno y de lo malo, ya que eso último nos hace reflexionar y pensar que es aquello que piensan, o pienso, saber del bien y del mal. Siempre es mejor coger entre nuestras manos un libro que además su aroma sea dulce por que es más relajante, aunque pensándolo bien ¿Qué es lo que relaja de la lectura? Solamente aquello que nos gusta y que es preferible dejar el humeante plato de sopa para seguir pasando con avidez las hojas llegar al final y de esa forma tener el desenlace.
    Abrazos

    • Pues buena descripción, está claro que lo que no nos gusta pues no lo leemos, me gusta el intento de descripción de Bloom de «lo sublime», un besote. 😀

  • Vaya.. Gran post 🙂
    Cada uno lee por razones completamente distintas, aunque muchos lo hacen creyendo que así son superiores a otros, que con ello conseguirán juzgar, enseñar y sentirse mejor consigo, pero realmente sólo nos podemos iluminar a nosotros.
    Porque cada libro, cada forma de tocarlo, leerlo, comprenderlo y disfrutarlo, es tan única como cada gota de agua. Y nadie sabrá jamás como se siente el otro al posar sus ojos en las letras, por mucho que, incluso, intentemos explicarlo. ^^

    Saludos!!

    • El mérito de Harold Bloom, lo mío es un copiaypega -más bien: escribe del libro y teclea, jaja-. Lo de los seres superiores no me gusta, pero sí la gente que te enseña por sus conocimientos, no lo veo nada pedante. Un besote. 😀

  • Maravillosa entrada.
    Sí, leer es una necesidad, para mí, aun mayor que trabajar o que dormir. Es un fuego que me abraza… será entonces una necesidad pasional?
    Leemos para nosotros, pero al mismo tiempo, al leer crecemos, y de esa forma nos hacemos mejores para el mundo. Por eso tu metáfora de la vela que no ilumina sólo para sí misma, me resulta simplemente perfecta.
    Y, a ver, en tu caso, si leer es ese fuego y esa necesidad, que sería escribir sobre la lectura???
    Gracias por regalarnos estas palabras.

    • Escribir sobre la lectura es poder transmitir la pasión por la misma y acercarme un poco a ese momento íntimo y poder compartirlo con otros. Es complicado hablar sobre eso, menuda pregunta Vane G, jaja. Para mí leer y sobre todo escribir, que van un poco juntos, es como necesidad, sí. ¡Un besote! 😀

    • Mira, me ha parecido fantástico el vídeo, me encanta la historia de Turquía y su abuela que cuenta y sobre los círculos, aunque parece un Storytelling. No conocía ni el vídeo ni la web, muchas gracias por compartirlo, seguro que a más gente le encanta. 😀

      Editado: Storytelling en el sentido de que suena a típica estructura de autoayuda, como en los vídeos en que intentan persuadir con una historia de superación a los participantes en empresas piramidales de que sigan trabajando por su futuro gran beneficio de un millón de euros… Pero sí, la historia está genial, me encantó la idea del principio de la comparación entre las verrugas y los círculos y la metáfora con los círculos sociales, etc., pero es que es como una especie de extensión de un tema muy de moda estos años, libros como El secreto y cosas así buscando metáforas constantes entre lo que nos falta por solucionar y errores conductuales, etc. No sé si se me entiende pero yo me entiendo, sin embargo, me encantó el vídeo y la narradora, ¡lo recomiendo! 😀

  • Muy filosófico pero unas ideas algo vagas, pienso.

    «Hago un llamamiento a que descubramos aquello que nos es realmente cercano y podemos utilizar para sopesar y reflexionar. A leer profundamente, no para creer, no para contradecir, sino para aprender a participar de esa naturaleza única que escribe y lee. A limpiarnos la mente de tópicos, no importa qué idealismo afirmen representar. Sólo se puede leer para iluminarse a uno mismo; no es posible encender la vela que ilumine a nadie más.»

    Utilizar lo cercano, lo aceptado por nuestro cerebro y en definitiva lo simple. Al nacer nuestra primera herramienta para aprender es copiar a los demás. Mantener la mente abierta es una buen ejercicio mental, pero decir que hay que leer por leer es como decir que hay que comer por comer, algún límite habrá, el más básico pasa por leer lo que a uno le guste y no todo -que es realmente imposible-. Acepto iluminarse a uno mismo, pero sólo es un lado de la baraja, uno no se ilumina de la nada sino para y con los demás.

    • Bueno, yo lo interpreto de otra forma: lo cercano para mí es que lees Grandes Esperanzas de Dickens o Hadji Murad de Tolstoi y hay algo que lo hace tuyo, las sensaciones, las emociones, reconocer cómo actúan y sienten otros personajes y el interrogatorio sobre cómo es uno mismo que viene a continuación, reconocer el mundo y su funcionamiento, da igual que no estés en la guerra o en la época victoriana o la que sea que narre el escritor. Cómo es posible que uno lea Cumbres Borrascosas o Persuasión de Austen y sin embargo esté ahí, y pueda observar cómo funcionan las escalas de valores de otras épocas, etc., si no es porque uno tiene la suya cercana y reconoce que cada época tiene una concreta… y si en esa escala existen valores que han permanecido, o el por qué han evolucionado otros a otra cosa… Yo creo que se refiere a esa sensación de cercanía, no a argumentos concretos.

      Tampoco dice que haya que leer por leer, sólo argumenta, creo, que hay que hacerlo, y matiza: profundamente. No cualquier tipo de lectura, que sería tu leer por leer, como quien come, no: a leer profundamente para participar de esa naturaleza única que escribe -el estado platónico de estar «arrebatado»- o lee -nosotros en ese estado semihipnótico de la lectura profunda, sumergidos en ella-. Y este feedback es único: cada lector hace su lectura de Moby Dick, y se ilumina y reconoce a él mismo de forma única. No puedes ir a otro lector y comentarle tu idea y sensaciones, primero porque es muy complejo, segundo porque tal vez se necesite tiempo para asimilar el cambio personal en algunos aspectos, y tercero -habrá más puntos- porque cada lector se ilumina a sí mismo en ese proceso lector.

      En fin, nat, con cariño, creo que te has ido a las palabras de forma explícita, a lo literal, y el texto de Bloom es una metáfora porque no puede hacerse de otra forma. Lo que intenta describir él es muy complejo y hay que poner de parte de uno para entender hasta dónde quiere llegar. ¡Un abrazo! 😀

        • No existe una única verdad, oh, nat, tan sólo me dejo iluminar por mi interpretación textual… Y que puedo tener como 5 libros de Bloom leídos -aparte de la crítica a sus ideas sobre la literatura, la crítica literaria, etc.-, quizás entiendo su mensaje de forma diferente por el análisis de su obra ensayística. El canon occidental, imprescindible, aunque sea para no estar de acuerdo con él. Un abrazote. 😀

Responder a J-M Cancel Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Copyright ©  La ciudad creativa