La felicidad contenida en una cita

Me parece muy gracioso que encuentres por todas partes -¿serendipia?- este consejo. Lo encuentras repetido con diferentes fábulas, versiones distintas, pero casi todas dicen algo semejante. Las hay de todo tipo, claro: sobre la felicidad, sobre el amor, sobre ser tú mismo, sobre soñar, sobre trabajar duro y conseguir tus objetivos… Elijo este tema de la felicidad, porque habla del azar como elemento clave para ser feliz:

La felicidad/amor/equivalente es como una mariposa:
si vas a por ella huirá de ti
si te sientas, puede que decida posarse a tu lado.

Lo que no me gusta de este tipo de frases es que revelan cierta inactividad o esfuerzo para conseguir tus objetivos. ¿Te atrae una mujer y te quedas sentado esperando a ver si a “la atracción” le da por aparecer?
Mejor no esperar por nadie e intentar mover el culo. Mientras te quedas sentado ahí están un montón de tarados intentando seducirla, cuando sabes que lo que tú puedes ofrecer no lo tiene nadie más. Y que el concepto de “competencia” es una fantasía: ¿con quién vas a “competir”? Solo compites si participas en el concurso. No participas y listo. Quiero decir: no te compares. Si vas a la raíz del asunto, verás que no tiene ningún sentido el simple hecho de planteártelo.

Lo de tarados lo digo conscientemente: ahora, en una edad más madura, entiendo eso de que parte de la humanidad es estúpida (el porcentaje aún me genera dudas, pero va en aumento). Si lo analizamos tranquilamente, sé que suena incorrecto, encontramos ejemplos. Veamos: políticos, líderes sociales… Ah, ahora que ya sabes que no estás en el grupo de los estúpidos empiezas a estar de acuerdo conmigo. Bueno, en España, mi país, hay comunidades enteras votando a políticos que han sido acusados de graves casos de corrupción. Con sentencias. A mucha gente le da igual. Les sigue votando en masa. Otro ejemplo: la gente egoísta, donde sus prioridades van primero en todos los casos. En algunos tiene sentido, pero ¿en todos? ¿Siempre buscan su beneficio? El gen egoísta. Tristemene, en esta sociedad parten con ventaja. Suena duro, pero es una realidad palpable. Tú sabes de lo que hablo… a lo mejor eres de las personas que lo practica.

La realidad es que todos tenemos buenos sentimientos -salvo quizás los psicópatas y asesinos en serie-, pero la lista de gente que me rodea que insertaría en el conjunto de “buena gente” o “gente con valores” es muy, muy escasa.

Voy a empezar una campaña anti-frasecitas. Luego están las que no dijeron esos que dicen que dijeron, pero que pululan por la red. Frases de Einstein, Paulo Cohelo, Madame Curie, Vargas Llosa, Poe o Chomsky que nunca salió de sus bocas, pero se les atribuye.

Hace una mañana maravillosa y voy a empaparme de la luz del día, que me bañe por completo. Carnaval, carnaval.

Sobre el Autor

Julio

La idea de este blog nació de la pasión por escribir y compartir con otros mis ideas. Me interesa la escritura creativa y la literatura en general, pero también la web 2.0, la educación, la sexualidad... Mi intención, en definitiva, es dar rienda suelta a mis pasiones y conocer las de otros; las tuyas. ¡Un saludo!

2 Comentarios

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Copyright ©  La ciudad creativa