¿El amor en la red está infravalorado?

¿Ligar por Internet posee menos prestigio? Las redes sociales, ya sean creadas con el objetivo de facilitar el ligue -Meetic, Badoo, etc.- o como herramienta para compartir contenidos y, «ya que pasábamos por aqui», buscar pareja -Facebook, Twitter, etc.- son cada vez más usadas para estos fines. Sin embargo, al mismo tiempo que se han ido introduciendo en nuestras vidas -aunque considero más útil Twitter que Facebook, es cierto que Facebook está claramente orientado a las relaciones sociales-, no parece que haya desaparecido de la sociedad ese estigma que dice que: conocer a alguien por Internet es cutre, de segunda división, para gente desesperada o carente de habilidades sociales, y que se refugia por tanto detrás de un teclado. Es curioso cómo se recalca el adjetivo, sociales, y sin embargo este mismo rasgo las desvirtúa. ¿Hay algo más social que ligar?

En mi círculo de amistades, si alguien reconociera abiertamente que su pareja la conoció a través de la red, aparecerían comentarios sarcásticos en cuestión de segundos. En el fondo, considero que es una falta de adaptación a la realidad: Internet es una parte fundamental, lamentablemente, de nuestras vidas -y dejo para otro día el lamentablemente-; o, tal vez, el quedarse anclado en unos parámetros de actuación sociales. Conocer a una chica por Facebook debería ser tan cutre o antisofisticado que hacerlo a las cuatro de la mañana y borrachos como cubas. Si una cosa no lo es, la otra tampoco; y si lo son, lo son ambas. Otro debate sería si se puede conocer a alguien a través de las redes sociales, da igual cual.

Mi opinión es que no es difícil crearse un personaje detrás de un teclado; se tiene más tiempo para responder, meditar con cuidado lo que se quiere decir, y por otro lado se tiene más tiempo para, precisamente, ir conociendo poco a poco a nuestro objetivo. Otra cosa bien diferente es, si me preguntaran lo ideal: yo diría que el intervalo durante el cual se teclea de forma compulsiva debería ser corto, porque no hay nada comparable a estar frente a quien se desea conocer. Es decir: el práctico punto medio de las cosas. Las charlas demasiado largas terminan por agotar a cualquiera. A título personal, tengo una norma que puedo incumplir mañana mismo, ¡ojo!: tengo siempre el chat de Facebook desconectado. Cosas de no tener tanto tiempo, aunque ya digo que a partir de cualquier día cambio de idea.

A modo de ilustración, te dejo este gráfico sobre el comportamiento de los usuarios en cuanto a sus estados -pareja, soltero, una relación complicada, etc.- de Facebook. Es bastante interesante comprobar cómo se cambian los estados según las fechas y algunas curiosidades más.

Ilustración de Facebook: http://www.worldwidelearn.com/education-articles/facebook-love-life.html.

Y tú, querido y paciente lector, ¿piensas que conocer a alguien a través de las redes sociales -ya sea con la intención de ligar y pasar un buen rato, de encontrar una relación estable o la variante que se desee- estigmatiza a quien lo cuenta? O, por el contrario, ¿te parece que vivimos en otros tiempos y que se debería considerar tan natural como la fórmula tradicional? Tal vez encuentras que habría que añadir el matiz de la red social desde la que se haga: que Meetic, Badoo, Facebook, Twitter, etc. tienen cada uno su perfil particular, y que unos están más aceptados socialmente y otros son inevitablemente horteras. ¿Tienes alguna opinión al respecto? ¡Me encantaría conocerla! 😀

[email_link]

Sobre el Autor

Julio

La idea de este blog nació de la pasión por escribir y compartir con otros mis ideas. Me interesa la escritura creativa y la literatura en general, pero también la web 2.0, la educación, la sexualidad... Mi intención, en definitiva, es dar rienda suelta a mis pasiones y conocer las de otros; las tuyas. ¡Un saludo!

5 Comentarios

Deja un Comentario
  • Pues yo creo que en el último párrafo está la clave, no en Internet, sino «en donde» de Internet. En la Vida en 3D, conocer alguien en un bar está bien y conocerlo, pongo por caso, en un crucero de solteros «es cutre, desesperado»… o como lo quieras llamar. En Internet un poco lo mismo, facebook, twitter… es el bar, es conocer a alguien por casualidad. Meetic, Baadoo es el crucero de singles.

    (Dicho lo cual, me parece que cada vez hay menos prejuicios y resistencias con las páginas de buscar pareja en la Red. Antes todo el mundo lo ocultaba y ahora la mayoría de la gente que las usa lo admite sin problemas)

    • Un buen punto de vista. Hay mucha gente que está de acuerdo; con matices, el amor aparece cuando le da la gana y, casualmente, cuando no se le busca. Pienso. Un beso. 😀

  • Como respuesta a tu pregunta en el título: Sí.

    Ahora, a ese sí se le pueden añadir millones de matices.

    Imagino que influye el sitio web donde conoces a la otra persona, porque cada sitio de esos tiene su fama. O su mala fama. Que al final todo son prejuicios, eso por supuesto.

    Hace poco me enteré que una persona a la que tenía en gran aprecio estaba en Badoo. Y bueno, tal como se me podía haber caído un mito, entendí, más bien, que somos de carne y hueso. Punto. No por estar en según qué sitio vas a ser de una u otra forma. En fin. (Que conste que eso último lo empiezo a asimilar poco a poco ahora).

    Por mi parte, prefiero conocer a la gente «en persona», claro que tendría la misma opinión de quien se conoce borracho en una discoteca que aquellos que usan el… Meetic (por poner un ejemplo y si hay que comparar).

    Lo que no quita que haya conocido personas a través de Internet, ya no solo hablando de pareja, sino amistades. (A través del blog, lo que para mí es un buen filtro, ¿no?) Y es que también, de las llamadas redes «sociales», no uso ya ninguna. 😮 ¡Así soy de antisocial! Jajajaja

    Bueno, que me enrollo. 🙂

Responder a Julio Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Copyright ©  La ciudad creativa