Superar el bloqueo del escritor

¿El bloqueo del escritor es dramático?

¿El bloqueo del escritor es dramático?

Conviene no asustarse ante el bloqueo, es algo muy común en los escritores. Proponemos dos «remedios» que pueden ayudar a superarlo. El primero es el llamado ESCRITURA AUTOMÁTICA, y que es bueno practicar de cuando en cuando, ya que sirve para desatar la imaginación y desatascarnos. Es un método de la escritora Dorothea Brand, quien escribió un libro en 1934, Convertirse en escritor, en el que describía este método para sacar las ideas de la cabeza: la escritura automática.

Tiempo: al menos media hora o más.

Lugar: Escoger uno tranquilo, en el que puedan estar solos.

Un bolígrafo o lápiz y muchas hojas en blanco.

Se trata de escribir, a mano, durante al menos 30 minutos, dejando absoluta libertad a la mente. Es decir, empezar a escribir todo lo que se os pase por la cabeza. No hay que preocuparse por escribir frases bonitas, ni siquiera correctas gramaticalmente, o que tengan sentido… hay que liberar la mente y escribir sin parar. Aunque sólo salgan listas inconexas de palabras. Es imprescindible trabajar durante al menos 30 minutos, porque el cerebro, los primeros diez minutos, todavía está «controlando» (y aparecerán pensamientos negativos como «no sé que escribir», «no se me ocurre nada» o sobre tus problemas o preocupaciones personales «mañana tengo que hacer el informe y no sé si me dará tiempo»).

No obstante, según avance el tiempo, vuestro cerebro irá desconectando, liberándose, y las asociaciones de palabras o de frases serán verdaderamente surrealistas y sugerentes (cosas como «mano vacía pincha fieltro sin casa caen relámpagos todo suena a molino cruje algo llueven violetas un hombre pasea…»). Después leed lo que habéis escrito y recoged todo aquello que resulte sugerente o inspirador: puede ser una palabra, varias palabras juntas, una frase… Es un método «desatascador», que muchos escritores profesionales usan cuando se bloquean. Pruébenlo, seguramente os sorprenderá su resultado. Normalmente el bloqueo surge porque tenemos asumida la idea de que sólo podemos escribir cuando llega «la inspiración». Y esto no es cierto. Muchos grandes escritores (Nabokov, por ejemplo) escribían y escriben de 8 a 3, como un trabajo normal. Y este es el segundo método, que se deriva del primeo: ser constantes. Cada día, escribir.

Picasso, considerado un genio, solía decir que «el arte es un 1% de inspiración y un 99% de transpiración»: es decir, el sudor ‐el trabajo‐ es lo realmente esencial en la creación artística. También Ernest Hemingway decía «Cuando llegue la musa, que te encuentre trabajando». Es escribiendo cuando nos surgen las ideas, las mejores ideas. Debemos acostumbrarnos a tomar el escribir como una tarea que requiere paciencia y, sobre todo, constancia. Lo importante es escribir, cada día si es posible. Escribir un relato, un poema, un diario íntimo, una carta… pero escribir con constancia. Así es como, finalmente, asumimos que la inspiración no existe, que todo sale del trabajo, de las ganas y las horas que le dedicamos, y así es como el temido «bloqueo» puede quedar atrás de forma definitiva. ¡Lo conseguiremos!

Fuente: escribocreativo.com

[email_link]

Sobre el Autor

Julio

La idea de este blog nació de la pasión por escribir y compartir con otros mis ideas. Me interesa la escritura creativa y la literatura en general, pero también la web 2.0, la educación, la sexualidad... Mi intención, en definitiva, es dar rienda suelta a mis pasiones y conocer las de otros; las tuyas. ¡Un saludo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Copyright ©  La ciudad creativa