Berlusconi y el cangrejo aferrado a la piedra

En 2009, publiqué unas palabras del semiólogo y escritor Umberto Eco, una inteligencia como pocas hay entre los intelectuales europeos. Más que El nombre de la rosa, para mí Eco es Signo. Un fragmento de su breve ensayo:

Una televisión controlada por el poder no debe necesariamente censurar las noticias. Naturalmente, por parte de los esclavos del poder no faltan tampoco tentativas de censura, como una muy reciente (afortunadamente ex post, como dicen quienes dicen un momentín y pool position), por la que se juzgó inadmisible que en un programa televisivo se pudiera hablar mal del jefe del Gobierno (olvidando que en un régimen democrático se puede y se debe hablar mal del jefe del Gobierno; en caso contrario, nos hallamos en un régimen dictatorial). Pero se trata sólo de los casos más visibles (y, si no fueran trágicos, risibles).

El problema es que se puede instaurar un régimen mediático en positivo, con la apariencia de decirlo todo. Basta saber cómo decirlo. Y si ninguna televisión dijera lo que piensa Fassino [líder de la oposición], acerca de la ley tal de cual, entre los espectadores nacería la sospecha de que la televisión oculta algo, porque se sabe que en alguna parte hay una oposición. La televisión de un régimen mediático usa en cambio ese artificio retórico que se llama “concesión”.

Berlusconi se aferra al poder como un cangrejo a una piedra. Sabe que perderá su protección judicial -gracias a las leyes creadas para sí mismo- en cuanto abandone la presidencia, y además sabe que diecisiete años después encaja perfectamente en ese eufemismo llamado «cadáver político». Si quieres leer el «truco de las televisiones» que desmenuza Eco atacando el control mediático del bufón italiano, puedes leer Berlusconi Revisited completo.

[email_link]

Sobre el Autor

Julio

La idea de este blog nació de la pasión por escribir y compartir con otros mis ideas. Me interesa la escritura creativa y la literatura en general, pero también la web 2.0, la educación, la sexualidad... Mi intención, en definitiva, es dar rienda suelta a mis pasiones y conocer las de otros; las tuyas. ¡Un saludo!

4 Comentarios

Deja un Comentario
  • Efectivamente una mentira interesada queda mucho mejor disimulada entre dos verdades dirigidas…Así funcionan los medios de comunicación fieles al amo que les paga 😛
    De todos modos Berlusconi ya está en la fase de cura viejo «ni jode (por mucho que alardee), ni deja joder». Ahora vendrá otro y hará lo mismo y habrá que inventar nuevos insultos. Lástima que el bufón millonario se aleje del primer plano, con lo fácil y socorrido es hacer un chiste a su costa.
    Salu2

    • Berlusconi es para chotearse de él en la cara. Ahora resulta que siendo un país de turismo y en su momento construcción, teníamos mejor economía que Italia porque si no, no entiendo por qué ellos están como están y nosotros no. Con Berlusconi por lo visto han crecido prácticamente nada, es decir, el Silvio salvo para sí mismo y sus empresas, lo que es para el país poquito ha trabajado. También es que Italia tiene un marco político complejo, como sus dialectos. En fin, un abrazo y buen finde. 😀

  • Querido Julio: hace días que no visito la ciudad…sigo (sin querer quejarme) con problemillas personales y demás y apenas tengo tiempo… me parece muy interesante lo que dice Eco, me lo apunto. Besos

    • Estoy aquí para cuando puedas, tú primero lo súper importante, luego lo importante, luego lo que tú quieras hacer, que siempre se te espera. 😀

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Copyright ©  La ciudad creativa