Y si la mayoría fuéramos hombres

Bangladés

Los investigadores suelen hablar de las mujeres que faltan en Asia como una consecuencia de la tradición a favor de los varones. «El desequilibrio es una consecuencia del progreso económico, no de las tradiciones retrógradas», asegura Mara Hvistendhal.

Países como India y China, viendo las poblaciones pequeñas como el camino para el desarrollo económico, motivan (o fuerzan) la baja natalidad. Las parejas tienen pocos hijos y, en muchos casos, hacen cualquier cosa para asegurarse de que son varones.

Cualquier cosa significa abortos selectivos a escala masiva, ayudados por tecnología médica que puede detectar el sexo fetal a las 20 semanas de gestación. Las personas con acceso fácil a la sanidad lideran la demanda. Quieren varones y los tienen, modificando el ratio de 105 varones por cada 100 mujeres en los nacimientos hasta 112 en India y 121 en China.

¿Cómo se ha convertido el aborto en un método penetrante en Asia? Mara Hvistendahl, en Unnatural Selection, habla de activistas occidentales de control de la población durante la era de la Guerra Fría que trabajaban para organizaciones como la U.N. Population Fund. Veían el aborto como una forma de control de la población en el mundo desarrollado. Con horror, esos países con grandes poblaciones sufrirían inestabilidad económica y caerían presa del comunismo.

Así, en especial oficiales de los Estados Unidos presionaron a los gobiernos asiáticos para liberalizar las leyes del aborto. Estos países crearon métodos de control de la población y lo hicieron a cambio de ayuda, y las tasas de natalidad cayeron, pero las mujeres que habían tenido un aborto en nombre del control de la población encontraron otro uso para el procedimiento. Combinado con las rápidas comprobaciones de ultrasonido para el sexo del feto, el aborto podría acabar con las niñas no deseadas.

¿Y entonces qué?, se pregunta la autora. Si las parejas prefieren niños, ¿cuál será el efecto en nuestra sociedad?

a) Muchos hombres, que no pueden encontrar mujeres, buscan sexo y compañía en burdeles.

b) Pagan a traficantes para que secuestren novias. En los últimos años, cientos de mujeres de Vietnam han sido producto del contrabando para trabajar como prostitutas o ser vendidas para matrimonios en China.

Vietnam también provee una fuente de novias por correo electrónico para solteros en Taiwan y Corea del Sur. En la India, la autora apunta que las grandes tasas de asesinatos no son encontradas en las regiones más pobres pero sí en aquellas con las mayores desequilibrios de proporciones de sexo.

Advierte también que las mujeres comenzarán a desaparecer de otras regiones según se extienda la clase social media. Al mismo tiempo, los demógrafos ven desequilibrios en Albania y los Cáucasos. Las nuevas tecnologías han logrado que la elección del sexo sea posible antes del embarazo, haciendo a las parejas someterse a la fertilización in vitro para elegir el sexo mientras controlan las condiciones genéticas. Dice Hvistendhal:

En China, al igual que en California, las madres se han convertido en sus propios eugenistas.

Al final, la totalidad de estas decisiones privadas han creado el problema. Las parejas que quieren niños asumen que otras tendrán niñas y que de alguna manera se alcanzará el equilibrio.

Pero hoy, como su alarmante libro revela, lo natural puede ser fácilmente convertido en contranatural.

Fuente: It’s a boy, Elizabeth Cunningham, TIME.

Imagen: ambdhaka.um.dk.

[email_link]

Sobre el Autor

Julio

La idea de este blog nació de la pasión por escribir y compartir con otros mis ideas. Me interesa la escritura creativa y la literatura en general, pero también la web 2.0, la educación, la sexualidad... Mi intención, en definitiva, es dar rienda suelta a mis pasiones y conocer las de otros; las tuyas. ¡Un saludo!

6 Comentarios

Deja un Comentario
  • Todos los desequilibríos producen cataclismos que equlibran, creo.

    En una ocasión leí que durante las guerras naces más niñas, y lo relacionaban con las violaciones, y con una mayor resistencia de los espermatozoides con cromosoma X. De forma que al ser una relación (la violación) en la que no se buscaba un embarazo, era más probable que fuera alejada de los días más fértiles de la mujer y por tanto la probabilidad de que el espermatozoide que fecundara el óvulo llevara cromosoma X en lugar de Y, por tanto mujer XX.

    No, nunca me molesté en comprobarlo, ni teóricamente, ni mucho menos en la práctica.

    Pero si al final todo(casi) son varones, con tanto nivel de testosterona habrá guerras y con ellas las deplorables violaciones y vuelta al equilibrio…o no.

    Luego está el principio de la película Idiocracia, que no tiene nada que ver con tu entrada, ni con mi comentario…o sí. (jué que día llevo) 🙂

    Salu2

    • No he visto la película así que no te puedo dar una opinión sobre el principio ese. No sé yo si tiene mucho que ver lo de las violaciones, pero me pregunto yo qué pasaría si fuéramos bastante más tios que mujeres por esas calles de la city. Que los pubs estarían llenos de hombres y las playas dejarían de estar adornadas con hermosas sílfides en top less. Pues no me mola. 😀

  • Un equilibrio buscado para un desequilibrio encontrado. Irónico. La naturaleza es sabia, como alude Markos, o esperemos verlo.

