La excitación sexual produce el corte de digestión

«Estábamos sentados cenando, Alf, y no pude evitarlo… si la vieras comprenderías lo que quiero decir. Empecé a magrearla debajo de la mesa, justo mientras el chalado de su marido trinchaba la carne. Joder, ya sabes cómo suceden esas cosas… no tardó en sacarme la polla y se puso a hacerme una paja. ¡Y así estábamos cuando ese gilipuertas tenía que dejar caer su servilleta!»

«Conque, ¿os pilló? ¿Y qué hizo?», le pregunto.

«Ahí está, Alf… ¡no hizo nada! Y su mujer… ni siquiera se molestó en quitarme la mano de la minga. ¡Siguió cascándomela, mientras él nos miraba por debajo de la mesa! Adivina lo que hizo entonces… ¡va y se pone a explicar que la excitación sexual produce el corte de digestión! Te lo juro, Alf, es la pura verdad. No pude quedarme ahí escuchándolo y dejar a la ja de su mujer tocarme… La hice detenerse. Luego, cuando acabó la cena, me preguntó si iba a pasar la noche allí. Te lo aseguro, Alf, ese cabrón está como una chota.»

«¿Y qué? ¿Te quedaste?»

«Y una leche. ¿Qué clase de polvo hubiera sido? La Virgen, si te vas  a tirar a la esposa de un tipo, no quieres que coja y te la ofrezca, como un puro después de cenar… de ese modo eres tú el que pareces idiota y no él, como debería ser… Tal vez ese gilipollas no sean tan meningítico como parece…»

Opus Pistorum, Henry Miller.

[email_link]

Sobre el Autor

Julio

La idea de este blog nació de la pasión por escribir y compartir con otros mis ideas. Me interesa la escritura creativa y la literatura en general, pero también la web 2.0, la educación, la sexualidad... Mi intención, en definitiva, es dar rienda suelta a mis pasiones y conocer las de otros; las tuyas. ¡Un saludo!

11 Comentarios

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Copyright ©  La ciudad creativa