La escritura como sufrimiento

Escribir da pavor

Escribir da pavor

Se tiende a asociar la escritura con aspectos maravillosos. El resultado, el libro publicado, los lectores que disfrutan leyéndolo. Tal vez porque los escritores somos unos egocéntricos, grosso modo, nos gusta describir la terrible tortura que supone el reto de la escritura. Porque, como somos conscientes de esa diferencia entre escribir bien y el arte, esa diferencia sutil pero angustiosa, que decía Truman Capote, nos preocupamos tal vez en exceso… o puede que ese proceso de escritura que no parece acabar ni cuando se publica el libro sea infinito y, por lo tanto, permanece el instinto alerta.

Veamos, entonces, qué opinan otros escritores sobre lo que supone para ellos escribir, desde este lado angustioso, genios como Conrad, Thomas Mann, Vargas LLosa o Philip Roth, que nos habla de su rutina como escritor.

«Escribir es una tortura». Joseph Conrad.

«Escritor es aquel a quien escribir le cuesta más que a los demás». Thomas Mann.

«[Al iniciar la escritura de un proyecto de ficción] es horrible, es como sentarse en la silla eléctrica. Es una sensación de una enorme.. El escritorio me produce una repugnancia espantosa. Es muy desagradable. Me doy cuenta de que estoy inventando pretextos para demorar el momento fatal de ir a sentarse ahí y enfrentarse a eso». Mario Vargas Llosa.

«Pongo del revés las frases. En eso consiste mi vida. Escribo una frase y, después, le doy la vuelta. Luego, la miro y la vuelvo a poner del revés. A continuación, como. Seguidamente, vuelvo y escribo otra frase. Luego, me tomo un té y doy una vuelta a la nueva frase. Después, leo las dos frases y les doy la vuelta. Luego, me tumbo en el sofá y pienso. A continuación, me levanto, las tiro a la papelera y comienzo desde el principio. Y, si dejo esta rutina durante un día, me desespero de aburrimiento y por cierta sensación de pérdida de tiempo«. Philip Roth.

Estos fragmentos demuestran que, tal vez, los escritores desean, por una parte, dar a conocer el esfuerzo de voluntad y emocional que supone escribir y, por otra, que la escritura no deja de ser una forma de realización personal y que nos enfrenta a nuestros miedos, ya sea como escritores, ya sea como lectores. ¿Consideras que el trabajo de la escritura o la lectura conlleva una parte o una gran parte de dolor, de enfrentarnos a nuestros miedos?

Imagen: http://pekoeblaze.wordpress.com/2013/05/02/some-tips-and-tricks-for-writing-good-horror-fiction/

[email_link]

Sobre el Autor

Julio

La idea de este blog nació de la pasión por escribir y compartir con otros mis ideas. Me interesa la escritura creativa y la literatura en general, pero también la web 2.0, la educación, la sexualidad... Mi intención, en definitiva, es dar rienda suelta a mis pasiones y conocer las de otros; las tuyas. ¡Un saludo!

7 Comentarios

Deja un Comentario
  • Hola Julio.
    Cuando actúo como lector no sufro, salvo que los personajes de la historia sufran.
    Cuando actúo como escritor , escribiendo, tampoco sufro (exceptuando mi relato Libido Eterna -consecuencia del proyecto Esperpento- donde parte del relato nace desde la ruptura ‘sentimental’ con una mujer liberal) En los otros proyectos que he escrito lo que ha costado es encontrar el momento de escribir y su lucidez.
    Pese a todo entiendo que el acto de escribir puede ser doloroso, aunque , en mi caso, solo ha sido doloroso una vez.

    ¿Qué dices de tu novela?
    ¿Fue dolorosa escribirla?

    • ¡Hola Alberto! Pues mira, cuando escribí A través del espejo (es una colección de 12 relatos) fue un proceso. Hay muchas cosas por medio: responsabilidad, ganas de que tenga calidad literaria, frustraciones y desengaños porque cuando vuelves a leer el manuscrito días o semanas después, encuentras defectos formales o simples errores de tecleo… Cuando estás inserto en la historia estás concentrado y tal, pero el proceso externo es agobiante y estresante, eso desde luego. Un abrazo. 😀

  • Gracias por mostrar mi dibujo 🙂

    tu artículo es muy bueno 🙂 escribir y dibujar sin duda, puede ser muy intensa. De hecho, si la historia provoca emociones en su cuando estés escribiendo o dibujo, a continuación, va a ser mucho mejor que si no lo hace.

    (Aunque he tenido que usar una traducción internet sitio para leer su artículo y escribir este comentario, por lo tanto, les pido disculpas si la gramática es incorrecta)

    • Hey! Thanks for coming! Your picture was very nice, i found it googling, and it was perfect for my post.

      Well, i agree with you, writing, and painting, could be an intense experiencie.

      Keep on your nice illustrations and have a nice day. Pleased to meet you! 😀

      Julio.

      • Thanks again 🙂 It goes really well with your post.

        Definitely – I’ve always found that most of my best drawings, comics and stories have been quite intense to make.

        Have a great day too 🙂

  • Para mi el mayor sufrimiento es releer y corregir lo ya escrito. Enfrentarte como crítico de tus propias letras es tortuoso «No, esto no está bien.» «Esto lo cambio» «Esto no me gusta» «En realidad quiero proyectar…que…qué horror». Siempre te queda un sabor agridulce. Es complicado el momento en el que decides dejar de autocorregirte y darlo por acabado, que no por bueno.
    Abrazote

    • Sí, en efecto. La corrección es bastante desagradable. Sin embargo, el propio Vargas Llosa -cada escritor es un mundo, como cada persona- comentaba que él disfrutaba de la corrección, que era su parte favorita.

      De masoquistas está lleno el mundo. Un abrazo. 😀

Responder a Markos Arroyo Cancel Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Copyright ©  La ciudad creativa