        Con horror, esos países con grandes poblaciones sufrirían inestabilidad económica y caían presa del comunismo.

    Horror, un calificativo algo exagerado para algo tan falto de humanidad como la economía, ¿qué tal «desgracia»?, y otra, ¿soy yo o no concuerdan los tiempos verbales? Me suena raruno.

    Al trapo:

        a) Muchos hombres, que no pueden encontrar mujeres, buscan sexo y compañía en burdeles.

    No hace falta de ningún desequilibrio estructural para que se presente esta situación, lo siento chicas pero esta vez no hay vuelta de hoja: ellas ya allanan suficientemente el camino. Lo digo por la experiencia de mis amigos, lo de los puticlús, lo juro. 🙂

        b) Pagan a traficantes para que secuestren novias. En los últimos años, cientos de mujeres de Vietnam han sido producto del contrabando para trabajar como prostitutas o ser vendidas para matrimonios en China.

    Secuestro, trata de blancas, repelús elevado al cuadrado, me pongo malo de pensarlo.

        Vietnam también provee una fuente de novias por correo electrónico…

    ¡Y Rusia!

    No sé cual será el efecto en la sociedad, probablemente ya lo estamos viviendo pero, si tengo que elegir entre niño o niña, no lo sé, tengo dos argumentos muy válidos:

    Primero. Si es niño, cuando sea mayor traerá a la novia en shorts a casa.
    Segundo. Si es niña, cuando sea mayor traerá a las amigas en shorts a casa.

    Siento ser tan guarrete, ahí soy yo el que allana el camino. 🙂 [empatía=off]

    • Te has vuelto muy académico últimamente, my friend. Qué tiene de malo horror? Jaja. Bueno, hay una frase en la que me chirrían los verbos, no sé si será esa que dices. Tendrían que estar los dos en condicional, ahora cambio eso que a mí me suena muy mal.

      Claro, todo mundo va al puticlú menos tú, no. A mí me gusta Puticlub, el del jueves, con su cura y todo, oyes.

      El caso es que vengan en shorts. Pues hoy estaba en la biblioteca de mi city y había en la escalera una chica con un colgante y un pedazo de escote y un chaval de unos 20 años y ella decía que si era muy chulo y creo que el chaval intentaba mirar al colgante y le decía que sí, que era bonito y tal, y le imagino contándole a los amigos «la Montse poniéndome enfermo» (porque ella tenía cara de Montse) . Para mí que ella le estaba enseñando las tetas y jugando con él, o era yo el que miraba las tetas. Tampoco me acuerdo. Saqué un libro de Palahniuk. 😀

  • Hombre!, pues aca es al revés, ya que en mi país somos como 5 mujeres por cada hombre. («Genial», dicen los seres de tripié que radican por estos lares) pero aca entre nos, no es por malhablar de mis compatriotas masculinos, pero de los 5, 1 ya de seguro es gay o está en proceso de serlo, otro resulta ser machista y misógino con todo y su rango de etecés, quedan tres que puede que estén de buen ver o igual no, pero de esos 3 ya dos están casados o comprometidos, chales.. queda uno, el eterno soltero metrosexual que no se decide y no se deja agarrar hasta que llega a los 50, una edad en donde puede que no le ofrezca a su elegida una placentera y saludable vida sexual entre otras cosas.
    Y ya hasta ahí llegamos, yo no sé en otros lugares del mundo pero comprenderán de el porqué el indice de lesbianismo esta in crescento a paso acelerado por estos mis terruños.
    Besos tocayo, ahí te aviso para tus estadísticas si me cambio de bando y me hago lesbiana. jajaja..
    Buen post, muy cultivante. 🙂

    • ¡Hola Julia! Ah, pues no sé si irme para allá en un momento de vacío en mi cama, ya sabes, entonces van a cambiar Cuba y Thailandia por México como destino sexual de viaje, no chingues, esa información es vital jajaja. Bueno, yo no soy metrosexual pero tampoco gay, no tengo 50 y de compromiso nada, digo yo que entonces soy un especimen raro de esos de laboratorio. Bueno, vale, pero lo de la vida placentera a los 50, mira, hay muchas treintañeras que salen con cincuentones y tienen una buena vida sexual, me niego a aceptar el mito porque me quedan 12 años para comprobarlo, ya te contaré jaja. Siempre puedes dedicarte al lesbianismo como afición pero a lo hetero como condición. Ok, avísame pero despacio que estas cosas me afectan mucho, luego que te pases al otro bando ya no me quedan mujeres atractivas en mi imaginario. 😀

      Un besote, tocaya. 😀

Responder a Julio Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Copyright ©  La ciudad creativa